El Bosque de  Forest Hills está situado en las afueras de Burkittsville, Maryland en el Condado de Frederick. El bosque tiene una superficie de más de 5.066 kilometros cuadrados.

La mayoría de la gente sabe lo que es realidad y lo que es ficción en  la película “El proyecto de la Bruja de Blair”, sin embargo pocos conocen la verdadera historia encantada de Burkittsville, ,Maryland, donde se creó la película.

Black Hills landscape, photo by: bk1bennett, used under Creative Commons License(By ND 2.0)

Bosque de Black Hills(www.happytellus.com).

La ciudad comenzó como “Dawson’s” en 1741.  En el 1790, Josué Harley y Burkitt Henry llegaron a la zona. Desde el principio, competían por el control y, finalmente, el nombre del pueblo.

A pesar de que Burkitt tenía en propiedad las tres cuartas partes de la tierra en 1810, la competición concluyó en 1824 cuando Harley bautizó Correos como “Post Harley de la Nación.” Sin embargo, con la muerte de Josué Harley en 1828  Burkitt tuvo la última palabra, llamó a la ciudad Burkittsville antes de que él también muriera en 1836.

Los espíritus participantes en esta rivalidad de 40 años podían seguir en la ciudad, pero hay explicaciones mucho mejores para los espíritus fantasmales de Burkittsville. De hecho, los sucesos paranormales y la tragedia cubren más de 100 años de historia en Burkittsville.

Ya en 1735, cerca de allí Middletown fue colonizada por inmigrantes alemanes. Según las leyendas repetidas en el Valle del Registro de Middletown en el siglo 20, la comunidad estaba aterrorizada por un monstruo llamado Schnellegeister. La palabra significa “espíritu rápido o fantasma” en alemán, pero los vecinos lo apodaron el “Snallygaster”.

Sea cual sea su nombre, su reputación colonial mezcla las características de aves y medio sirena con las características de pesadilla de los demonios y vampiros. El Snallygaster fue descrito como mitad reptil con extremidades del pulpo, y mitad ave con un pico metálico forrado con-dientes afilados de afeitar, que podía volar. Solía recoger a sus víctimas y llevárselas volando. Los primeros relatos afirman que este monstruo chupado la sangre de sus víctimas.

Es inquietantemente similar a la descripción  que se hace en la película “La Bruja de Blair.”  El nombre “Snallygaster” ha sido una broma para algunos en el siglo 20, pero muchos recuerdan que ha sido documentada en el área de Burkittsville en fecha tan reciente como 1973.

Otro asentamiento alemán del siglo 18, Zittlestown, siete millas al norte de Burkittsville, también estuvo plagado de acontecimientos sobrenaturales. Al igual que en Middletown, los residentes temían a un animal grande y feroz espíritu que se vio pocas veces. En el  libro de 1880 de Madaleine Dahlgren (viuda del almirante John A. Dahlgren), vienen documentados los problemas de esa comunidad.

Sin embargo, la mayoría de los fantasmas Burkittsville son de los hombres que perdieron la vida en la Guerra Civil. Las apariciones están casi siempre garantizadas en cualquier lugar en donde ha habido batallas, sufrimiento, y tumbas donde a los muertos no se les permite descansar. Burkittsville y alrededores tienen todos estos componentes desde los tiempos de la Guerra Civil.

En 1862, heridos y moribundos soldados de la Guerra Civil en esta zona se ubicaron en 17 hospitales improvisados. Algunos de los “hospitales” eran en realidad las casas e incluso la curtiduría en Burkittsville. Las voces de los fantasmas siguen siendo escuchadas por toda la ciudad, pero la curtiduría es particularmente significativa.

La curtiduría fue derribada, pero el lugar es frecuentado todavía. Cualquier persona que estaciona su coche allí durante la noche puede encontrar el vehículo marcado con huellas de “botas de soldados”, donde el coche fue pateado o pisoteado por los fantasmas de los hombres marchando.

Pero hay otros fantasmas en la zona, también. La leyenda cuenta que con la retirada del ejército confederado éste pagó a un hombre llamado Wise para enterrar los cuerpos de 50 hombres que allí perecieron. Este hombre aceptó el dinero y en vez de enterrarlos arrojó los cuerpos en un pozo abandonado.

Poco después, Wise comenzó a ver el fantasma del sargento Jim Tabbs de Virginia, que se quejó al Sr. Wise de lo incómodo del lugar en el que estaba.  Mr. Wise volvió a la fosa común y descubrió que uno de los cuerpos  asomaba por la parte superior del pozo boca abajo.

Tal vez los espíritus de estos hombres revelaron la verdad a los funcionarios locales. Sea cual sea la causa, las autoridades obligaron a Wise a enterrar adecuadamente a los 50 soldados que habían quedado a su cuidado.

Muchos otros soldados confederados se quedaron atrás como una necesidad de la guerra. El buen pueblo de Burkittsville reconoció que había que hacer algo por los muertos, por lo que los enterraron en tumbas poco profundas. Los residentes locales esperaban que, una vez que cesaran los combates, las tropas volverían a enterrar a los hombres correctamente.

Cementerio de Burkittsville.

Cuando terminaron los combates, nadie volvió a reclamar los cuerpos de estos hombres.  Finalmente, la mayoría – y quizás todos –  los cuerpos enterrados temporalmente en la sección anterior del Cementerio de la Unión en Burkittsville, fueron exhumados en 1868 y vueltos a enterrar en el cementerio de la Confederación de Washington.

¿Fue esto suficiente para poner su alma en reposo? Según Troy Taylor en su libro, Espíritus de la Guerra Civil, se han producido sucesos extraños y fantasmales en las proximidades de las tumbas poco profundas. Muchas noches, desde entonces, se ven luces misteriosas que aparecen en los campos abiertos cercanos, y ciertos puntos de la montaña.

Sin embargo, la montaña es también la fuente de una energía fantasmal que los visitantes de Burkittsville puede experimentar incluso ahora. Su historia es una de las grandes historias de la Guerra Civil.

Al amanecer del Domingo 14 de septiembre 1862, tanto los soldados de  la Unión como los soldados de la Confederación se esperan para sorprenderse con un ataque.  Sera conocido más tarde como la Batalla por la brecha Crampton, pero la ubicación entonces se llamaba “Spook Hill.”

En esa fatídica mañana, los soldados de la Unión llevaban rifles sólo en la batalla. Ellos fueron capaces de viajar más rápido que sus homólogos de la Confederación, que todavía estaban empujando los cañones hacia arriba cuando comenzaron los enfrentamientos. El primer ejército de la Unión de la División, Sexto Cuerpo, tuvo un éxito abrumador en la batalla.

Muchos soldados de la Confederación murieron luchando con los cañones pesados. Sus persistentes espíritus  son los “fantasmas” de Spook Hill. El sitio de esta batalla se encuentra cerca del monumento  a la Memoria de Corresponsales de la Guerra Civil, en Gathland Park.  Si se deja el coche en Spook Hill y lo  pones en punto muerto, se puede sentir como el vehículo es empujado por las manos espectrales de las tropas de la Confederación. Ellos todavía están luchando para impulsar sus cañones a la cima de la colina, y lograr la victoria en la batalla que perdieron hace más de 130 años.

Calle del centro histórico.

Algunos insisten en que la colina contiene algo magnético, y que ese magnetismo es lo que empuja a los coches en la parte superior. Nadie ha probado con éxito esta teoría todavía. Si Spook Hill contiene grandes cantidades de un mineral magnético, esto explicaría por qué la brújula Heather no funcionaba correctamente en la película The Blair Witch Project.

Sin embargo, con fogatas fantasmales, órganos en los pozos secos y tumbas poco profundas, las huellas de la antigua tenería / hospital, y los sucesos de Spook Hill, el relato de lo sucedido a tres estudiantes universitarios en el proyecto de la bruja de Blair parece casi pálido en comparación con la vida real.

Fuente consultada:


Anuncios