En la provincia de Barcelona se encuentra uno de los lugares más mágicos y misteriosos que posee la península, el bosque de Orrius, uno de esos lugares que derrocha misterio por los cuatro costados. Adentrarse en este bosque, que para muchos está hechizado, es adentrarnos en un mundo mágico de leyendas, de extrañas figuras talladas en piedra, de duendes, e incluso, de misteriosos aquelarres.

Solo el mismo bosque sabe la cantidad de rituales mágicos, ouiijas, psicofonías y demás experimentaciones que se han realizado en el. La verdad nunca la sabremos, sin embargo si es constatado que cada vez mas se acercan investigadores y amantes de lo culto tratando de desentrañar el porque de tanto misterio: ¿Quién y por que esculpió esas formaciones? Aunque su antigüedad está estimada en el siglo pasado, aún se mantiene un halo de interrogantes en torno a sus tallas particulares. En especial, de una escultura que representaría un Moai (las enormes cabezas que podemos encontrar en la chilena isla de Pascua).

Orrius2                                                                               Moai gigante

Pero esto no es todo, ya que adentrándonos más en el corazón del espeso bosque nos toparemos con rincones tan interesantes como la roca de las cruces, lugar que tenemos que relacionar con Perot Rocaguinarda, un bandolero catalán que asaltaba los caminos que unían Barcelona y Gerona. Con el nombre de Roque Guinart, aparece en la segunda parte del Quijote haciendo alusión a un encuentro que tuvo Cervantes con el bandolero. Cuenta la leyenda que las cruces que hay talladas en la roca son obra del bandolero, una por cada muerte. También en Barcelona se conserva la calle que lleva su nombre, “calle de Perot lo lladre” (calle de Perot, el ladrón) un bandolero que se había hecho dueño del camino que unía Barcelona con Girona y en donde practicaba sus atracos, una especie de Robin Hood, que según se cuenta robaba a los ricos para dar a los pobres.

4781305

Adentrándose en él se encuentra la “roca foredada” (roca agujereada) un  enigma más de este bosque, una roca como agujereada formando una cueva, una especie de habitáculo, cosa que no deja de ser curiosa, desde luego cuando uno observa esta roca  se ha dicho, parece del todo hecha por la mano del hombre, pero un duro trabajo con para saber con  que finalidad.

Orrius3-827x520_c

Roca Agujereada

Interesante es agregar sobre él,  que siguiendo el sendero flanqueado por las curiosas formaciones pétreas, es muy fácil encontrar alusiones al fenómeno Ovni, símbolos tan conocidos como el de UMMO, o cuevas como ya se mencionó perfectamente horadadas y que la usan los identificados con la meditación. Muchos se atreven a decir que cuando  cae la noche los otros habitantes del bosque de Orrius salen de sus escondrijos para pasearse, disfrutarlo a la luz de la luna, ” No en vano son muchos los que aseguran que cuando cae la noche los “otros” habitantes del bosque Orrius salen de sus escondrijos para pasearse a la luz de la luna“. (Enigmas, añoVII Nº 7).

DSC06424

Es bueno visitar el lugar con tranquilidad e internarse por sus bosques, o adentrarse en el interior de alguna cueva. Existen corrientes telúricas que discurren bajo tierra y – aseguran – ayudan a meditar.

 

Además, construcciones prehistóricas completan este museo al aire libre cargado de misterio, en definitiva, un rincón mágico de la Cataluña más mágica.

Fuentes: http://www.dondeviajamos.com

http://www.seamp.net

http://www.lo-oculto-y-misterioso.lacoctelera.net