Category: Lugares encantados.


El Hotel Sheraton Gunter, construido en 1909, albergó a muchas celebridades de Hollywood y presidentes, pero también fue el lugar de un trágico suceso que parece ser el origen de las actividades sobrenaturales. Susurros fantasmales y ruidos inexplicables, las puertas se abren y cierran por sí solas, las luces se encienden y se pagan solas o sombras oscuras a media noche…, estos son solo algunos de los fenómenos inexplicables que tienen que hacer frente tanto empleados como huéspedes.

hotel-sheraton-gunter-habitacion-636

En febrero de 1965, un enigmático hombre alto de unos 30 años de edad se registró en el hotel con el nombre “Albert Knox”, solicitando previamente la habitación 636. Nadie sabía nada acerca de este hombre, lo único que se conocía era que entraba y salía del hotel acompañado de una atractiva rubia de también 30 años. En la mañana del 08 de febrero, el destino del Sr. Knox y del hotel cambio drásticamente. La trabajadora de limpieza, Maria Luisa Guerra, se dirigió a la habitación 636 para hacer una revisión final antes de que terminara su turno. El cartel de “No molestar” estaba colocado en la puerta, pero Maria pensó que los ocupantes de la habitación habían olvidado quitarlo y abrió la puerta.

Lo primero que vio Maria fue un hombre alto de pie sobre la cama empapada de sangre. Maria comenzó a gritar, pero el hombre le puso un dedo en sus labios indicándole que se callara. El enigmático huésped recogió unas hojas, y salió corriendo de la habitación por la escalera de incendios.

Cuando llegó la policía, estos encontraron botellas vacías de vino, aceitunas, queso y pequeñas huellas de sangre. También descubrieron mechones de pelo rubio, medias de nailon y ropa interior de mujer. Por último, pero no menos importante, una agujero de bala del calibre 22 en la cama y otra alojada en la pared cerca de una silla ensangrentada. Los rastros de sangre indicaban que el asesino había accedido varias veces al baño por razones desconocidas. Pero los detectives creían que el asesino había diseccionado el cuerpo de la víctima en la bañera antes de que Maria entrara en la habitación.

descarga

Los investigadores descubrieron que el enigmático hombre alto se había registrado con un nombre falso. Finalmente fue localizado en otro hotel, el St. Anthony, registrado en la habitación 536 con otro nombre falso (Al parecer, había solicitado la habitación 636, pero estaba ocupada). Cuando los agentes se disponían a entrar en la habitación, sonó un disparo desde el interior. Por desgracia, el sospechoso se había pegado un tiro en la sien tan sólo unos segundos antes de que la policía entrara.

La autopsia posterior detalló que las huellas dactilares del sospechoso coincidían con las del hombre alto que vio Maria en la habitación 636 del Hotel Sheraton Gunter. La policía también encontró una camisa blanca que había sido lavada en un esfuerzo para eliminar las aparentes manchas de sangre. A día de hoy, el cuerpo de la mujer rubia no ha sido encontrado y nadie informó en esa época la desaparición de ninguna mujer rubia. El caso sigue abierto.

Pero en un extraño giro del destino, el gerente del hotel recibió recientemente un extraño sobre sin remitente en el correo. El sobre estaba dirigido al Hotel Sheraton Gunter con el antiguo código postal utilizado en 1965. En el interior del sobre había una antigua llave de la habitación 636. Y este no es el único misterio que envuelve al hotel, el personal del hotel y los huéspedes han informado sobre extraños ruidos y avistamientos de una aparición femenina en la sexta planta, justo donde estuvo la habitación 636

Muchas de las manifestaciones fantasmales parecen centrarse en la habitación 636, el lugar donde tuvo lugar el atroz asesinato que sigue sin resolverse hasta día de hoy. Después de la limpieza de la escena del crimen, la gerencia del hotel decidió dividir la sala en dos salas más pequeñas y crear una suite. Una puerta compartida conecta las habitaciones 635 y 636, perfecto para los huéspedes con niños. Los vigilantes nocturnos han afirmado ver una mujer con atuendo fantasmal caminando por los pasillos cerca de la habitación 636. Los clientes se han quejado de fuertes ruidos y golpes de origen desconocido.

Junto con el fantasma de la mujer de la habitación 636 hay otros visitantes fantasmales en el Hotel Sheraton Gunter. En 1990, una aparición que se materializó en una habitación aterrorizó a una empleada del hotel. La trabajadora había entrado en la habitación para prepararla para el siguiente huésped cuando vio una anciana de pie en medio de la sala, con los brazos extendidos. La limpiadora se fue rápidamente, cerrando la puerta detrás de ella. Ella dijo que nunca se recuperó de la experiencia y todavía siente escalofríos cada vez que recuerda el día en que vio a la anciana en la habitación.

Ese mismo año, los trabajadores del hotel decidieron hacerse unas fotografías durante la fiesta de Navidad. Una vez que acabaron de hacerse las fotos, uno de los trabajadores vio una figura humana sin explicación en cada fotografía. Otras experiencias paranormales incluyen voces fantasmas y sombras misteriosas que se han llegado a ver en las inmediaciones de la habitación 436.

Psíquicos que han estado investigando los fenómenos sobrenaturales en el hotel, llegaron a identificar dos espíritus femeninos. Uno se llama “Ingrid”, una mujer que murió a principios del siglo XX. Muchos trabajadores creen que este espíritu femenino es la aparición fantasmal de pelo oscuro que ha sido avistado en todo el hotel, deslizándose en silencio por los pasillos, dentro y fuera de las habitaciones. El otro espíritu se llama “Peggy”, y ella fue una mujer de la época de 1920, que se encuentra perdida en el hotel.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

El Bosque Encantado de Hoia-Baciu en Transilvania.

Aparte de los vampiros, en el corazón de Transilvania también hay un misterioso bosque místico. Ovnis, tiempo perdido, extrañas sombras, misteriosas quemaduras, la sensación de sentirse observado, personas desaparecidas, susurros en mitad de la noche, son algunas de las razones por las que le bosque de Hoia-Baciu en Rumanía es conocido como “El triángulo de las Bermudas de Transilvania”.

Bosques4

En lo profundo de Rumanía se encuentra la ciudad de Cluj-Napoca, la segunda ciudad más poblada del país. La antigua ciudad Cluj-Napoca, considerada la capital de la provincia histórica de Transilvania, está rodeada de grandes bosques y una enorme belleza natural, lo que permite a los lugareños disfrutar de su entorno natural, a excepción de un bosque, el Hoia-Baciu. Desde tiempos inmemorables, los lugareños han tenido un miedo al bosque de Hoia-Baciu, creyendo que es una puerta entre diferentes dimensiones.

Esta creencia dio paso a una gran cantidad de mitos y leyendas que se han transmitido de generación en generación. Son muchos los que piensan que una vez que entras, el ​​bosque despierta los más profundos miedos subconscientes del hombre.

Los valientes que se atreven a entrar en el bosque afirman experimentar estados inexplicables de náuseas, una fuerte ansiedad, inusuales dolores de cabeza, o la sensación de sentirse observado mientras avanzan entre los árboles y, en algunas ocasiones, incluso aparición de inexplicables erupciones cutáneas o quemaduras en sus cuerpos. Lo más sorprendente es que estas quemaduras generalmente no se sienten, pero aparece un severo enrojecimiento y, en raras ocasiones, ampollas.

Cualquier persona puede llegar a pensar que todas estas sintomatologías son debido algún tipo de reacción alérgica a ciertas plantas venenosas, pero la realidad es que ni los árboles ni las plantas son inmunes a este tipo de extraños fenómenos, ya que en algunas áreas la vegetación muestra signos de deshidratación, inusuales quemaduras en los tallos y necrosis en las hojas. Hubo también el caso de un pastor y su rebaño de unas 200 ovejas que entraron en el bosque y desaparecieron para siempre. Poco después de este incidente, el bosque fue conocido como “El Triángulo de las Bermudas de Rumanía” o“El Triángulo de las Bermudas de Transilvania”. 

foto1

Otro fenómeno que se experimenta en el bosque Hoia-Baciu es el del fenómeno llamado “tiempo perdido”. Las personas que han accedido en el bosque por un corto tiempo y que han salido han visto como había grupos de rescate en busca de ellos. Para estas personas, habían pasado unas horas, pero para el mundo exterior pasaron varios días.

el bosque Hoia-Baciu tampoco está exento de la aparición de extraños objetos en el cielo. En agosto de 1968, el bosque fue protagonista de uno de los eventos más famosos realcionados con ovnis. A los 45 años de edad, un técnico militar llamado Emil Barnea ignoró las advertencias de los lugareños y entró en el bosque durante un fin de semana, con su mujer y un grupo de amigos. Por la tarde Emil decidó recoger algo de leña para pasar la noche, cuando se vio alertado por los gritos de sus amigos. Rápidamente se dirigió hacia ellos, cuando vio un extraño objeto volando bajo de color blanco brillante y deslizándose en silencio por encima de los árboles. El extraño objeto pasó de moverse lentamente a realizar maniobras  rápidas, antes de salir disparado hacia el cielo. Pero este no fue el primer avistamiento ovni y tampoco el ultimo, ya que durante la década de 1970, Hoia-Baciu se convirtió en el lugar elegido por un gran número de investigadores de ovnis que consiguieron prueba gráficas sorprendentes.

Y en la actualidad, debido a la gran cantidad de extrañas historias, el bosque se ha convertido en un punto muy importante para la investigación paranormal. Formas humanoides, orbes, extraños susurros, arañazos inexplicables o incluso risas fantasmales. Pero por alguna razón sus experiencias tienden a ser diferentes a la de los lugareños que se han atrevido entrar en el peligroso bosque. Se cree que esto es debido a que las intenciones de los investigadores son muy diferentes a la de los lugareños. También, posiblemente, puede ser debido a que estos supuestos investigadores entran en el bosque con el único objetivo de contactar con las fuerzas del mas allá, y son capaces de recoger las respuestas y capturar anomalías con los equipos electrónicos.

Aunque la mayor actividad sobrenatural parece amplificarse en la zona conocida como “El Círculo”. En lo más profundo de Hoia-Baciu, existe un claro circular entre los árboles, donde muchas personas creen que habitan espíritus malignos. Según las leyendas, en este inusual claro existía antiguamente un asentamiento de campesinos, pero hubo una gran masacre por parte de un grupo de asesinos procedentes de otras regiones.

Se dice que en el ataque se cometieron auténticas atrocidades contra los campesinos, causando que sus espíritus continúen estando presentes dañando a todo aquel que se atreve a entrar en la zona. Muchos expertos en lo paranormal han afirmado ver presencias fantasmales en el interior del círculo e incluso algunos dijeron haber sido víctimas de ataques físicos por fuerzas invisibles.

Fantasmas, espíritus, ovnis… Hoia-Baciu parece ser todo un portal a otras dimensiones. Tal vez algo más allá de nuestro mundo reside dentro del bosque. Pero lo que realmente es sorprendente es que estas alteraciones físicas y mentales en el bosque han llevado a la propia ciencia en busca de anomalías magnéticas, fluctuaciones de los campos electromagnéticos o emisiones de infrasonidos.

La primera persona que realizó una verdadera investigación científica sobre el extraño bosque, fue el biólogo Alexandru Sift. Atraído por las increíbles historias relacionadas con el bosque decidió investigar de primera mano las anomalías.

En los años 50 Alexandru hizo varios viajes al bosque, realizando numerosas investigaciones y gran cantidad de fotografías. Afirmó que mientras realizaba las investigaciones en el interior del bosque vio con sus propios ojos extrañas sombras entre los árboles y escuchó misteriosos susurros. Sin embargo, no abandonó su proyecto, consiguiendo fotografiar formas que no debían estar allí, sombras, e incluso lugares en el bosque donde nunca había estado presente. Alexandru nunca consiguió una respuesta para los fenómenos que se estaban dando en el bosque, pero su investigación fue un punto de referencia para todos los futuros investigadores de lo paranormal.

http://www.mundoesotericoparanormal.com

La montaña de Montserrat desde tiempos remotos ha sido considerada un enclave mágico y extraño donde se han producido numerosas desapariciones y avistamientos de OVNI’s.  Desde hace unos 50 años numerosas personas que se adentraron en esta montaña desaparecieron sin dejar rastro. La gente de la zona afirma que las desapariciones de producen casi semanalmente.

face2

Montserrat se encuentra a 50 kilómetros al noroeste de Barcelona entre Anoia, del Bajo Llobregat y del Bages. Tiene una altura de 1.236 metros, 10 kilómetros de largo y 5 de ancho. Está considerada la montaña más significativa de Cataluña y al año entre turistas y escaladores vienen más de dos millones y medio de personas.

Se dice que la montaña por dentro es hueca, albergando en su interior un lago subterráneo. No se ha podido verificar la existencia de este lago de momento ya que el acceso al interior de la montaña es prácticamente imposible y el temor por todas las desapariciones en la zona también ocasiona que muchas personas no quieran ni intentar entrar.

face4

El macizo tiene una extraña morfología, como si estuviera cortado por una sierra gigante. De hecho, la palabra mont significa monte y serrat significa serrado en catalán.

A las faldas de la montaña se encuentra el Monasterio de Montserrat, un centro de peregrinaje y de visita para los turistas que se acercan por la zona. En él se encuentra La Virgen Negra o La Moreneta, la Patrona. Desde 1987 el macizo está protegido como parque natural. En lo alto se encuentra la cima de Sant Jeroni y por toda la cordillera existen numerosas cuevas, la mayoría inaccesibles.

Una especie de magnetismo hace que la gente quede atrapada. Sin ir más lejos, algunos lugares de la montaña llevan al mareo y otros provocan que las personas se pierdan fácilmente.

Las personas que tienen más orientación logran encontrar el camino de vuelta, otros con menos suerte acaban desapareciendo  y sus cuerpos son encontrados años después. En esta montaña existen lugares en los que a simple vista el acceso parece fácil pero a la hora de salir es imposible si no llevas encima un equipo adecuado, incluso para alpinistas y excursionistas experimentados que visitan el lugar diariamente.

La montaña desprende una extraña atracción que hace que te quieras adentrar en ella. Quizá este sea el motivo por el cual algunos desaparecidos podrían haber experimentado esa sensación de atracción pudiendo caer por alguna grieta a las profundidades de Montserrat.

face1

No existen cifras oficiales de cuantas desapariciones se han producido pero se sabe que son decenas y que jamás se han vuelto a encontrar.

-Año 1973: La Guardia Civil encuentra por la zona el cadáver de un joven en un avanzado estado de descomposición. En el bolsillo de su pantalón llevaba un papel con un mensaje escrito donde decía que se estaba preparando para reunirse con el ser supremo. El caso fue calificado como suicidio provocado por causas de temas ufológicos.

-Año 1975: En la noche de Sant Joan desapareció un vecino de Collbató. Después de estar ayudando en la extinción de un incendio desapareció en una zona llana y fácil de andar, donde no había ningún peligro aparente. Durante varios días la Guardia Civil junto con los perros rastreadores trataron de encontrar a este hombre pero nunca más se tuvo noticias de él.

-Año 1980: En el mes de enero desaparece “En Jorba” conocido por ese apodo en el pueblo. Este hombre se encargaba de los guardabarreras del cremallera de Montserrat (el tren que te acerca al Monasterio). Iba acompañado por su perro y no se ha vuelto a saber nada mas de ninguno de ellos. Un mes más tarde de la desaparición de “En Jorba” desaparece una chica de 18 años llamada Gloria cerca de Olesa de Montserrat. Un pastor la encontró más tarde vagando por el bosque y con síntomas de desorientación. Después de ser socorrida la chica se volvió a escapar para adentrarse en el bosque y no volver a ser vista nunca más.

-Año 1985: Desaparece una mujer llamada Amparo Vielda Puig en circunstancias muy extrañas. La mujer desaparecida le había contado a una amiga que durante anteriores excursiones, en sitios donde habían grietas, había sufrido profundos mareos y en una ocasión se sintió atraida irresistiblemente hacia el desconocido reino subterráneo de la montaña. Únicamente se encontró de ella su coche.

-Año 1990: Carlos Teixidor era un aficionado a la ufología que se escapó de su casa y fue encontrado cuando se dirigía camino a Montserrat. Al día siguiente, un 16 de Diciembre, se vuelve a fugar pero esta vez para siempre, ya que su cuerpo es encontrado tres semanas después en el fondo de una sima de la montaña, cerca de la Santa Cova.

-Año 1998: Es el caso más reciente documentado. Un ejecutivo de 38 años desapareció en Agosto de 1998 cuando realizaba una excursión en solitario. Su coche permaneció semanas en el parking del monasterio hasta que la policía lo identificó.

montserrat

Otro caso interesante ocurrió cuando el cuerpo de bomberos de Cerdanyola fue al rescate de un montañero que se había perdido en el macizo. Esta persona había dejado su coche abierto con las llaves puestas y se había adentrado en la montaña.

El helicóptero de búsqueda divisó en una zona de difícil acceso a un hombre haciendo señales de socorro . Pensando que se trataba del hombre desaparecido dieron aviso a los servicios terrestres y fueron a su rescate. La sorpresa fue que este era otro hombre, uno que llevaba perdido tres días en la zona y no encontraba el camino de regreso. Lo curioso es que este hombre que estaba muy débil y nervioso contó a los equipos de rescate que durante los tres infernales días perdido en la montaña había estado durmiendo con “La Mujer Negra”. Cuando los equipos de rescate llegaron al lugar que les había indicado encontraron un cadáver momificado de una mujer que había desaparecido hacía más de tres años.

También una chica francesa de 16 años de edad que realizaba una excursión con el colegio se separó del grupo y desapareció en Montserrat. Los padres se desplazaron inmediatamente hacia el lugar para ayudar con las tareas de búsqueda pero no encontraron nada.

Sin duda alguna Montserrat es un lugar mágico y privilegiado que desprende una energía especial.

Fuente consultada:

http://www.misterioparanormal.com

 

El recinto ubicado en la calle Zaragoza en el centro de Veracruz es un edificio construido en el siglo XVIII, el cual en sus inicios estaba enfocado a ser un hogar para menesterosos, hasta que en el año 1860, tras la invasión de los franceses, éste fue utilizado como hospital y años más tarde con la expulsión de los invasores, se utilizó como nosocomio de mujeres.

Posteriormente, para el 12 de diciembre de 1870 se utilizó como hospicio, recibiendo ancianos, personas con problemas mentales y niños huérfanos; hasta el año 1967 cuando el hospicio cambió de sede y tras una remodelación, en 1969 se anunció en el sitio la apertura del actual Museo de la Ciudad.

MUSEO1

El director del Museo de la Ciudad de Veracruz, Ricardo Cañas Montalvo comentó, “es un edificio donde murieron muchas personas y no sabemos si antes tuvo un indicio triste pero, en los 97 años que fue hospicio pasaron algunas cosas, entre ellas la muerte de un niño”.

La historia de apariciones toma realismo con los relatos de turistas y personal que trabaja, quienes refieren ver a niños, en especial a un infante “que camina por los pasillos, se le ve de noche, llora, es travieso porque enciende luces y cambia las cosas de lugar”.

MUSEO2

El relato más escalofriante, recuerda el director del recinto, es cuando hace unos años, previo a la desaparición de la policía intermunicipal, había “un vigilante que le asignaron el turno de noche y al otro día amaneció en la banqueta porque no quiso permanecer en el edificio argumentando, en el transcurso del turno estaba con casi todas las luces apagadas cuando vio siluetas corriendo en la parte superior, pensaba que se habían metido a robar, le habló a la corporación, llegaron, revisaron el edificio y no encontraron nada, se fueron y al rato, vio a unos niños en la parte de abajo pero se estaban riendo de él, entonces muerto de miedo se salió a la banqueta y pidió a su corporación no regresar nunca a vigilar el Museo de la Ciudad”, el hombre renunció y jamás se le ha vuelto a ver en el sitio.

Así también, han regresado al lugar ancianos que anteriormente siendo niños vivieron en el hospicio y recuerdan el pánico que les daba andar por ciertas zonas debido a la aparición de un niño que según cuentan, en el área de la zotehuela había caído a un profundo aljibe en forma de pozo, de donde lo sacaron muerto para después enterrarlo en un panteón de la ciudad.

MUSEO3

En este sentido, personal y visitantes sin ninguna relación en común, han coincidido en describir al niño de las apariciones como un menor de aproximadamente 9 años, peloncito, con overol y con la expresión triste.

Sobre este infante, el director Ricardo Cañas relata según los comentarios de visitantes, el menor “entra a donde está la cabeza olmeca que era la antigua cocina del hospicio y los turistas al verlo llorando lo siguen por esa única entrada para darle consuelo pero cuando llegan al interior no hay nadie; otras personas lo ven y avisan que anda un niño en los pasillos llorando”.

MUSEO4

Así también, agregó, “otro de los fenómenos es que se ve un perro, al cual incluso se le oye ladrar; precisamente, hace dos semanas uno de mis compañeros, Franz, le tocó trabajar hasta las 09:00 de la noche, ya estaba cerrado el edificio y de pronto, escuchó los ladridos del perro, tuvo que salirse y dejó las luces encendidas porque le dio mucho miedo”.

Por otra parte, las trabajadoras del lugar Margarita, Carmen y Marigely, comparten los relatos paranormales y aseguran, las zonas de mayor actividad fantasmagórica son el área de baños, la zotehuela (donde se encuentra el aljibe), los pasillos de la parte superior y debajo de las escaleras, área que durante el orfanatorio era usada como celdas de castigo.

MUSEO5

Otro de los relatos macabros, recuerdan, fue durante “la exposición de asesinos seriales y pena de muerte, exposición que estaba todo el día hasta las 07:00 de la noche, al final de la jornada cerraron el museo pero a la mañana siguiente, algunas de las figuras como la de Ed Gein e inclusive la de Jack ‘el Destripador’ aparecieron movidas de lugar pese a que estuvo cerrado con llave el espacio” toda la noche. La sala donde ocurrió este evento es conocida como ‘Sala A’ o ‘Sala norte’, la cual durante la etapa de orfanato era usada por las niñas menores.

MUSEO6

Debido a estos eventos, además de aquél policía, recientemente un estudiante que realizaba sus prácticas profesionales en el sitio optó por renunciar debido al temor que le ocasionaban los eventos paranormales, principalmente en el área adjunta a los baños, donde se encuentra la cabeza olmeca, sitio donde fue agredido físicamente por quien suponen un ‘ente’.

MUSEO7

El silencioso y enigmático recinto en los últimos años ha recibido videntes de algunas partes del mundo quienes aseguran percibir una profunda sensación de tristeza en la parte de la zotehuela, así como estudiosos de eventos paranormales quienes han corroborado la existencia de fuerzas sobrenaturales.

Fuente consultada:

http://www.eluniversalveracruz.com.mx

 

 

También llamada “Isla de la Astilla”, la isla de Pedrosa es una de las islas más grandes de Cantabria.  Tiene una extensión de 1613 hectáreas, de las que 968 corresponden a la isla y 645 a tierra firme. En la actualidad está unida a tierra por un puente construido en 1966.

foto1

En 1834 la Junta de Comercio de Santander inició los trámites para convertir Pedrosa en un lazareto en el que alojar a los tripulantes de buques afectados por enfermedades tropicales. La mayoría tenían lepra y se les abandonaba allí hasta que morían, sin ninguna atención médica.

Empieza a funcionar en 1869 y se mantiene hasta 1914. Este año pasa a ser Sanatorio Marítimo Nacional para el tratamiento de la tuberculosis y llega a tener 600 camas hasta que finalmente en 1989 cierra sus puertas.

Poco después volvió a abrir como comunidad terapéutica dedicada a la rehabilitación de drogodependientes. La Consejería de Sanidad lo sigue utilizando con este fin y actualmente solo se puede acceder a uno de los pabellones del sanatorio hasta las 22.00. Actualmente a la isla sólo pueden entrar los vehículos autorizados, pero son muchos quienes van andando.

En el jardín del sanatorio marítimo se pueden apreciar dos esculturas: una dedicada a Manuel Martín de Salazar, director general de Sanidad del Estado, y otra en memoria de Víctor Meana Negrete, uno de sus directores más influyentes del sanatorio.

foto2

El grupo ICOA de investigación paranormal pasó dos noches en el edificio para registrar pruebas gráficas de los fenómenos. La escritora Anita Lauda, afirma que hay espíritus en el pabellón abandonado.

La americana Anita Lauda, autora de las obras ‘Al final de la espiral’ y ‘San Sebastián de Garabandal: tesoros arqueológicos y etnográficos’, creó el colectivo de Investigadores Contacto Oculto Asociados (ICOA) para buscar y analizar todo tipo de fenómenos paranormales: casas encantadas, avistamientos de ovnis, energías, etc. Su último descubrimiento han sido «los fantasmas que habitan los pabellones abandonados de la isla de Pedrosa», en Pontejos.

La aventura comenzó cuando la fotógrafa del grupo, «que es sensitiva», se acercó a la isla para hacer unas fotos. Anita Lauda explica que, una vez allí, su compañera empezó a tener una sensación extraña, que no le gustaba, «como si corriera una energía rara». Cuando habló a los miembros de ICOA sobre su experiencia, el grupo decidió acudir una noche a Pedrosa para investigar de dónde emanaba esa energía.

«Lo primero que vimos cuando entramos en uno de los pabellones abandonados fueron fantasmas de niños y ‘camitas’ muy pequeñas que no sabía ni que existían», explica Lauda, que desde su nacimiento ha vivido experiencias sensitivas.

foto3

A la noche siguiente, un grupo de siete personas regresó al pabellón abandonado para intentar comunicarse con los espíritus. «Hicimos una ‘ouija’ pero no funcionó. Sin embargo, antes de empezar, un compañero del grupo puso una canción en el móvil -una versión de ‘Every breathe you take’ entonada por un coro infantil- y mientras sonaba, comenzó a oirse un tropel de gente bajando por las escaleras del edificio. Eran los fantasmas de unos niños, vestidos con ropa antigua, acompañados por una mujer que parecía una enfermera», cuenta Lauda. «Aquello lo vimos los siete. Los que son sensitivos y los que no».

foto4

Los miembros de ICOA sacaron centenares de fotografías durante sus dos noches en el edificio abandonado de Pedrosa. Anita Lauda señala en ellas esferas de energía, fantasmas y psicografías. «Lo que me hiela la sangre es un fantasma que porta un hacha enorme y parece un verdugo», explica la autora de ‘Al final de la espiral’ obra en la que se analizan los fenómenos del palacio de los condes de Albox, en Limpias.

La tercera vez que se acercaron al pabellón se lo encontraron vallado, cuenta Anita Lauda. «Tengo entendido que lo quieren recuperar, pero cuidado con lo que pueda pasar porque van a tener incidentes; eso lo tengo muy claro», augura.

Fuentes consultadas:

http://www.misterioparanormal.com

http://www.eldiariomontanes.es

Manuela Ledo y su hijo, Raúl Zarzoso, residentes en la localidad valenciana de Xirivella, nunca llegaron a imaginar que serían víctimas del misterio. Sin embargo el destino quiso que la vivienda que ocupaban desde hacía varios años se convirtiera de la noche a la mañana en el epicentro de una serie de extraños sucesos que los mantuvo en vilo junto al vecindario entre los días 16 y 19 de junio de 1999.

Xirivella, junio de 1990, en una vivienda comienzan a sucederse multitud de fenómenos paranormales. Tres meses antes el hijo de la familia había realizado la ouija, en el colegio donde estudiaba, junto con otros compañeros, estudiante de ESO de la escuela Antonio Machado de la misma población.

face1

Con autorización del profesor de tecnología, que consideró que no había ningún peligro porque “nada de esto existía”, los chicos tomaron una chapa metálica del taller y le grabaron las letras del abecedario, y con el mismo vaso donde hacían las mezclas de pintura empezaron la sesión. La práctica de este juego peligroso se prolongó durante las horas de recreo de los chicos, donde al principio realizaron muy intentos fallidos, pero fue durante uno de los últimos intentos cuando tres de sus compañeros, Ivan, David y Rafa, se asustar tanto, que fueron apartarse de la Ouija, y sólo quedó Raúl y otra compañero. En aquellos momentos la mesa comenzó a moverse sola diciendo cosas muy extrañas, donde pudieron entender que alguien les decía que se dividiría en cinco partes, hasta que aquella comunicación se cerrara.

A partir de ese día el hogar de Raúl que vivía con su madre Manuela Ledo, se convirtió en un infierno.

Según testigos al principio, sólo se oyeron en la casa de uno de los participantes pequeños golpes, en tabiques, techos y muebles. Posteriormente, los ruidos se hicieron más intensos. Eran fuertes golpes, repetitivos,  contundentes y se observaron movimientos de pequeños objetos en las estanterías del salón y de las habitaciones. Incluso los juguetes parecían cobrar vida propia. Se llegaron a materializar gotas de agua, según declararon los residentes.

Actualmente ya no viven en esa casa y ya terminaron los fenómenos.

Una de las entidades que se manifestó llegó a identificarse como Satanás, mientras que otra entidad les amenazaba con quedarse con ellos dividido en cinco partes, hasta que cerraran la comunicación y le dejaran en paz.

face3

En la madrugada del 16 de junio 1999, comenzaron a producirse lo que en parapsicología se denominan raps (golpes de origen desconocido), en las paredes de la habitación del niño, haciendo temblar las camas y los objetos ubicados en las estanterías.

A la noche siguiente los golpes se hicieron más fuertes, alcanzando el resto de las estancias de la vivienda. Se escuchaba el sonido de unos pasos que parecían venir del piso de arriba, cuando en el piso de arriba no vivía nadie.
Los objetos comenzaron a “tirarse” desde las estanterías, y las cortinas se elevaban como si una corriente de aire las hiciera moverse.
Del techo de la habitación del menor se materializaban gotas de agua, que una vez chocaban contra el suelo desaparecían.

Era la noche del martes al miércoles – recordaba Manuela Ledo - alrededor de las doce y media de la madrugada, cuando unos golpes de una fuerza descomunal, que incluso hicieron temblar las camas y las figuritas de las estanterías, comenzaron a oírse en las paredes de la habitación en donde duerme mi hijo.

A mediados del mes de junio, fenómenos de exagerada violencia se empezaron a notar. Manuela Ledo recordaba los hechos:

“Era la noche del miércoles 16 de junio, hacia las inmediaciones de media noche, cuando unos golpes de fuerza descomunal se dejaron sentir por la casa, parecían centrados en la habitación donde dormía mi hijo, los golpes eran tan intensos que hasta y todo las figuritas de los estantes temblaban”
Se lo expliqué a mis padres – detallaba Raúl-, pero pensaron que estaba demasiado cansado y nervioso, aunque al día siguiente, esta vez a las diez de la noche, la casa parecía que iba a venirse abajo. Cuando me fui a acostar un fuerte golpe sonó en el techo del comedor y de ahí muchos más de forma repetitiva, como si fueran de una maza o algo parecido. Incluso podían oírse pasos por todo el piso que provenían de la vivienda de arriba(…) pero allí no habitaba nadie.

Al día siguiente hacia la misma hora, un fuerte golpe se sintió en las paredes del comedor, acompañados de otros de menor intensidad que se dejaban sentir repartidos por toda la vivienda, pero sólo en la casa en esos momentos se encontraba el su hijo que estaba asustado en el sofá y ella. A la mañana siguiente Manuela Ledo decidió poner los hechos en conocimiento de sus padres , Luis ledo y Manuela Bonet, a una amiga, María Luisa Guerra y a su cuñado Manolo Herrera, que personados la misma noche en casa de Manuela fueron testigos de un espectáculo dantesco. Los golpes que se sentían eran tan fuertes que incluso llegaban a desplazar las persianas de sus guías. Lo más impresionante de todo fue cuando los juguetes del joven Raúl salían disparadas de los estantes sin que nadie las tocara, las cortinas se movían solas, y varios objetos del baño caían al suelo.

Manolo Herrera recordaba alguno de los fenómenos como sigue, según relata en Casas encantadas: Cuando el misterio cobra forma :

“Parecían como si corrieran por el piso de arriba, incluso los extraños golpes llegaron a desplazarse hasta las persianas de la casa, ocasionando diversos destrozos en el mecanismo de las mismas. Lo más asombroso que recuerdo fue que los juguetes de mi sobrino saltaban de las estanterías por sí solos, y las cortinas se elevaban sin que hubiera corriente alguna producida por puertas o ventanas abiertas. Incluso las toallas del baño y otros objetos del mismo caían al suelo sin que nadie lo tocase.

Días más tarde, del techo de la habitación del adolescente empezaron a caer una especie de gotas de agua que tras impactar contra el suelo desaparecían. No había manchas de humedad en las paredes y tampoco existía tubería alguna que pudiera ser el origen”.

Al final la madre del menor recurrió a las fuerzas de seguridad, haciendo partícipe de los extraños fenómenos que allí se producían a dos miembros de la policía local, los cuales presenciaron in situ la virulencia de los raps, y como después reflejaría el parte de intervención desconociendo el origen de los mismos, por lo que y según estos se trataba de un hecho desconcertante.

La situación llegó a ser insostenible y el 19 de junio de 1999 tuvieron que llamar a una patrulla de la policía local de Xirivella, quien constató toda esta fenomenología.

ford-focus-valencia

Xirivella, el 19 de junio de 1999, a las 4:50 de la madrugada, del informe policial Referencia 164/99, rubricado por los agentes Z-104 y 706, se desprende que dos policías acuden por un episodio de golpes desconcertantes en la habitación de un niño, mientras el resto de la familia se encontraba en otra habitación. Se oían también golpes fuertes de persianas, y del techo se desprendían unas gotas de agua y humedad, conocidas en parapsicología como aportes, además de pasos en el piso de arriba que estaba deshabitado.

El informe de la Policía Local, al que tuvo acceso el investigador Francisco Contreras, reza:

Ayuntamiento de Xirivella
Dirección de la Policía Local
Parte de Intervención
“cuando los policías que suscriben patrullaban en servicio de vigilancia por la población son requeridos por base para personarse en el domicilio arriba indicado por molestias de ruidos. Que personados en el lugar referenciado, se pueden escuchar repetidos golpes, al parecer efectuados con algún objeto contundente por la fuerza de los mismos, sin poder determinar en un principio la procedencia de éstos. Que una vez descartadas todas las posibilidades lógicas de la procedencia de los golpes, se desconoce por completo ésta, informando a la fuerza actuante que se trata de un caso un tanto desconcertante”.

parte-de-intervencion-xirivella-1999

Lo más sorprendente es que después, durante la madrugada del 20 de junio de 1999, con dos periodistas como  testigos, realizando un reportaje de televisión para el Canal 9, Cristina Valles y Teresa Roch, para el programa Punt de mira, pudieron ver cómo las paredes sonaban solas y los objetos se movían como impulsados por manos invisibles. Dos invitadas por la familia para presenciar una sesión espiritista, dirigida por una médium, que cuando entró en trance los fenómenos incrementaron su virulencia. De todo ello quedó un parte policial que ha pasado a los archivos de la historia de la parapsicología española.

Estas personas pudieron vivir de primera mano los fenómenos que allí se producían; las persianas subían y bajaban en diferentes habitaciones donde no había nadie y se escuchaban fuertes golpes en las paredes.

Los fenómenos continuaban por lo que la madre del menor vuelve a dar aviso a la policía local, que no puede hacer otra cosa que volver a presenciar los mencionados fenómenos, incluso, al parecer, uno de los agentes decide salir a la calle por el temor que le daba lo que estaba viviendo.

Las cámaras estaban colocadas en lugares estratégicos para intentar grabar cualquier hecho insólito. Rodeada por todos los presentes, la médium entró en una especie de trance. De repente las persianas de la casa empezaron a subir y bajar sin que nadie las tocara, al mismo tiempo una golpes muy fuertes se dejaron sentir por toda la casa, fenómenos que quedaron grabados en una cinta Beta-Cam del Canal 9 de TV valenciana.

La médium tras indicar que no había podido hacer la limpieza espiritual que había, manifestó que el fenómeno estaba originado por un espíritu, y que no encontraba la solución para ese caso. Tras la marcha del equipo de reporteros, los ruidos continuaron por espacio de dos horas, momento en que Manuela Ledo tronaba a solicitar de nuevo los servicios de la Policía Local levantina.

Cuando llegaron los agentes se encontraron con una situación tragicómica, tal como quedó constado en el informe policial del día 20 de junio de 1999, firmado por los agentes números 70L, 703, y 104, en el que se hacía constar lo siguiente : “Que continuando con el parte de intervención por ruidos extraños en la vivienda pta núm 2 se solicita mediación de esta policía local con la finalidad de garantizar ante dos señores citados por una señora presente en la vivienda ,que sus pretensiones tienen sentido y son lógicas. Según la señora, que finalmente no fue filiada, se muestra como médium entre los presentes, manifestando haber citado momentos antes a dos vecinos no residentes en la finca, hijos éstos de una anciana que hace años falleció y que según la médium su espíritu no descansa. En la mesa del comedor se observó una zafa con un líquido blanquecino del que se frotaba la vidente los brazos mientras conversaba con los actuantes. Y recortes cuadriculados de letras, al parecer el alfabeto completo. Dado que se entiende estas prácticas y no observar violencia alguna – explica el atestado oficial- se optó por abandonar la vivienda a la espera de los hombres citados…”

parte-de-intervencion-policial-xirivella-1999-2

El desconcierto fue el detonador común en las dos intervenciones que se realizaron en Xirivella y como afirmó extraoficialmente uno de los miembros de seguridad:

“nosotros frente a este tipo de cosas no tenemos solución, es más, es la primera vez que lo veo (…) Incluso uno de mis compañeros estaba tan impresionado que tuvo que salir a la calle porque le daba pavor todo lo que estaba sucediendo.

A partir del 21 de junio de 1999, el misterioso fenómeno desapareció de la misma forma como había surgido, sin que nadie hubiera encontrado una explicación de los hechos.

Fuente consultada:

http://www.vlcnoticias.com

Como ya conocemos, muchos lugares de nuestro mundo están impregnados de fenómenos paranormales, maldiciones, o de sucesos que desafían todo tipo de explicación racional. Casas, edificios, carreteras, incluso puentes pueden convertirse en lugares embrujados, maldecidos, o mostrar una cierta actividad sobrenatural. ¿Pero toda una isla podría estar embrujada o maldecida? La respuesta a esta pregunta la encontramos en una isla aparentemente idílica ubicada en el Pacífico Norte y conocida por su belleza pintoresca, pero también como ser uno de los lugares más malditos de toda la tierra.

PalmyraNorthBeach

Aunque es conocida comúnmente como Isla Palmyra, la realidad es que se trata de un atolón, un anillo con formaciones de coral que crecen a lo largo del borde de un antiguo volcán hundido. El Atolón Palmyra se encuentra en el norte del Pacífico ecuatorial, situado a unos 1.000 kilómetros al sur de Hawái y aproximadamente entre las islas de Hawái y Samoa Americana. Es un lugar remoto, sin habitantes, completamente virgen y cubierto de vegetación muy densa. Todo el atolón mide sólo dos kilómetros y medio de ancho y un kilómetro y medio de largo.

El atolón fue descubierto en 1798 por el capitán Edmond Fanning, quien se dirigía a Asia a bordo de su barco “Betsy”. Los registros históricos cuentan que mientras se dirigía a Asia, el capitán Fanning se despertó varias veces durante una noche debido a una extraña sensación de muerte inminente. Perturbado por estas premoniciones, el capitán Fanning finalmente salió a la cubierta, justo a tiempo para ver un peligroso arrecife, al que logró evitar.

Tras el descubrimiento del atolón, Palmyra se ganó rápidamente una reputación de ser un lugar extraño y aterrador. Todos los barcos que pasaban cerca del atolón informaban sobre luces fantasmales que provenía de la isla y que los mares que la rodean estaban infestados de tiburones feroces y misteriosas criaturas marinas.

Con toda esta fenomenóloga que rodea al Atolón Palmyra no es de extrañar que abunden innumerables historias que aterran incluso a los más escépticos. Uno de esos casos ocurrió en 1870, cuando un barco americano llamado “Ángel” impactó contra uno de los arrecifes de Palmyra. Al parecer un grupo de sobrevivientes logró llegar a la orilla, pero nunca vivieron para contarlo. Cuando otro barco hizo una breve parada en la isla, los cuerpos de la tripulación del “Ángel” aparecieron esparcidos por toda la playa. Todos habían sido violentamente asesinados, sin embargo, las causas exactas y autor de los brutales asesinatos siguen siendo desconocidos.

face1

Aunque uno de los más famosos naufragios de Palmyra es el barco pirata español, “la Esperanza”, que se estrelló contra los arrecifes de la isla, mientras que transportaba grandes cantidades de oro y plata saqueados de los Incas en Perú. Los sobrevivientes del naufragio lograron cargar algunos de los tesoros en balsas y llegar a la isla. Después de permanecer varados en Palmyra durante todo un año, los demacrados sobrevivientes enterraron sus tesoros e hicieron un intento desesperado por escapar con sus balsas. No se supo nada más de ellos. Sólo hubo un único sobreviviente que logró ser rescatado por un barco ballenero en el que murió de neumonía sin divulgar la ubicación del botín. El tesoro escondido de la plata y el oro inca permanece en Palmyra hasta nuestros días.

Un conocido navegante que pasó varias semanas en Palmyra afirmó lo siguiente:

“Había algo definitivamente fuera de este lugar. Tuve la sensación de que no pertenecía allí. Tuve la sensación inequívoca de que la isla no me quería ahí, si eso tiene sentido. Me sentí de alguna manera amenazado, y a medida que los días pasaban tuve la creciente sensación de que tenía que salir de allí tan pronto como pudiera antes de que algo malo me pasara.”

Además de naufragios, Palmyra también se hizo famosa por los barcos que desaparecían sin dejar rastro, buques que entraron en las aguas del atolón y que nunca más se supo de ellos. Según los informes, en 1855 un barco ballenero naufrago en los arrecifes traicioneros del atolón, pero nunca se encontró ningún resto de la gran embarcación, como si hubiera sido tragado por la propia isla.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Palmyra fue utilizado por los EE.UU. como una instalación naval y como zona para las incursiones aéreas contra Japón. La Armada también utilizo el atolón como estación de abastecimiento para las patrullas aéreas de largo alcance y submarinos. Durante esos años en Palmyra, el personal de la Armada afirmó ser testigos de los misteriosos poderes del atolón. Muchos de los soldados que se encontraban allí dijeron que eran superados por un sentimiento misterioso e irracional del miedo. Este agudo sentido de temor inexplicable era a veces tan abrumador que algunos militares solicitaban con urgencia salir de la isla. Otros eran sucumbidos con arrebatos violentos repentinos, produciéndose gran cantidad de peleas e incluso asesinatos. Sin embargo, otros soldados acababan teniendo fuertes ataques de pánico que daban como resultado suicidios en extrañas circunstancias.

Además de esta ola de violencia entre los hombres, también tuvieron lugar otros extraños sucesos. En un caso, un avión de patrulla cayó sobre la isla, dejando una estela de humo, ya que cayó del cielo. Un equipo de rescate se abrió camino hacia donde había caído el avión, pero no encontraron nada. De hecho, en una posterior búsqueda por toda la isla tampoco apareció absolutamente ningún rastro del avión desaparecido o de su tripulación. Uno de los oficiales al mando en ese momento dijo que era “como si hubieran desparecido de la faz de la tierra”.

face2

Después de la Segunda Guerra Mundial, Palmyra permaneció deshabitada, pero los extraños sucesos y experiencias inexplicables no disminuirán. Quizás el incidente más infame que se ha producido en la isla es el misterioso y espeluznante doble asesinato de 1974 de una pareja que visitó la isla. Fue un caso que estuvo rodeado de extraños sucesos y que sigue sin resolverse hasta hoy.

Hay muchas teorías para explicar lo que realmente está pasando en el atolón de Palmyra. Algunos dicen que quien visita la isla es perseguido por las almas de los marineros naufragados en sus arrecifes. Otros piensan que esta es una zona con una conexión a una dimensión paralela, una membrana que nos separa de una realidad completamente desconocida. Luego están los que dicen Palmyra es una entidad viva que posee su propia voluntad oscura.

Hoy en día, no hay vida humana conocida en Palmyra. Los residentes únicamente acompañan a los científicos que recogen datos en el atolón. En su mayor parte, Palmyra sigue siendo aparentemente tranquila, una bella isla paradisíaca escondida del resto del mundo. Sin embargo, las apariencias engañan. Tal vez es mejor que Palmyra permanezca  deshabitada, ya que parece ser un lugar peligroso que se encuentra en algún reino más allá de nuestra comprensión y quizás incluso de nuestra realidad. Tal vez por eso un navegante dijo lo siguiente: “Palmyra siempre pertenecerá a sí misma, nunca al hombre”.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

Disneylandia se encuentra en Anaheim, California, y es conocido como el mayor parque temático de todo Estados Unidos. Es propiedad de “The Walt Disney Company” y abrió sus puertas el 18 de julio de 1955. El parque ha sido visitado por más de 515 millones de personas y es conocido como “El lugar más feliz de la Tierra”.

FACE

Según numerosos informes, huéspedes y trabajadores han afirmado ser testigos de lo sobrenatural en el interior de los muros de Disneylandia. De avistamientos de fantasmas a la gran actividad paranormal, se dice que Disneylandia es una de las zonas más embrujadas de todo el mundo.

Cualquiera que esté un poco familiarizado con la historia del parque sabe que debajo de la gran superficie mágica hay una red detúneles subterráneos llenos de oscuros secretos y misterios paranormales aún más fascinantes. Ha habido más de 10 muertes reportadas en Disneylandia: incluyendo un ahogamiento, un empalamiento, y muchos otros accidentes.

Lo que mucha gente no sabe es que hay restos de cadáveres esparcidos por todo Disneylandia. En los últimos años, muchas familias deciden esparcir las cenizas de sus seres queridos en Disneylandia, más concretamente en la atracción de los Piratas del Caribe y La mansión embrujada. Según informaron varios medios de comunicación locales, incluso los guardias de seguridad tienen establecido un procedimiento para este tipo de situaciones. Los guardias de seguridad vigilan el paseo por la noche a través de las cámaras de vigilancia e incluso presencialmente en busca de sospechosos que puedan esparcir la ceniza de sus seres queridos ya fallecidos. Incluso fue hallada una mandíbula de una persona encontrada en La mansión embrujada.

FACE2

El ex empleado de Disneylandia David Koenig contó la historia de un grupo de turistas que solicitó permiso a la dirección del parque para que pudieran celebrar un funeral rápido para su hijo fallecido. Los vigilantes de seguridad detuvieron a los presentes cuando se les vio vertiendo sus cenizas en el recinto.

¿Es posible que todas estas muertes y recuerdos hayan dejado una energía paranormal? Hay cientos de avistamientos fantasmales cada año en Disneylandia. Sobre todo los empleados que trabajan en las atracciones reportan sucesos extraños, tales como las luces que se encienden y se apagan solas o la animatrónica se pone en funcionamiento cuando la electricidad está apagada. Por su parte, los vigilantes de seguridad afirman que por la noche en la atracción de los Piratas del Caribe a veces puede ver una aparición fantasmal en los monitores de vídeo montando en uno de los barcos, pero cuando se presentan en la zona no hay nadie allí.

El niño que llora es la aparición fantasmal que se observa con mayor frecuencia en la Mansión Embrujada. Su fantasma es visto sentado junto a la salida, mientras llora. Nadie sabe quién es el niño o por qué está molesto. Cuentan que la madre del niño fallecido pidió a los empleados de Disneylandia si podía extender las cenizas de su hijo cerca de la atracción, porque había disfrutado mucho cuando estaba vivo. Los trabajadores de Disneyland dijeron que eso estaba prohibido, pero por la noche ella las extendió allí sin permiso.

El fantasma de un hombre con un bastón también se aparece en la Mansión. Según cuentan los trabajadores más antiguos, un hombre que pilotaba una avioneta en la década de 1940 cayó sobre el terreno del parque temático, que sería construido años después. Su avión se estrelló en un lago cerca de donde está ahora la Mansión Embrujada. Supuestamente, su alma continúa en la atracción. Los empleados lo conocen como “el hombre con un bastón”. Según los registros, la aparición fantasmal es más frecuente en la noche, cuando ya no hay visitantes en el parque. En una ocasión, un empleado estaba trabajando solo en el área de carga de la mansión, cuando levantó los ojos y pudo observar a un hombre con un traje y un bastón sentado en el paseo. El empleado trató de hablar con el hombre misterioso, pero él no respondió. Después de varios segundos se desvaneció poco a poco hasta que no quedó nada de él.

Otra aparición fantasmal es el del hombre con un esmoquin. En una ocasión, un empleado estaba trabajando en la zona donde los pasajeros desembarcan desde el paseo. Aquí hay un espejo, por lo que la operadora puede ver cuando los pilotos llegan a su espalda. Durante su turno ella seguía viendo una figura en el espejo, cuando se dio la vuelta no había nadie allí. La figura que vio parecía estar vistiendo un esmoquin, luego sintió un escalofrío y una mano en el hombro, se volvió y no había nadie. La operadora salió corriendo de la mansión embrujada y renunció a su trabajo de inmediato.

Un fantasma apodado George se dice que se aparece en la atracción de los Piratas del Caribe. George era un obrero de Disneylandia que fue sacudido por un rayo mientras trabajaba. La aparición de George se ve a menudo en las primeras horas de la mañana, y normalmente es confundido con un intruso por el personal de seguridad.

Una chica joven rubia aparece en la zona de la nave espacial en el Centro Epcot. Su fantasma se ve en ocasiones sentada en uno de los coches que llevan a los visitantes por todo el centro, y en otras ocasiones aparece con un niño.

Estos son algunos de las apariciones fantasmales reportadas tanto por el personal como por los visitantes en Disneylandia. Y para terminar, no podemos olvidarnos del fantasma de Walt Disney caminando a través de los jardines. La aparición ha sido capturada por varias cámaras de seguridad, y parece caminar a través de puertas cerradas e incluso a través del agua.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

Desde el comienzo de la historia se conocen gran cantidad de casos que han sido asociados con los fenómenos poltergeist, pero la realidad es que muy pocos han llegado a ser documentados. Uno de los más importantes y desconocidos casos por los amantes a lo paranormal es un clásico poltergeist danés  de 1826. El incidente llegó a ser tan popular en Dinamarca que llevó a la expresión popular, “El diablo anda suelto por la calle Salmón”, que significa algo así como“estar en un verdadero apuro”. En la actualidad esta expresión se continúa utilizando, pero de una forma más nostálgica.

bita1

Una noche de septiembre de 1826, una casa ubicada en Laksegade 15 (Calle Salmón), en el centro de Copenhague, se convirtió en el origen del mal. De repente, todos los residentes del edificio huyeron presos del pánico a la calle, desde donde podían observar como sus casa se convertían en un estado de caos total. Rápidamente la noticia se propagó por toda la ciudad, lo que hizo que muchas personas se dirigieran a la Calle Laksegade para ver lo que estaba ocurriendo. Los testigos describieron como las ventanas se rompían y como los objetos salían volando por el aire, como si fueran lanzados por una enorme fuerza invisible.

bita2

También se podían oír en toda la calle aterradoras carcajadas, extraños gritos y voces de ultratumba que maldecían. Algunos testigos incluso afirmaron haber oído gruñidos como los de un animal salvaje, y haber visto unos grandes ojos rojos brillando detrás de las ventanas. Cuando la policía llegó no podía creer lo que estaban presenciando, aun así decidieron registrar debidamente el edificio, pero no pudieron localizar la fuente de tales fenómenos. A los pocos minutos después, los fenómenos paranormales desparecieron, pero los oficiales de policía decidieron hacer guardia allí durante varios días.

Aunque lo más extraño estaba por ocurrir. Durante el posterior interrogatorio a los testigos presenciales, una mujer de edad avanzada que residía en el edificio, dijo a las autoridades que creía que ella era la causante del terrible incidente, ya que provocó a los malos espíritus mientras consultaba el Cipriano(El Cipriano es un grimorio oculto que se creía que estaba escrito en sangre).

bita3

Un informe de la policía con fecha del 15 de septiembre de 1826 decía lo siguiente:

“Debido a los rumores que deben tenerse en cuenta en la casa Nº 20 de la calle Laksegade, en los últimos días causó una conmoción pública significativa en la calle antes mencionada y colindantes, me veo obligado a anunciar por este medio que, teniendo en cuenta la atención de tanta gente, los extraños fenómenos ocurridos provenían de la casa de un hombre en el que ha sido víctima durante tres semanas de cristales rotos en sus ventanas desde el exterior”, documento oficial de la policía Nº 1688, 15 de septiembre de 1826.

La declaración oficial señala que un hombre que vive en la calle Laksegade 20 (actual Nº 15), había experimentado que varias de sus ventanas están rotas desde el exterior, en un período de tres semanas. Esto causo un inusual espectáculo con grandes multitudes en la calle, para poder ser testigos de lo imposible. Si el documento oficial de la policía es correcto, el suceso de la calle Laksegade ocurrió antes del 15 de septiembre de 1826. Algunos investigadores han intentado conseguir más información al respecto, pero los archivos de la Biblioteca Real de Dinamarca no mencionan nada al respecto.

En cualquier caso, algo sin explicación sucedió en la calle Laksegade en 1826, pero ¿qué fue lo que causó el pánico social? Los ancianos que residen cerca de la calle Salomón lo tienen claro, el Diablo hizo acto de presencia en Dinamarca.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

Imágenes espectrales, presencias invisibles y susurros convierten un hotel de Monachil en foco de energía paranormal.

monachil 1

Una niña se refleja en la pared, junto a la escalera y la puerta donde se oyen voces y aparece una mujer que no existe. En la planta superior, se rompen las cerraduras de la llamada ‘habitación del muerto’.

De la habitación ‘109’ emanaba un olor desagradable, una mezcla entre darros y descomposición. Es la habitación donde los gestores del Hotel Monachil, situado en la zona alta de Colinas Bermejas, detectaron por primera vez la existencia de fenómenos que no podían explicar y que, en solo unos meses, se extendieron hacia otras zonas de un establecimiento que parece aglutinar la energía paranormal que se concentra en un enclave que camina hacia las cumbres de Sierra Nevada, que fue escenario de crímenes y abusos de poder en los años cuarenta. Inmaculada Rivero, responsable del hotel, hoy cerrado por causas administrativas, asegura que la presencia de fantasmas es «palpable desde que llegamos aquí en el año 2012, y se ha incrementado de tal modo que acudimos a amigos investigadores para que estudiaran la situación y nos asesorasen», como el escritor, experto en fenómenos paranormales, Rafael Casares.

El hotel Monachil, al que sus propios gestores comparan con ‘El Resplandor’, tiene dos viejos cañones de bancarga situados sobre sus cornisas. Es de arquitectura alpina, con tejas de pizarra y grandes cristaleras en las que el sol dibuja extraños juegos de luces. Cuando Inmaculada Rivero, una mujer emprendedora que había levantado ya varios negocios, llega a Colinas Bermejas, el hotel había tenido varios gestores que no lograron mantenerse demasiado tiempo en el lugar e incluso, en algún caso, se encuentran aquejados de problemas psicológicos.

monachil 2

La primera llamada de atención ocurrió mientras trabajaban para reabrir el establecimiento en julio de 2012. Se dieron cuenta de que dos de las habitaciones no se podían abrir. Tenían las cerraduras empotradas y de ellas emanaba un olor desagradable. De la que se llama ‘Mulhacén’, la 109, surgía el sonido del hilo musical instalado en el edificio. «Hubiera sido normal si no se mantuviese la música cuando apagábamos el sistema e incluso cortábamos la luz. No solo era el sonido y el olor, que podía ser de cañerías, sino que desde el interior, a pesar de la puerta cerrada, surgía una extraña sensación de dolor y melancolía». Intentaron abrir la puerta en varias ocasiones sin conseguirlo, tuvieron que forzar la entrada de las dos habitaciones. «Tenía verdadero pánico. Yo creía que encontraríamos un cadáver, por eso a la habitación, entre nosotros, mi compañero y amigos, le llamábamos la habitación del muerto». Cuando lograron abrirla no había nada. Cambiaron la cerradura electrónica por otra normal, pero volvió a empotrarse en dos ocasiones más. «El cerrajero no podía entender que una vez se rompiese el cuadratín por la mitad y otra, se moviese la pletina del interior de tal forma que impedía que la puerta basculase y, por tanto, se pudiese abrir».

Rafael Casares asegura que un mínimo poder telequinésico (capacidad de mover cosas con la mente) podría ser suficiente para modificar la pletina de la puerta, aunque para  seccionar la regleta que une los pomos de la cerradura haría falta una gran fuerza mental. El día de la inauguración, la habitación 109 volvió a cerrarse sola.

La presencia de los espíritus se mantuvo en el tiempo casi como una anécdota, pero poco después, una amiga a la que Inmaculada le envío una foto de la fachada del edificio, le devolvió el archivo y le preguntaba quién era la mujer embarazada que aparecía junto a la puerta. «Cuando hice la foto no había nadie y la imagen que le envié por el móvil no mostraba más que el edificio, pero cuando ella me la devolvió la señora, aparentemente encinta, estaba en la imagen», dice Inmaculada, quien en otra foto tomada del interior de la cafetería descubrió la presencia de una niña de pelo rubio que se reflejaba en la pared situada junto a la puerta que accede a la recepción. «Por el aparente brazo de la silla donde está la niña se puede saber que estaba sentada en el patio exterior y se reflejaba en el interior, pero es que en la terraza no había nadie».
Tras tener que cerrar el hotel recién inaugurado por problemas de carácter legal y administrativo, Inmaculada y su compañero, que vivió solo en el hotel durante el pasado invierno y asegura que «la sensación de ser observado y estar en peligro era constante», pusieron el caso en manos de especialistas.

monachil3

«Realizamos psicofonías que han dado resultados alarmantes», afirman Rafael Casares y miembros del equipo de Raudive, dedicados a la investigación paranormal. En una de ellas, tomada en la cocina, una voz indica con total claridad: «Una niña muerta», lo que parece tener una relación directa con la pequeña reflejada en la pared de la cafetería. En las escaleras que acceden a las habitaciones una voz de hombre quedó impresa en la grabadora: «Esta es mi escalera y siempre he estado aquí». Una frase que se grabó en el mismo lugar donde una mujer, cliente del hotel, había asegurado que alguien la había empujado.

En otra de las grabaciones había un intento de conexión entre los mundos. La voz, en este caso de mujer, decía: «Yo te ofrezco hablar». Han sido más de un centenar de psicofonías, dice Casares, que afirma que algunas de ellas no dejan lugar a dudas, como la que preguntaba, «¿no sientes el miedo?», y la que habla de alguien que se llama «Mikel». Asegura que «en estos días de investigación ha habido incluso un interés por las fuerzas paranormales en comunicarse, y  las voces nos dicen que hemos tardado mucho en volver».

La existencia de fenómenos paranormales está clara, al menos es la convicción de Inmaculada Rivero y de quienes han vivido en este hotel rural convertido en el centro donde fluye una energía desconocida.
Los expertos aseguran que los cursos de agua subterráneos son conductores de fuerzas paranormales. Bajo el hotel, mientras lo preparaban para abrir se produjo una fuerte emanación de agua. Había explotado un ‘acuífero confinado’, una bolsa de agua apresada bajo la tierra desde hace centenares de años.

Fuente consultada:
http://www.idea.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.062 seguidores