En la mañana del 26 de abril de 1986, el reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil en la ex Unión Soviética explotó. El incidente es el único evento con nivel siete, considerado un “accidente grave” y con el grado más alto posible en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares. El resultado de tal desastre fue la lluvia radiactiva 400 veces mayor que la de Hiroshima, la destrucción total del reactor, una nube de polvo radiactiva y el vapor que se propagó a través de gran parte de la geografía mundial, llegando a Suecia y a muchas partes de Europa Occidental en apenas 48 horas después de la catástrofe, la cual dejó la cercana ciudad soviética de Pripyat en una ciudad fantasma radiactiva. En la actualidad, además de la radiación muchos expertos en lo paranormal afirman que en el pueblo de Pripyat se experimentan fenómenos inexplicables además de haberse convertido en una puerta hacia lo desconocido.

Los-fenomenos-paranormales-de-Pripyat-600x250

Pripyat ha sido congelada en el tiempo, irradia más radiactividad más allá de cualquier límite aceptable. Platos y utensilios para comer aún se encuentran en las mesas, la ropa se encuentra en los armarios, los cochecitos de los niños se encuentran aún en la estación de tren donde cientos de padres subieron rápidamente a los vagones de carga de los trenes dejando atrás todo lo que tenían. La población de la ciudad cuando amaneció antes del accidente era de cincuenta mil habitantes, al atardecer y en la actualidad el número de habitantes es cero. Ese fatídico día, vidas enteras fueron abandonadas y otras muchas se quedaron atrapadas en el tiempo. Uno de los aspectos más extraños de la ciudad es el parque de atracciones, que se inauguró el día después de la evacuación y por lo tanto nunca se ha utilizado. La noria oxidada conocida como “la rueda de la fortuna” se ha convertido en la imagen más popular de Pripyat.

prypiat2

La ciudad de Pripyat es considerada uno de los lugares más interesante para los investigadores de lo paranormal. Muchos expertos en el campo creen que los eventos relacionados con la radiación y los fenómenos paranormales tienen una relación directa, donde está uno se encuentra el otro. Aunque algunos afirman que la radiación es un subproducto de la actividad paranormal, otros creen que las partículas radiactivas actúan como “combustible” para el más allá. Antes de la explosión del reactor muchas personas fueron testigos de avistamientos del llamado “Pájaro Negro de Chernóbil”, una gran criatura semejante a un hombre sin cabeza. Esta criatura se asemeja al conocido “Mothman” que se vio antes del desastre en el puente de Point Pleasant, en Virginia Occidental. Muchas personas creen que el Mothman anuncia futuros desastres. Al igual que en Point Pleasant, después del desastre no se volvió a ver. También durante los avistamientos de “Mothman” mucha gente experimentó pesadillas aterradoras y llamadas extrañas de teléfono.

mhtoman

En las investigaciones paranormales el problema que existe es en el tiempo que se puede realizar este tipo de indagaciones ya que los niveles de radiación son tan altos que los visitantes sólo pueden estar un tiempo determinado. Cuando los equipos comienzan a experimentar ciertos fenómenos inexplicables, las alarmas de radiación suenan y tienen que abandonar el lugar al momento.

prypiat1

 

Pero incluso con estos imprevistos, son muchos los que afirman haber visto misteriosas sombras y siluetas de personas, apariciones de antiguos médicos y bomberos caminando en medio de las calles y edificios abandonados. También se han informado sobre una luz ámbar que aparece sin explicación sobre las instalaciones abandonadas. Algunos militares han denunciado haber sido tocados por presencias invisibles, una sensación general de malestar, así como la sensación de ser observado desde las ventanas vacías del hospital. También existen informes de que los visitantes fueron seguidos por algo inexplicable además del sonido fantasma de niños riendo y jugando.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

Anuncios