Incluso en un día soleado y brillante, no hay duda de que la Mansión Woodchester  parece la típica casa embrujada, con su arquitectura gótica.  Este siniestro edificio de piedra, tiene multitud de ventanas oscuras que miran a través Woodchester Park.  La Mansión Woodchester sustituyó a una casa de campo georgiana llamada Primavera Park, que fue construida a principios del siglo XVII, pero los orígenes de la finca se remontan a tiempos pre-romanos.La propiedad era de William Leigh un masón que había comprado el anterior edificio de Primavera Park y decidió demolerlo y construir sobre él la Mansión Woodchester, pero Williams se quedó sin dinero antes de que el edificio se terminara y moriría en 1873. La propiedad permaneció en la familia Leigh hasta 1938 hasta que la finca fue vendida.  En la década de 1940 las fuerzas estadounidenses y canadienses la utilizan como base hasta el final de la 2ª Guerra Mundial. En la actualidad pertenece al Patrimonio Woodchester que están tratando de devolverla a su estado original.

Según la leyenda, Sir Rupert de Lansigny, que heredó Spring Park después de matar a su primo, ha sido visto como un jinete sin cabeza cerca de uno de los lagos del parque por algunos vecinos de la localidad. Un ataúd también se ha observado flotando por encima de uno de los lagos de la finca, que posiblemente perteneció a un fraile dominico que se suicidó ahogándose. Casi todas las apariciones han tenido lugar en los lagos que rodean la propiedad. Más recientemente, febrero de 2004 y septiembre de 2005 se ha visto a un perro negro dentro de la propia mansión, que parecía coincidir con la muerte de personas que están estrechamente asociadas con el edificio.

A medida que avanzas a través de la puerta principal te encuentras de pronto transportado a la década de 1800, de pie en medio de lo que es efectivamente una obra de construcción victoriana.  La vista increíble de las chimeneas, de las puertas que no llevan a ninguna parte y el extraño suelo ondulado que en realidad es la bóveda de la bodega de abajo, tiendes a preguntarte que  por qué el edificio nunca fue terminado.  Algunas de las habitaciones todavía disponen de las herramientas y el equipo abandonadas por los obreros.  Durante los trabajos de construcción había siete muertes por cada seis accidentes.

La mansión tiene su propia capilla iluminada por dos grandes ventanales de cristal. Una de las historias más intrigantes que rodea la capilla implica aparentes “rituales satánicos”, que se dice que han tenido lugar, durante la década de 1980. Pero estas historias no se han podido comprobar.  A la izquierda de la capilla mayor, al lado del corredor, que se aleja hacia lo que habrían sido los cuartos de la servidumbre, hay una pequeña capilla privada, destinada a uso personal de Leigh. Un corto pasillo conecta estas dos salas.  Los visitantes de la capilla en más de una ocasión han sido testigos de el fantasma de un hombre parado en la pequeña puerta. Esta figura se sitúa mirando las dos grandes ventanas decoradas con vidrieras, como si estuviese preocupado por su mal estado de conservación, aunque la realidad es que están en perfecto estado.

spacer

Mansión Woodchester foto, sala de dibujo bóveda

El salón con la bóveda de piedra(foto de britainexpress).

Pasando la capilla mayor entramos en un pasillo que conduce más allá de la capilla pequeña, hacia la despensa y si seguimos en ángulo recto a un corredor que ha sido lugar de una serie de avistamientos de un desconocido “hombre alto”.  Esta extraña figura ha sido visto de pie en un extremo, junto a la puerta que conduce a la sala de la lavandería.  Esta figura no se limita a permanecer de pie en el corredor, sino que se le ha visto caminando por el pasillo, que conduce a la capilla, aunque nunca se le ha visto entrar en ella.

En la despensa,  se puede escuchar de forma apenas audible el sonido de una voz de mujer cantando una canción popular irlandesa.  Muchos de los espíritus que residen en Woodchester se cree que están relacionados con la anterior residencia de Primavera Park.  Se sabe que la cocina y la despensa Woodchester ocupan el mismo lugar que el edificio anterior.  Caminando por el pasillo y entrando en la cocina de Woodchester, se puede ver el reloj destinado a la torre principal de la mansión, que ahora está parado y que algunos visitantes han escuchado como sonaba su campana.

El espíritu de una joven se ha visto en numerosas ocasiones jugar y correr arriba y abajo por las escaleras del primer piso.  Esta escalera se sitúa casi exactamente en las escaleras del anterior edificio de Primavera Park, por lo que las niñas que se ven por esa zona podrían ser de esa época también. estuvo una vez, así que es posible que el espíritu niñas podrían ser de la época también.  Dos fantasmas más que suelen ver en el rellano del primer piso son los de un hombre que parece tener plena conciencia de que le observamos y el de otro hombre vestido totalmente de negro y con sombrero.

Algunos de los lagos del Parque Woodchester se destinaron a la formación y preparación de los desembarcos del Día-D durante la Segunda Guerra Mundial, fue en estos ejercicios donde ocurrió una tragedia, ya que para poner a prueba la fuerza de un puente de pontones, construido a través de uno de los lagos, se pasó por encima con un tanque que hizo añicos el puente y 20 soldados perdieron la vida al caer al lago y ser aplastados por los restos del puente que cayeron sobre ellos.

Además de detectar la presencia de ‘personas’ con uniforme militar y escuchar música de los años 40, algunos visitantes han informado a los guías del olor a tocino frito en la zona de la mansión que ocupaban los soldados americanos y canadienses.

Pero el lugar encantado por excelencia de la mansión Woodchester es la bodega, considerada por muchos la parte más maldita de la construcción.  Las habitaciones de altos techos abovedados y la falta de luz, dan a la bodega de un ambiente intimidante.  Detrás de las manifestaciones múltiples y variadas que se han producido en la bodega, parece que se esconden una posible presencia poderosa y demoníaca.

La mansión está abierta al público ciertos días desde el comienzo de abril, a finales de octubre. Sin duda toda una experiencia poder visitar el lugar si no ya por sus historias de apariciones, si por la belleza del entorno y la majestuosidad de tan “encantadora casa”.

Fuente consultada: http://www.ghost-story.co.uk/stories/woodchestermansion.html

Anuncios