Margarita Sánchez Gutierrez, alias “La viuda negra de Barcelona”, y “La viuda negra de l´Hospitalet”, fue una asesina en serie que recibió este nombre por el método que utilizaba para asesinar, de la misma forma que la famosa araña mataba a sus víctimas mediante un veneno, aunque con la diferencia de que ella lo ponía en comidas y bebidas que ofrecía a sus víctimas. Consiguió asesinar a cuatro personas y otras tres fueron intoxicadas pero lograron sobrevivir. Todas ellas eran personas próximas a ella entre las que se encuentran familiares y vecinos.

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/7d/LatrodectusMactansVentral34.JPG

La Viuda Negra “Latrodectus mactans”(es.wikipedia.org).

Nació en Málaga el 16 de diciembre de 1953, con un grave estrabismo en el ojo derecho. Cuando se trasladó a Cataluña vivió primero en L´hospitalet, en la calle Riera Blanca, donde era conocida como “la tuerta”. Este era un barrio modesto, de obreros, donde estaba considerada como una mujer conflictiva, aunque no tenía antecedentes penales. Según los vecinos era propensa a los insultos y peleas callejeras, y tenía deudas en algunos comercios de la zona; se mostraba avara y parece ser que no era analfabeta, según lo que ella misma declaró a la Policía.

Allí en Barcelona conocería a Luis Navarro, un conductor del metro con el que se casaría y tendría dos hijos. En el año 1991 Margarita se trasladó con su marido, Luis Navarro, y sus hijos Sonia y Javi al piso de sus suegros, en parte porque los habían desahuciado pero también para cuidar al padre de su marido. Margarita y Doña Carmen Nuez, su suegra, no se llevaban bien pues al parecer esta última era una mujer de autoridad y gran carácter. En el año 1992 muere su suegro y Carmen Nuez es ingresada cinco veces en el Hospital Clínico donde proclama que su nuera la está envenenando. Sin embargo, los análisis que le realizan dan un resultado negativo.

Es entonces cuando Margarita decide ponerse a cuidar ancianos de los alrededores del barrio barcelonés de Sants, en donde residían con sus suegros. Su primera víctima fue una mujer de setenta años que vivía sola, Rosa M., vecina y amiga de Margarita. El 3 de agosto de 1992 fue hallada inconsciente en su casa e ingresada de urgencia en un hospital, pero fallece a los pocos días. De su cuenta bancaria desparece un millón de pesetas y de su domicilio varios documentos.

El 26 de octubre de ese mismo año fallece su marido Luis, víctima de unas extrañas dolencias que anteriormente le habían mantenido dos meses en el hospital.En el mismo año muere su suegro y Carmen Nuez(su suegra) es ingresada cinco veces en el Hospital Clínico donde proclama que su nuera la está envenenando. Sin embargo, los análisis que le realizan dan un resultado negativo. Fallecería de una embolia en junio de 1996, una vez detenida su nuera.

El 11 de mayo de 1993, la viuda se traslada a L’Hospitalet y allí conoce a nuevos vecinos entre los que estaba Manuel D., de cincuenta y siete años que vivía en el ático. Manuel fue encontrado en estado comatoso en su vivienda falleciendo poco después.

Durante un tiempo ella y su hija se fueron a vivir con su cuñado José A., de cincuenta años de edad que vivía solo. Pocas semanas después José empezaría a padecer unos extraños síntomas y dolencias de las que fallecería el 14 de agosto de 1993, desapareciendo además todo el dinero del que disponía.

El 26 de agosto de 1995 Jose Antonio C., de sesenta y nueve años, vecino y amigo de Margarita, superaba favorablemente una grave intoxicación que le sobrevino de repente, tras comerse una paella cocinada por su amiga Margarita. Durante el tiempo en que estuvo ingresado en el hospital, le desapareció medio millón de pesetas.

Justo un mes después, el 26 de septiembre, volvía a actuar en casa de una de sus vecinas de sesenta y siete años, Pilar H., quien a pesar de que no se fiaba del todo de Margarita, acabó por aceptarla en su casa. Al poco tiempo la hija de Pilar la encontró inconsciente tendida en el sofá. Según Pilar, la habían narcotizado con cloroformo aunque la policía afirma que le mezclaron un veneno con el café con leche. El caso es que Margarita aprovechó su estado de coma para robarle las joyas y diversos objetos de valor, además de un certificado de jubilada y la cartilla del banco. Pilar ingresó en el hospital donde estuvo al borde la muerte aun que finalmente logró recuperarse.

Precisamente fueron estas personas que lograron sobrevivir a los envenenamientos de Margarita, las que presentaron una serie de denuncias acusando a ésta por tentativa de intoxicación.

Margarita Sánchez

Ficha Policial de Margarita Sánchez(www.hoymujer.com)
Según la policía, la viuda negra había descubierto la forma de falsificar firmas de las cartillas de ahorro para extraer el dinero mientras los propietarios estaban ingresados en el hospital. Primero entraba en contacto con la víctima y se ganaba su confianza, luego proporcionaba a las víctimas un potente fármaco mezclado con las bebidas para provocar un colapso circulatorio.

Todas las víctimas sufrían los mismos síntomas: náuseas, vómitos, taquicardia, hipotensión, etc., hasta acabar entrando en coma. La mayoría de ellas quedaban tan mal paradas por el veneno que no podían recuperarse y fallecían por parada cardiorespiratoria como si fuesen causados por muerte natural, ya que el producto utilizado se metabolizaba rápidamente y no dejaba rastro alguno.

Margarita era analfabeta, por lo que la policía no llegaba a entander cómo podía conocer los efectos de la cianamida cálcica, compuesto principal de un fármaco, que se suele administrar como complemento de otros medicamentos psicoterapéuticos para sanar a los alcohólicos. Su ingestión combinada con el alcohol provoca confusión generalizada, dificultades respiratorias, bajada de tensión, vómitos y sudoración.

En abril de 1996 las fuerzas del orden registraron su casa y encontraron la cartera de José Antonio Cerqueira junto a las joyas y la documentación de Piedad Hinojo. El 19 de junio del mismo año Margarita Sánchez y su hija Sonia, quien declaró desconocer el significado de la palabra homicidio, fueron arrestadas por cometer cinco asesinatos.

El juicio deparó sorpresas. La sentencia condenó a la viuda negra a 34 años de prisión por tres delitos de lesiones, otros tantos de robo con violencia y un delito de falsedad. La absolvieron de los asesinatos al no detectarse casos de muerte por cianamida y porque la intención de Margarita era drogar a sus familiares y vecinos para robarles, no para acabar con su existencia. Carmen Nuez, la suegra de Margarita falleció al poco de ser detenida nuera.

Fuentes:wwwforoelrincon.com

http://www.corominasijulian.blogspot.com

Anuncios