Históricamente conocido por su actividad paranormal, la casa de Beauregard-Keyes House se encuentra en 1113 Chartres Street, en el barrio francés.  fue construido en 1826 como casa de subastas para el adinerado Joseph LeCarpentier. Su nombre deriva de dos de sus antiguos residentes, el general confederado Pierre Gustave Toutant  Beauregard y la autora  Frances Parkinson Keyes.

KEYES 7

El general Beauregard y su familia vivieron en la casa desde 1866 hasta 1868.

Frances Keyes utilizó la casa como su residencia de invierno durante 25 años, donde escribió muchos de sus libros.

Muchos avistamientos sobrenaturales giran en torno a esta mansión. Algunas de las personas locales dicen que esta embrujada mansión criolla se llena de vida cuando una versión sobrenatural de la batalla de Shiloh hace estragos en la sala principal. Se ha dicho que “Los hombres con miembros mutilados y rostros quemados se arremolinan en una danza confusa de la muerte”, escribió Victor C. Klein en su libro Fantasmas de New Orleans 1996: “Los caballos y mulas aparecen y son sacrificados por la metralla y los proyectiles de cañón. El olor acre de la sangre y la decadencia impregna la atmósfera inquieta.”

KEYES 4

La casa Beauregard-Keyes también es conocida por ser el escenario de un tiroteo relacionado con la mafia, el cual dejó tres muertos. Se ha dicho que en el jardín, se puede oler la pólvora fresca y los tiros que se dispararon. Muchos dicen que han visto extrañas sombras y figuras en movimiento, corriendo locamente alrededor de la fuente del jardín.

Paul Munni, un maestro mundial de ajedrez, se dijo que se volvió loco cuando vivía en la hermosa casa. En su locura salvaje y enloquecido, Munni corrió desnudo hacia la calle con un hacha grande, esperando matar al primero que se cruzara en su camino. Afortunadamente la policía llegó a tiempo de reducirlo y detenerlo. Todavía hoy en el silencio de la noche, se puede escuchar el piano que con tanto amor solía tocar.

KEYES 3

Las ventanas crujen como si fuesen sometidas a un gran viento, incluso en un día soleado en calma. Es fácil escuchar también el sonido de pasos en la planta baja, pero sobre todo se siente como si alguien estuviera contigo, rozándote y observándote. . Pero miras a tu alrededor y no hay nadie.

Se dice que hay incluso entidades animales como el fantasma de un gran gato blanco y un par de perros fantasmas pequeños que rondan por las habitaciones. De los perros, dice Mickey, investigador de lo parnormal, uno es el espíritu inquieto de “Lucky”, un cocker spaniel propiedad de de la novelista Frances Parkinson Keyes. Parece ser que un par de días después de que Keyes muriera en 1970, Lucky, suspirando por su ama, falleció también.

La casa cuenta con dos escaleras curvas, dando lugar a un pórtico toscano. En el interior, el visitante encuentra una gran sala de estar y salón de baile, una sala rectangular comedor con salida a un porche y muchos detalles arquitectónicos finos.

KEYES 1

La habitación Beauregard está amueblada con muebles originales utilizados por el General y su familia. Algunos dicen que han presenciado el fantasma del general en la alcoba. El elegante jardín amurallado, cuenta con una fuente de hierro fundido bien y setos de boj bien recortados.  También consta de las colecciones de más de doscientas muñecas antiguas embrujadas y ochenta y siete teteras señora Keyes. Muchos investigadores han fotografiado niebla fantasmal y las muñecas embrujadas en movimiento en imágenes al azar. 

Los dueños de la ahora casa museo han informado de que después de cerrar una noche se quedaron a tomar fotos de la casa. Cuando se revelaron las fotos hubo algunas imágenes misteriosas e inexplicables en ellas. En las fotos parece que hay dos soldados de la guerra civil, de pie frente a la ventana mirando hacia afuera. Los dueños estaban seguros de que no había otras personas en el museo en el momento en que se tomaron las fotografías.

Sin lugar a dudas un lugar a visitar por los enamorados del misterio.

Fuente consultada:

http://www.hauntedneworleanstours.com

 

Anuncios