Es Vedrà es un bellísimo islote en la isla de Ibiza, considerado en las islas como lugar mágico, con una enorme fuerza enigmática que miles de personas afirman haber sentido. Este lugar es famoso en todo el mundo por la belleza de sus aguas cristalinas pero también ha ganado fama por ser el escenario de fenómenos naturales realmente insólitos, que son contadas por los visitantes y los pobladores del lugar.

Archivo:Es Vedrá (Eivissa).jpg

Isla de Es Vedrá(es.wikipedia.org)

Hace miles de años, es Vedrà formaba una sola masa con la costa isleña, para separarse después, quedar frente a ella como un fabuloso centinela de piedra y convertirse, o al menos así se ha escrito reiteradamente, en un foco de irradiación magnética que envuelve y a la vez protege a la isla entera, dotándola de su aura de misterio. Repleto de grutas de difícil acceso, no parece pertenecer a este mundo. Psíquicos, parapsicólogos e investigadores que lo han visitado o han navegado por sus aguas, aseguran que el islote es un extraordinario acumulador de energía, al estilo de las pirámides de Egipto, del círculo de piedra de Stonehege, el monumento megalítico de Ca Na Costa en Formentera o las estatuas de la isla de Pascua.

Para los fenicios la isla estaba bendecida por los dioses ya que la tierra roja no era de origen volcánico y no había ningún elemento ya fuese animal o humano, que pudiese perjudicar a los hombres. Aún hoy, hay muchas personas que llevan colgado al cuello un saquíto con tierra de Ibiza, que les protegerá así de las malas energías.

‘Ibiza será el último refugio de la tierra’ predijo Nostradamus .El físico y astrólogo francés predijo en el siglo XV que en caso de una guerra nuclear mundial, las corrientes de aire especiales de Ibiza harían posible que fuese el último sitio donde existiera vida.

Investigadores de los fenómenos paranormales aseguran que parece existir una relación directa de la zona con el fenómeno OVNI y afirman que Es Vedrá forma parte del llamado “Triangulo del silencio”, formado entre Es Vedrá, el imponente Peñón de Ifach y la costa suroeste de Mallorca, con efectos muy parecidos al famoso Triangulo de las Bermudas.

En aguas de es Vedrà las palomas mensajeras pierden el sentido de la orientación y no saben regresar al palomar, como bien saben y han comprobado los colombófilos. Se han producido y existen testimonios bien documentados de marineros y pescadores que aseguran haber visto objetos extraños pasar o navegar bajo sus embarcaciones, luces singulares entrando o saliendo de las aguas… e incluso hay quien defiende que, al ser una pirámide natural que irradia energía, los objetos volantes no identificados, que tanto han proliferado durante los últimos años en los cielos pitiusos, se aproximan a esa zona para aprovecharse de dicha energía magnética, o quizás para esconderse en las profundas y tranquilas aguas.

En la zona existe interferencia para los radares de las embarcaciones y aviones.

De la misma manera, hay miles de testigo que afirman haber visto, avistamientos de objetos no identificados, luces, extraños sonidos, visiones, etc en las tranquilas aguas de Es Vedrá o en el mismo islote.

Se da, además, la singular circunstancia de que, en uno de los casos ovni más importantes de los muchos registrados en España, el “caso Manises” (cuando el 11 de noviembre de 1979 la cercanía de un ovni obligó a un avión comercial que se dirigía desde Palma de Mallorca a Tenerife a desviarse de su ruta y realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto valenciano de Manises), es Vedrà tuvo un importante protagonismo. El punto más álgido del caso, el momento en que el ovni se acercó al Caravelle a una distancia mínima y estuvo “jugando” con el avión, subiendo y bajando de altitud durante al menos ocho minutos, tuvo lugar encima mismo de la vertical del islote Vedrà.

Existe una teoría de una base submarina OVNI y muchos isleños están convencidos de ello. El sacerdote carmelita Don Francisco Palau creó el monasterio en la zona de Es Cubells. Mientras meditaba en la isla, tomó nota en los años 1854 y 1860 de la aparición de una dama de luz y seres celestiales o luminosos extraterrestres. Grandes círculos de luz con un diámetro de hasta 50 metros que brillaban desde el fondo del mar hasta la superficie, incluso en la actualidad los viejos lobos de mar evitan en lo posible pescar en sus cercanías.

Un lugar que ha servido de inspiración a escritores, pintores y músicos. Una larga lista en la que figuran nombres como Mike Olfield, Pink Floid, Deep Purple o Bob Dylan. Realidad o ficción, esa espectacular mole con forma de pirámide, hace pensar que con su magnetismo y fuerza arropa a las isla de Ibiza y su impresionante imagen provoca inevitablemente a quien lo pueda observar de todo menos indiferencia, sobre todo viendo los atardeceres desde la torre vigía de”Es Savinar o del Pirata”.

Foto:www.lacomunidad.elpais.com

Fuentes: misteriosbaleares.es
otrasfronteras.com
usuariosmultimania.es

Anuncios