Tag Archive: Apariciones


La casa de estilo victoriano llamada Garden Reach situada en la calle Pittville Circus Road fue construida en Cheltenham, en el condado inglés de Gloucester, durante la década de 1860. Fue una gran residencia de cuatro pisos de doble fachada de estilo victoriano de la época, repartidas en cuatro plantas.

Pittville-Circus-Road-St-Annes

‘Garden Reach’ fue comprado a su constructor por Henry Swinhoe, un abogado de Calcuta. Se había casado con Elisabeth Francis Higgins el 6 de febrero 1851 en la India y con el tiempo formó una familia de cinco hijos. Sin embargo, Elisabeth murió a los 35 años de edad, el 11 de agosto de 1866 y cuatro años más tarde Henry Swinhoe se casó de nuevo. Su segunda esposa fue Imogen Hutchins de Clifton, Bristol, pero su relación se vio empañada por peleas frecuentes, al parecer sobre la crianza de los hijos de Swinhoe, así como la posesión de la joyería del ex señora Swinhoe para el que Henry tenía un escondite secreto debajo de uno de los dibujos del suelo de la sala. El alcohol al que eran asiduos ambos cónyuges no hizo sino empeorar la situación. Henry e Imogen Swinhoe se separaron a principios de 1876 – Imogen volvió a Bristol mientras que Henry vivió en ‘Garden Reach’ durante unos meses antes de morir el 14 de julio del mismo año. Imogen de hecho, sólo sobrevivió a su marido por poco más de dos años. Ella murió en Clifton el 23 de septiembre 1878. Tras la muerte de Henry Swinhoe la casa permaneció vacía hasta 1879 cuando pasó a llamarse ‘Pitville Hall’ y fue comprada por Benjamin Littlewood de la cercana Shurdington, un pueblo en las afueras del suroeste de Cheltenham. Su propiedad fue de corta duración ya que murió el 5 de agosto 1879 sólo un mes después de mudarse y su viuda pronto se trasladó a una casa más pequeña en el mismo camino. La casa permaneció desocupada durante dos años y medio hasta marzo de 1882 hasta que en abril de 1882 llegó una nueva familia a Garden Reach, los Despard. El capitán Frederick William Despard, recién retirado, su inválida esposa, Harriet Ann, y sus seis hijos, cuatro chicas y dos chicos, con edades comprendidas entre los 19 y los 9 años.Una calurosa noche del mes de junio, cuando apenas llevaban tres meses instalados en su nueva casa, Rosina Clara, la hija mayor de 19 años, escuchó unos pasos cerca de de la entrada de su dormitorio cuando se desvestía para acostarse. Creyendo que era su madre, abrió la puerta, pero no había nadie en el pasillo. Miró a lo largo del mismo y vio, en el rellano de la escalera, la silueta de una mujer enlutada. Rosina la describía como una mujer alta, vestida de negro, con la cara cubierta con el pañuelo que llevaba en su mano derecha y con la mano izquierda metida dentro de la manga del vestido.

El-fantasma-de-Cheltehham

Parecía que enjugaba sus lágrimas con un pañuelo. A los pocos segundos, la visión bajó las escaleras, desapareciendo en el piso inferior. A partir de esa noche, el supuesto fantasma entró a formar parte de la vida de la familia Despard y Rosina decidió ser la cronista de todas y cada una de las manifestaciones paranormales que se sucedieron en la casa, en forma de cartas a una amiga, la señorita Catalina Campbell, que posteriormente serían estudiadas por la Sociedad de investigación psíquica. Gracias a ella, el caso ha pasado a la historia como uno de los mejor y más documentados de la historia de la parapsicología. Fue entonces cuando se empezó a considerar que podía ser el espíritu de Imogen, movido quizás por el ansia de encontrar las joyas que Henry no le quiso dejar en vida.

Imogen Swinhoe

Imogen Swinhoe

Rosina intentó captarla con cámaras fotográficas de la época y colocó “Trampas” como un hilo en la zona de la escalera por la que solía pasar, para comprobar si tenía cuerpo físico o era sólo un espectro. Hasta el año 1884, el fantasma enlutado se apareció de forma muy esporádica ante Rosina. Curiosamente, la joven, no contó a casi nadie lo que sucedía, tal vez pensó que no le creerían si no contaba con más testigos de las apariciones. Sólo habló del fantasma a unos pocos amigos de su entera confianza. Pero hubo más testigos: Una de las hermanas de Rosina vio a la mujer descendiendo por las escaleras principales de la casa, pero pensó que sería alguna visita de sus padres. También una doncella divisó a la mujer pero ella, menos confiada que la joven Despard, alarmó a toda la casa convencida de que había visto a una intrusa la cual entró a hurtadillas para robar. Se registró la casa, pero no encontraron a nadie.El otro testigo fue el hermano pequeño de Rosina que desde el jardín, mientras jugaba con un amiguito, vio claramente a una mujer vestida de negro, llorando desconsoladamente en una sala de la casa junto a una ventana. Cuando entró para ver quién era y qué le sucedía, la mujer ya no estaba.

A partir del verano de 1884 el fantasma entró en una fase de hiperactividad; sus paseos nocturnos se multiplicaron y Rosina, en una ocasión, conmovida por la tristeza que veía en ella, trató de hablar con el fantasma, pero la figura desapareció instantáneamente. Fue entonces cuando decidió contar a su padre lo que estaba sucediendo.Las apariciones se hicieron más frecuentes y empezaron a ir acompañadas de toda la fenomenología que rodea a este tipo de eventos paranormales: bajadas bruscas de temperatura, ruidos de origen inexplicable. Cada vez eran más los testigos de aquellas apariciones, puesto que el espectro se iba desinhibiendo más y más; como si hubiera ganado confianza y ya no le molestara la presencia de los vivos. Sin duda Rosina y su padre fueron los que más entraron en contacto con la manifestación de aquella mujer. Incluso, según anotó Rosina, en varias ocasiones solo ellos o muy pocas personas podían ver al fantasma.

El padre de Rosina, lejos de sentirse impresionado por las investigaciones de su hija, solo tenía un único deseo: expulsar a la figura errante, así que solicitó que se hiciera un exorcismo a la casa para librarse definitivamente de su fantasmal inquilina. La ceremonia, realizada en el año 1889, fue un éxito, al menos aparentemente, puesto que el fantasma no volvió a ser visto ni sentido en la residencia. Finalmente en 1892 la familia Despard abandonó la casa.El hecho había alcanzado una notoriedad enorme, no solo los curiosos rondaban la casa con la esperanza de ver al fantasma, la Sociedad para la Investigación Física, estudió el caso. Pero la desaparición radical del fenómeno, hizo que el tema cayera en el olvido y nadie volvió a acordarse del fantasma durante años.

Pero en 1898 se convirtió en internado infantil y las apariciones de la mujer enlutada comenzaron de nuevo. Bastantes años después, concretamente en 1958, un hombre que vivía en la misma calle en la que habitaron los Despard, aunque en otra casa, se despertó una noche sobresaltado, y notó que junto a la ventana se distinguía claramente la figura enlutada de una mujer vestida con ropas de la época victoriana, la cual apretaba un pañuelo contra su rostro como si estuviera sollozando. Su hermano y su hijo también llegaron a verla en varias ocasiones. El fantasma prodigó sus apariciones por la casa durante el tiempo que el hombre ocupó la misma, hasta el año 1961.

Otro incidente tuvo lugar en enero de 1970, cuando una residente de Cheltenham la señora Jackson estaba teniendo una clase de conducir a la hora del almuerzo y cuando pasaban justamente por delante de Santa Ana, su profesor se quedo comprensiblemente sorprendido cuando, el coche se paró de repente. No fue capaz de ver la figura de una mujer alta que llevaba un vestido negro largo que llegaba hasta el suelo, y que la señora Jackson dijo había bajado de la acera cerca de veinte metros por delante de ellos, en la trayectoria del vehículo en sentido contrario, desapareciendo repentinamente.

Otro incidente reportado ocurrió quince años más tarde, en julio de 1985, cuando dos testigos, un graduado de la Universidad de Oxford en música de unos sesenta años y un amigo, caminaban a lo largo de Pitville Circo alrededor de las diez de la noche, cuando vieron a una mujer alta vestida de negro con un miriñaque que se movía a lo largo del sendero cerca de Santa Ana hacia su cruce con la carretera principal, para de nuevo desaparecer de repente.

Hoy en día, aunque la casa sigue en pie, ha habido muchos cambios, una finca de pequeños bungalows conocidos como “St Anne’s Close” se ha construido en el antiguo jardín y varios de los edificios de la zona han sido demolidos y reemplazados por bloques de pisos.

http://www.spookyisles.com/

 

Anuncios

Son muchos los testigos que aseguran haber visto al fantasma del niño Pedrín, asesinado brutalmente en la zona del Monte Abantos y en cuyo lugar del crimen se alza hoy una cruz de piedra.

103111247

Lo primero que debemos tener en cuenta en esta historia es la localización, El Monte Abantos en El Escorial, Madrid (España) una zona rodeada de misterio desde tiempos antiguos, pues El Monte Abantos es un lugar mágico desde hace miles de años. Ya el pueblo pre-romano de los Vetones lo eligió como lugar para comunicarse con los dioses y en el Siglo XVI, Felipe II elige esa zona para construir el Monasterio de El Escorial y cuentan que no fue casualidad, ya que Felipe II pudo elegir ese lugar concreto para con el monasterio “sellar” una supuesta puerta al infierno que dicen se encuentra en esta localidad.

g_010

                                               www.monasteriodelescorial.com

Una mañana de invierno en 1893,  el niño Pedrín se dirigió al monasterio de la localidad para realizar sus labores de monaguillo, pero sin más desapareció misteriosamente. Al caer el sol y no aparecer Pedrín, su madre puso sobre aviso al padre del niño, quién movilizó a los vecinos de San Lorenzo y a la guardia civil que comenzaron su búsqueda, la cual se dilato durante días sin éxito mientras las esperanzas desaparecían.

Fue a la semana aproximadamente cuando su cadáver fue hallado oculto en el monte Abantos por unos cazadores que frecuentaban el lugar. Algunos dicen que fue secuestrado dentro del monasterio haciéndole así víctima de una conspiración, mientras otros cuentan que fue un vecino perturbado, un loco de la zona quién cometió tan cruel asesinato llamado el “Chato del Escorial”.

El Chato según las crónicas de la época “Violó al niño de cinco años, le asesinó y después llevó el ensangrentado y tierno cuerpecito a un monte para que se lo comieran los lobos. “El Chato” es alto, flaco y recio, tostado como un haz de sarmientos.  Sus manos enormes son las zarpas faunescas que atarazaron la mancillada carne del niño Pedrín. Veintitrés años vivió en la brigada del penal, donde se quedó ciego. Al evocarle aquella hora siniestra, repite como poseído por una pesadilla: -¡Los frailes!  ¡Fueron los frailes!”

En el lugar donde se encontró el cuerpo de Pedrín, se puso una cruz en memoria del pequeño de 5 años asesinado brutalmente allí, en sus alrededores se dice ocurren cosas extrañas y misteriosas.

2205201000321

Hoy día mucha gente desconoce la verdadera leyenda, pero existen testigos y testimonios que afirman, haber vivido situaciones extrañas en ese lugar. Gente que por el motivo que fuese estaba allí en la oscuridad de la noche, y de repente ver como de la abundante vegetación del lugar desciende una sombra de una estatura aproximada de 2 metros, negro mas negro que incluso se diferencia de la noche, de complexión fuerte y lo mas característico si cabe la posibilidad sin un rostro definido. aproximándose hacia el vehículo, como es obvio en este caso los testigos de tal escalofriante escena arrancan el coche y huyen desconcertados, despavoridos, sin dar crédito a lo que acaban de presenciar en ese mágico y oscuro monte abantos.

Otros testigos también hablan de unas voces de niño rodeando la cruz. Cruz que si nos acercamos podemos apreciar no solo el importante desgaste con el paso del tiempo, sino unas frases que narran un poco la tragedia que por aquel entonces se vivió en ese lugar, en la cruz de granito dice textualmente: “ 10 de febrero de 1893 fue hallado en este sitio el cadáver del desgraciado niño Pedrín Bravo y Bravo víctima del brutal salvajismo”.

Hl7Vo3u

Fuente consultada: http://www.todomisterios.com/

 

El Hotel Sheraton Gunter, construido en 1909, albergó a muchas celebridades de Hollywood y presidentes, pero también fue el lugar de un trágico suceso que parece ser el origen de las actividades sobrenaturales. Susurros fantasmales y ruidos inexplicables, las puertas se abren y cierran por sí solas, las luces se encienden y se pagan solas o sombras oscuras a media noche…, estos son solo algunos de los fenómenos inexplicables que tienen que hacer frente tanto empleados como huéspedes.

hotel-sheraton-gunter-habitacion-636

En febrero de 1965, un enigmático hombre alto de unos 30 años de edad se registró en el hotel con el nombre “Albert Knox”, solicitando previamente la habitación 636. Nadie sabía nada acerca de este hombre, lo único que se conocía era que entraba y salía del hotel acompañado de una atractiva rubia de también 30 años. En la mañana del 08 de febrero, el destino del Sr. Knox y del hotel cambio drásticamente. La trabajadora de limpieza, Maria Luisa Guerra, se dirigió a la habitación 636 para hacer una revisión final antes de que terminara su turno. El cartel de “No molestar” estaba colocado en la puerta, pero Maria pensó que los ocupantes de la habitación habían olvidado quitarlo y abrió la puerta.

Lo primero que vio Maria fue un hombre alto de pie sobre la cama empapada de sangre. Maria comenzó a gritar, pero el hombre le puso un dedo en sus labios indicándole que se callara. El enigmático huésped recogió unas hojas, y salió corriendo de la habitación por la escalera de incendios.

Cuando llegó la policía, estos encontraron botellas vacías de vino, aceitunas, queso y pequeñas huellas de sangre. También descubrieron mechones de pelo rubio, medias de nailon y ropa interior de mujer. Por último, pero no menos importante, una agujero de bala del calibre 22 en la cama y otra alojada en la pared cerca de una silla ensangrentada. Los rastros de sangre indicaban que el asesino había accedido varias veces al baño por razones desconocidas. Pero los detectives creían que el asesino había diseccionado el cuerpo de la víctima en la bañera antes de que Maria entrara en la habitación.

descarga

Los investigadores descubrieron que el enigmático hombre alto se había registrado con un nombre falso. Finalmente fue localizado en otro hotel, el St. Anthony, registrado en la habitación 536 con otro nombre falso (Al parecer, había solicitado la habitación 636, pero estaba ocupada). Cuando los agentes se disponían a entrar en la habitación, sonó un disparo desde el interior. Por desgracia, el sospechoso se había pegado un tiro en la sien tan sólo unos segundos antes de que la policía entrara.

La autopsia posterior detalló que las huellas dactilares del sospechoso coincidían con las del hombre alto que vio Maria en la habitación 636 del Hotel Sheraton Gunter. La policía también encontró una camisa blanca que había sido lavada en un esfuerzo para eliminar las aparentes manchas de sangre. A día de hoy, el cuerpo de la mujer rubia no ha sido encontrado y nadie informó en esa época la desaparición de ninguna mujer rubia. El caso sigue abierto.

Pero en un extraño giro del destino, el gerente del hotel recibió recientemente un extraño sobre sin remitente en el correo. El sobre estaba dirigido al Hotel Sheraton Gunter con el antiguo código postal utilizado en 1965. En el interior del sobre había una antigua llave de la habitación 636. Y este no es el único misterio que envuelve al hotel, el personal del hotel y los huéspedes han informado sobre extraños ruidos y avistamientos de una aparición femenina en la sexta planta, justo donde estuvo la habitación 636

Muchas de las manifestaciones fantasmales parecen centrarse en la habitación 636, el lugar donde tuvo lugar el atroz asesinato que sigue sin resolverse hasta día de hoy. Después de la limpieza de la escena del crimen, la gerencia del hotel decidió dividir la sala en dos salas más pequeñas y crear una suite. Una puerta compartida conecta las habitaciones 635 y 636, perfecto para los huéspedes con niños. Los vigilantes nocturnos han afirmado ver una mujer con atuendo fantasmal caminando por los pasillos cerca de la habitación 636. Los clientes se han quejado de fuertes ruidos y golpes de origen desconocido.

Junto con el fantasma de la mujer de la habitación 636 hay otros visitantes fantasmales en el Hotel Sheraton Gunter. En 1990, una aparición que se materializó en una habitación aterrorizó a una empleada del hotel. La trabajadora había entrado en la habitación para prepararla para el siguiente huésped cuando vio una anciana de pie en medio de la sala, con los brazos extendidos. La limpiadora se fue rápidamente, cerrando la puerta detrás de ella. Ella dijo que nunca se recuperó de la experiencia y todavía siente escalofríos cada vez que recuerda el día en que vio a la anciana en la habitación.

Ese mismo año, los trabajadores del hotel decidieron hacerse unas fotografías durante la fiesta de Navidad. Una vez que acabaron de hacerse las fotos, uno de los trabajadores vio una figura humana sin explicación en cada fotografía. Otras experiencias paranormales incluyen voces fantasmas y sombras misteriosas que se han llegado a ver en las inmediaciones de la habitación 436.

Psíquicos que han estado investigando los fenómenos sobrenaturales en el hotel, llegaron a identificar dos espíritus femeninos. Uno se llama “Ingrid”, una mujer que murió a principios del siglo XX. Muchos trabajadores creen que este espíritu femenino es la aparición fantasmal de pelo oscuro que ha sido avistado en todo el hotel, deslizándose en silencio por los pasillos, dentro y fuera de las habitaciones. El otro espíritu se llama “Peggy”, y ella fue una mujer de la época de 1920, que se encuentra perdida en el hotel.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

Cuando recuperó la conciencia, Rosamél paseó la vista por el fondo de la quebrada, los restos esparcidos en ambos costados lo devolvieron al  horror de la batalla acontecida y a la certeza de la lucha que libraría contra el desierto. Apenas si recordaba un año antes en su casa del barrio de Mapocho en Santiago de Chile las circunstancias que lo llevaron a enrolarse después de una noche de juerga y de fervor patriótico. Pero hoy, en la soledad de la pampa, el cabo Rosamél Alfonso bahamondez Martinez, comenzaba el duro camino de regreso a la vida.

Buscó entre los morrales de las decenas de cuerpos, algo de comida y juntó un par de cantimploras. Comenzaba a amanecer y vio como los buitres y cóndores comenzaban a otear preparándose para el festín.

Caminó casi todo el día en dirección a lo que pensaba que era el poblado de Pozo al monte, en un momento de cansancio sintió que se le nublaba la visión, después de pasarse el pañuelo por la frente, levanto la vista  y vio una polvareda detrás de las dunas. A cierta distancia divisó una caravana de llamas y un centenar de indígenas vestidos a la usanza antigua, le pareció disparatada la idea de que el ejército peruano estuviera enrolando indios sin dotarlos de los pertrechos necesarios para la travesía del desierto. Se acercó arrastrándose a lo alto de la loma para observar mejor y se encontró con unos ojos aterrados que lo miraban, el extraño se alejó gritando,¡zupay, zupay!(demonio), mientras el cabo disparaba su fusil sin hacer un rasguño al asustado indio. Pensó que había cometido un error  y que el disparo alertaría al resto de la caravana, sin embargo la extraña visión comenzó a desvanecerse delante de sus ojos, hombres, guerreros y séquito desaparecieron delante de él sin dejar rastro.

Sintió que su cabeza comenzaba a dar vueltas y cayó sin sentido en la arena ardiente.

 Fue rescatado dos días más tarde por un grupo de arrieros que se dirigían al oasis de pica, allí se recupero y contó su aventura. Algunos se asustaron y le contaron la historia de la “Ñusta Huillac”, una sacerdotisa guerrera que en tiempo de la conquista huyó al desierto para escapar de Pizarro y cuya historia dio origen a la fiesta de la Tirana.

Rosamel, aunque pensaba que había sido un espejismo a consecuencia del sol, siguió repitiendo su historia hasta el día de su muerte 60 años mas tarde en santiago, y aunque regreso a su casa, una parte de su espíritu, permaneció en aquel desierto.

Más de un siglo después, aun se puede oír por boca de los lugareños, la extraña visión de un soldado que vaga por la pampa ataviado con el antiguo uniforme azul y rojo entre Tiviliche y Dolores, en el desierto de Atacama.

Cuento de Hector Pinto  http://elojosudaka.blogspot.com.es

El recinto ubicado en la calle Zaragoza en el centro de Veracruz es un edificio construido en el siglo XVIII, el cual en sus inicios estaba enfocado a ser un hogar para menesterosos, hasta que en el año 1860, tras la invasión de los franceses, éste fue utilizado como hospital y años más tarde con la expulsión de los invasores, se utilizó como nosocomio de mujeres.

Posteriormente, para el 12 de diciembre de 1870 se utilizó como hospicio, recibiendo ancianos, personas con problemas mentales y niños huérfanos; hasta el año 1967 cuando el hospicio cambió de sede y tras una remodelación, en 1969 se anunció en el sitio la apertura del actual Museo de la Ciudad.

MUSEO1

El director del Museo de la Ciudad de Veracruz, Ricardo Cañas Montalvo comentó, “es un edificio donde murieron muchas personas y no sabemos si antes tuvo un indicio triste pero, en los 97 años que fue hospicio pasaron algunas cosas, entre ellas la muerte de un niño”.

La historia de apariciones toma realismo con los relatos de turistas y personal que trabaja, quienes refieren ver a niños, en especial a un infante “que camina por los pasillos, se le ve de noche, llora, es travieso porque enciende luces y cambia las cosas de lugar”.

MUSEO2

El relato más escalofriante, recuerda el director del recinto, es cuando hace unos años, previo a la desaparición de la policía intermunicipal, había “un vigilante que le asignaron el turno de noche y al otro día amaneció en la banqueta porque no quiso permanecer en el edificio argumentando, en el transcurso del turno estaba con casi todas las luces apagadas cuando vio siluetas corriendo en la parte superior, pensaba que se habían metido a robar, le habló a la corporación, llegaron, revisaron el edificio y no encontraron nada, se fueron y al rato, vio a unos niños en la parte de abajo pero se estaban riendo de él, entonces muerto de miedo se salió a la banqueta y pidió a su corporación no regresar nunca a vigilar el Museo de la Ciudad”, el hombre renunció y jamás se le ha vuelto a ver en el sitio.

Así también, han regresado al lugar ancianos que anteriormente siendo niños vivieron en el hospicio y recuerdan el pánico que les daba andar por ciertas zonas debido a la aparición de un niño que según cuentan, en el área de la zotehuela había caído a un profundo aljibe en forma de pozo, de donde lo sacaron muerto para después enterrarlo en un panteón de la ciudad.

MUSEO3

En este sentido, personal y visitantes sin ninguna relación en común, han coincidido en describir al niño de las apariciones como un menor de aproximadamente 9 años, peloncito, con overol y con la expresión triste.

Sobre este infante, el director Ricardo Cañas relata según los comentarios de visitantes, el menor “entra a donde está la cabeza olmeca que era la antigua cocina del hospicio y los turistas al verlo llorando lo siguen por esa única entrada para darle consuelo pero cuando llegan al interior no hay nadie; otras personas lo ven y avisan que anda un niño en los pasillos llorando”.

MUSEO4

Así también, agregó, “otro de los fenómenos es que se ve un perro, al cual incluso se le oye ladrar; precisamente, hace dos semanas uno de mis compañeros, Franz, le tocó trabajar hasta las 09:00 de la noche, ya estaba cerrado el edificio y de pronto, escuchó los ladridos del perro, tuvo que salirse y dejó las luces encendidas porque le dio mucho miedo”.

Por otra parte, las trabajadoras del lugar Margarita, Carmen y Marigely, comparten los relatos paranormales y aseguran, las zonas de mayor actividad fantasmagórica son el área de baños, la zotehuela (donde se encuentra el aljibe), los pasillos de la parte superior y debajo de las escaleras, área que durante el orfanatorio era usada como celdas de castigo.

MUSEO5

Otro de los relatos macabros, recuerdan, fue durante “la exposición de asesinos seriales y pena de muerte, exposición que estaba todo el día hasta las 07:00 de la noche, al final de la jornada cerraron el museo pero a la mañana siguiente, algunas de las figuras como la de Ed Gein e inclusive la de Jack ‘el Destripador’ aparecieron movidas de lugar pese a que estuvo cerrado con llave el espacio” toda la noche. La sala donde ocurrió este evento es conocida como ‘Sala A’ o ‘Sala norte’, la cual durante la etapa de orfanato era usada por las niñas menores.

MUSEO6

Debido a estos eventos, además de aquél policía, recientemente un estudiante que realizaba sus prácticas profesionales en el sitio optó por renunciar debido al temor que le ocasionaban los eventos paranormales, principalmente en el área adjunta a los baños, donde se encuentra la cabeza olmeca, sitio donde fue agredido físicamente por quien suponen un ‘ente’.

MUSEO7

El silencioso y enigmático recinto en los últimos años ha recibido videntes de algunas partes del mundo quienes aseguran percibir una profunda sensación de tristeza en la parte de la zotehuela, así como estudiosos de eventos paranormales quienes han corroborado la existencia de fuerzas sobrenaturales.

Fuente consultada:

http://www.eluniversalveracruz.com.mx

 

 

También llamada “Isla de la Astilla”, la isla de Pedrosa es una de las islas más grandes de Cantabria.  Tiene una extensión de 1613 hectáreas, de las que 968 corresponden a la isla y 645 a tierra firme. En la actualidad está unida a tierra por un puente construido en 1966.

foto1

En 1834 la Junta de Comercio de Santander inició los trámites para convertir Pedrosa en un lazareto en el que alojar a los tripulantes de buques afectados por enfermedades tropicales. La mayoría tenían lepra y se les abandonaba allí hasta que morían, sin ninguna atención médica.

Empieza a funcionar en 1869 y se mantiene hasta 1914. Este año pasa a ser Sanatorio Marítimo Nacional para el tratamiento de la tuberculosis y llega a tener 600 camas hasta que finalmente en 1989 cierra sus puertas.

Poco después volvió a abrir como comunidad terapéutica dedicada a la rehabilitación de drogodependientes. La Consejería de Sanidad lo sigue utilizando con este fin y actualmente solo se puede acceder a uno de los pabellones del sanatorio hasta las 22.00. Actualmente a la isla sólo pueden entrar los vehículos autorizados, pero son muchos quienes van andando.

En el jardín del sanatorio marítimo se pueden apreciar dos esculturas: una dedicada a Manuel Martín de Salazar, director general de Sanidad del Estado, y otra en memoria de Víctor Meana Negrete, uno de sus directores más influyentes del sanatorio.

foto2

El grupo ICOA de investigación paranormal pasó dos noches en el edificio para registrar pruebas gráficas de los fenómenos. La escritora Anita Lauda, afirma que hay espíritus en el pabellón abandonado.

La americana Anita Lauda, autora de las obras ‘Al final de la espiral’ y ‘San Sebastián de Garabandal: tesoros arqueológicos y etnográficos’, creó el colectivo de Investigadores Contacto Oculto Asociados (ICOA) para buscar y analizar todo tipo de fenómenos paranormales: casas encantadas, avistamientos de ovnis, energías, etc. Su último descubrimiento han sido «los fantasmas que habitan los pabellones abandonados de la isla de Pedrosa», en Pontejos.

La aventura comenzó cuando la fotógrafa del grupo, «que es sensitiva», se acercó a la isla para hacer unas fotos. Anita Lauda explica que, una vez allí, su compañera empezó a tener una sensación extraña, que no le gustaba, «como si corriera una energía rara». Cuando habló a los miembros de ICOA sobre su experiencia, el grupo decidió acudir una noche a Pedrosa para investigar de dónde emanaba esa energía.

«Lo primero que vimos cuando entramos en uno de los pabellones abandonados fueron fantasmas de niños y ‘camitas’ muy pequeñas que no sabía ni que existían», explica Lauda, que desde su nacimiento ha vivido experiencias sensitivas.

foto3

A la noche siguiente, un grupo de siete personas regresó al pabellón abandonado para intentar comunicarse con los espíritus. «Hicimos una ‘ouija’ pero no funcionó. Sin embargo, antes de empezar, un compañero del grupo puso una canción en el móvil -una versión de ‘Every breathe you take’ entonada por un coro infantil- y mientras sonaba, comenzó a oirse un tropel de gente bajando por las escaleras del edificio. Eran los fantasmas de unos niños, vestidos con ropa antigua, acompañados por una mujer que parecía una enfermera», cuenta Lauda. «Aquello lo vimos los siete. Los que son sensitivos y los que no».

foto4

Los miembros de ICOA sacaron centenares de fotografías durante sus dos noches en el edificio abandonado de Pedrosa. Anita Lauda señala en ellas esferas de energía, fantasmas y psicografías. «Lo que me hiela la sangre es un fantasma que porta un hacha enorme y parece un verdugo», explica la autora de ‘Al final de la espiral’ obra en la que se analizan los fenómenos del palacio de los condes de Albox, en Limpias.

La tercera vez que se acercaron al pabellón se lo encontraron vallado, cuenta Anita Lauda. «Tengo entendido que lo quieren recuperar, pero cuidado con lo que pueda pasar porque van a tener incidentes; eso lo tengo muy claro», augura.

Fuentes consultadas:

http://www.misterioparanormal.com

http://www.eldiariomontanes.es

Disneylandia se encuentra en Anaheim, California, y es conocido como el mayor parque temático de todo Estados Unidos. Es propiedad de “The Walt Disney Company” y abrió sus puertas el 18 de julio de 1955. El parque ha sido visitado por más de 515 millones de personas y es conocido como “El lugar más feliz de la Tierra”.

FACE

Según numerosos informes, huéspedes y trabajadores han afirmado ser testigos de lo sobrenatural en el interior de los muros de Disneylandia. De avistamientos de fantasmas a la gran actividad paranormal, se dice que Disneylandia es una de las zonas más embrujadas de todo el mundo.

Cualquiera que esté un poco familiarizado con la historia del parque sabe que debajo de la gran superficie mágica hay una red detúneles subterráneos llenos de oscuros secretos y misterios paranormales aún más fascinantes. Ha habido más de 10 muertes reportadas en Disneylandia: incluyendo un ahogamiento, un empalamiento, y muchos otros accidentes.

Lo que mucha gente no sabe es que hay restos de cadáveres esparcidos por todo Disneylandia. En los últimos años, muchas familias deciden esparcir las cenizas de sus seres queridos en Disneylandia, más concretamente en la atracción de los Piratas del Caribe y La mansión embrujada. Según informaron varios medios de comunicación locales, incluso los guardias de seguridad tienen establecido un procedimiento para este tipo de situaciones. Los guardias de seguridad vigilan el paseo por la noche a través de las cámaras de vigilancia e incluso presencialmente en busca de sospechosos que puedan esparcir la ceniza de sus seres queridos ya fallecidos. Incluso fue hallada una mandíbula de una persona encontrada en La mansión embrujada.

FACE2

El ex empleado de Disneylandia David Koenig contó la historia de un grupo de turistas que solicitó permiso a la dirección del parque para que pudieran celebrar un funeral rápido para su hijo fallecido. Los vigilantes de seguridad detuvieron a los presentes cuando se les vio vertiendo sus cenizas en el recinto.

¿Es posible que todas estas muertes y recuerdos hayan dejado una energía paranormal? Hay cientos de avistamientos fantasmales cada año en Disneylandia. Sobre todo los empleados que trabajan en las atracciones reportan sucesos extraños, tales como las luces que se encienden y se apagan solas o la animatrónica se pone en funcionamiento cuando la electricidad está apagada. Por su parte, los vigilantes de seguridad afirman que por la noche en la atracción de los Piratas del Caribe a veces puede ver una aparición fantasmal en los monitores de vídeo montando en uno de los barcos, pero cuando se presentan en la zona no hay nadie allí.

El niño que llora es la aparición fantasmal que se observa con mayor frecuencia en la Mansión Embrujada. Su fantasma es visto sentado junto a la salida, mientras llora. Nadie sabe quién es el niño o por qué está molesto. Cuentan que la madre del niño fallecido pidió a los empleados de Disneylandia si podía extender las cenizas de su hijo cerca de la atracción, porque había disfrutado mucho cuando estaba vivo. Los trabajadores de Disneyland dijeron que eso estaba prohibido, pero por la noche ella las extendió allí sin permiso.

El fantasma de un hombre con un bastón también se aparece en la Mansión. Según cuentan los trabajadores más antiguos, un hombre que pilotaba una avioneta en la década de 1940 cayó sobre el terreno del parque temático, que sería construido años después. Su avión se estrelló en un lago cerca de donde está ahora la Mansión Embrujada. Supuestamente, su alma continúa en la atracción. Los empleados lo conocen como “el hombre con un bastón”. Según los registros, la aparición fantasmal es más frecuente en la noche, cuando ya no hay visitantes en el parque. En una ocasión, un empleado estaba trabajando solo en el área de carga de la mansión, cuando levantó los ojos y pudo observar a un hombre con un traje y un bastón sentado en el paseo. El empleado trató de hablar con el hombre misterioso, pero él no respondió. Después de varios segundos se desvaneció poco a poco hasta que no quedó nada de él.

Otra aparición fantasmal es el del hombre con un esmoquin. En una ocasión, un empleado estaba trabajando en la zona donde los pasajeros desembarcan desde el paseo. Aquí hay un espejo, por lo que la operadora puede ver cuando los pilotos llegan a su espalda. Durante su turno ella seguía viendo una figura en el espejo, cuando se dio la vuelta no había nadie allí. La figura que vio parecía estar vistiendo un esmoquin, luego sintió un escalofrío y una mano en el hombro, se volvió y no había nadie. La operadora salió corriendo de la mansión embrujada y renunció a su trabajo de inmediato.

Un fantasma apodado George se dice que se aparece en la atracción de los Piratas del Caribe. George era un obrero de Disneylandia que fue sacudido por un rayo mientras trabajaba. La aparición de George se ve a menudo en las primeras horas de la mañana, y normalmente es confundido con un intruso por el personal de seguridad.

Una chica joven rubia aparece en la zona de la nave espacial en el Centro Epcot. Su fantasma se ve en ocasiones sentada en uno de los coches que llevan a los visitantes por todo el centro, y en otras ocasiones aparece con un niño.

Estos son algunos de las apariciones fantasmales reportadas tanto por el personal como por los visitantes en Disneylandia. Y para terminar, no podemos olvidarnos del fantasma de Walt Disney caminando a través de los jardines. La aparición ha sido capturada por varias cámaras de seguridad, y parece caminar a través de puertas cerradas e incluso a través del agua.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

Esta histórica casa de dos pisos en Junee ( Australia) con sus amplias terrazas y decoraciones en hierro forjado está abierta a miles de visitantes cada año, y todos quieren saber sobre los fantasmas y las tragedias asociadas con esta enorme mansión. Los Ryans, sus posteriores propietarios vivieron y padecieron numerosos capítulos extraños en su estancia en Monte Cristo. Es una de las mayores “casas encantadas” que existen ya que en ella conviven diez espíritus en la casa que no están dispuestos a hacer las maletas.

montecristo1

Christopher William Crawley [1841-1910] adquirió a nivel local, en enero de 1876 dos parcelas de tierra, una de cuatrocientas hectáreas, y otra de ciento veinte. Después de años de lucha, la agricultura y muchas privaciones, se hizo rico.

El Señor Crawley pronto se convirtió en una fuerza a tener en cuenta, más que un pilar de la sociedad se convirtió en el fundador del pueblo. Un devoto católico romano donó una parcela de tierra a la iglesia y ayudó a financiar la construcción de la Iglesia de San José y otros importantes proyectos cívico. Con su riqueza levantó los pilares de Monte Cristo, (1884-1885).

mccrawleys

Concebida la casa más grande de las regiones, la nobleza Monte Cristo logró convertirse en el último símbolo de estatus, como un castillo feudal, era el centro del poder local y se asentó en lo alto de una colina.
En su día, la casa era conocida como una de las regiones de los centros sociales, un lugar donde se celebraron reuniones y en la que los Crawleys tuvieron siete hijos, los cuales vivieron felices.

montecristo2

La Señora Crawley es recordada allí muy parecida a la Reina Victoria , por lo general siempre vestía un vestido negro de encaje, gobernó la casa con una barra de hierro junto con su marido, pero el personal que trabajaba para ellos vivió duras historias de maltrato que dieron lugar a numerosas leyendas siniestras que persisten hoy.

William Christopher Crawley Monte Cristo murió en el 14 de diciembre de 1910 a la edad de 69 de una insuficiencia cardíaca. Se cree que su viuda sólo abandonó la casa en dos ocasiones en los restantes veintitrés años de su vida, convirtiendo su habitación en una pequeña capilla, donde leía constantemente la Biblia. La Sra Crawley murió en Monte Cristo el 12 de agosto de 1933 a la edad de 92 de otra insuficiencia cardíaca.

Los últimos miembros de la familia se marcharon en 1948con pena, tras lo cual nadie volvió a vivir allí, hasta que fue adquirido por otro matrimonio, los Ryan’s una década más tarde.

ryans

“Habíamos estado en esta residencia cerca de tres días y fuimos al centro a por suministros, en el viaje de regreso por la noche casi llegando a la casa nos acompañaba una espesa niebla, cuando giramos por una calle de la avenida justo para seguir el camino recto hacia la casa, vimos a lo lejos una luz encendida en cada ventana ; Llegamos a tal conmoción que paré el coche y nos quedamos sentados observando cómo nuestra casa se encontraba totalmente iluminada, mi mujer no quería continuar, estaba convencida de que se trataba de algún ladrón, pero decidimos avanzar con cautela y cuando llegamos las luces se apagaron todas de pronto y Monte Cristo se perdió de nuevo entre la niebla y la oscuridad de la noche, hemos intentado por años buscarle respuesta lógica y no la encontramos, a mi hijo le sucedió lo mismo veintisiete años más tarde, regresaba a casa y no había nadie, el observó como todas las luces de la casa se encendieron a la vez, y cuando se acerco a la puerta, se volvieron a apagar de inmediato, sin ninguna explicación lógica.

En una ocasión según cuenta el matrimonio: “un amigo se acercó a la casa una tarde por unos asuntos y entró en Monte Cristo de buen humor, asegura que de repente vio algo extraño y se fue rápidamente. Cuando hablé con él sólo me decía que no volvería a pisar mi casa nunca más, jamás se atrevió a contarme lo que vio esa tarde”.

Las escaleras de la casa, son también epicentro de bastante actividad paranormal: “les estaba mostrando la casa a una madre y a su hija y recuerdo sus gestos cuando subíamos las escaleras hacia el piso de arriba y me decían que algo les empujaba y les costaba  trabajo avanzar,  como si hubiese una fuerza invisible que les impedía subir.

escaleras

“Las escaleras a menudo nos causan problemas, especialmente con los niños de tres o cuatro años, continuamente provocan alboroto en o cerca de la escalera, he preguntado con frecuencia sobre su historia y por lo que he investigado, la escalera tiene que ver con la muerte de un niño. Esta fuerza desaparece cuando mis invitados bajan por ella”.

En 1992, un sobrino y su novia nos hicieron una visita, y la chica fue un momento hacia el baño, mi sobrino la acompañó hasta la puerta porque ella se sentía con miedo, cuando se disponían a bajar, escucharon unas voces que surgían de la nada y que venían de una parte no iluminada, cuando se acercaron vieron una mujer joven vestida de blanco que dijo suavemente dos veces: “No te preocupes, los derechos serán de todos” y desapareció ante sus ojos.

Parece ser que el comedor es el lugar en el que más se siente la presencia de la Sra. Crawley. En una visita que realizó a la casa una psíquica, en varias ocasiones durante las comida ella se levantó y abandonó la sala sin explicación, esperó afuera un momento y regresó a su asiento. Más tarde contaría a los dueños, que la Sra Crawley le había ordenado salir de la sala.

ghosts-in-Haunted-Monte-Cristo-Homestead

En el balcón es fácil escuchar pasos fantasmales, un día la señora Ryan se puso a coser en la primera terraza, y en varias ocasiones escuchó el sonido de unos tacones de mujer caminar en el balcón de arriba. A veces llamaba pensando que era un miembro de la familia, pero nunca recibía respuesta. “Lo mismo ocurría algunas noches que estábamos solos en la casa, sentíamos como alguien bajaba las escaleras y regresaba de nuevo por ellas quince minutos más tarde. En el transcurso de los años nos hemos acostumbrado a estos pasos fantasma, después de haber oído tantas veces les podría diferenciar entre pasos realizados en lino o madera. Aunque ya hemos tenido el pasillo enmoquetado durante varios años, el sonido es muy distintivo pero todavía causa un poco de preocupación”.

Muchos visitantes han salido despavoridos de la misma nada más entrar en ella, como es el caso de una periodista que quiso grabar en la estancia donde se recluía en vida la Señora Crawley y le fue imposible, empezó a sentir un miedo incontrolable. También están los casos de un matrimonio y su hija de quince años que estando de visita y la niña al entrar en una de las habitaciones comenzó a sufrir un ataque de asma cuando jamás en su vida lo había tenido, la niña dijo una vez recuperada que no vendría más, o el de un cura que también visitó la casa y quiso bendecir ésta, durante el recorrido por ella hizo la señal de la cruz y salió despavorido hacia la puerta.

Otra curiosa aparición es la que tiene lugar en las ventanas de los dormitorios, cuando las hijas de los Ryan eran pequeñas dormían juntas en una habitación, muchas noches llamaban a sus padres llorando porque veían a un hombre en la ventana observándolas,  describían como un  hombre joven con la cara manchada que vestía con ropa  de trabajo, pero a lo largo de los años, las niñas se acostumbraron e hicieron caso omiso de la presencia.

Pero más invitados han tenido experiencias escalofriantes en la casa, un matrimonio vio una figura blanca que flotaba alrededor de la habitación y desaparecía por la ventana cerrada. A otro amigo de la familia le sorprendió ver un rostro sereno de una mujer a los pies de la cama, sin cuerpo y a un tercero al que hubo que cambiarlo de habitación porque oía unos gritos y aseguraba que con él, en la misma habitación, había alguien más.

habi

Una noche que el matrimonio Ryan fue a una función de teatro, envió a su hija menor, Shiralee, a comprobar que su hermano pequeño seguía dormido en la habitación, ella regresó muy angustiada y explicó que había visto, junto a la escalera, a un hombre joven con ropa de trabajo de pie, mirando hacia su hermano Lawrence, describiéndolo incluso con un agujero en la manga, les llevó horas poder calmarla lo suficiente.

Ahora la casa está abierta al público para que todos conozcan su historia, muchos de los visitantes han presenciado o sentido cosas como es el caso de una joven madre que entró en la habitación en la que históricamente dormía el niño que se aparece en las escaleras y palideció , tuvo que pedir disculpas a los demás asistentes en el grupo y quiso, al abandonar la estancia, entrar de nuevo para comprobar si lo que vio en esa habitación era producto de su imaginación.

Otro señor sintió como algo se aferraba a su pecho, cuando se tranquilizó, regresó al grupo pero al momento se volvió a sentir mal y quería salir de allí cuanto antes, su esposa contó que tuvo que acudir a hablar con un párroco porque se sentía extraño desde que visitó la casa, empezaba a perder la cordura, varios días después ella misma observó como del pecho de su marido salía una niebla, dejándolo, después de esto, tranquilo para siempre.

montecristo3

Gritos y lamentos que se han oído en los establos, al parecer por aquellos tiempos, mantuvieron encadenado a un enfermo mental, hijo de una de las sirvientas que murió víctima de su abandono. A lo largo del tiempo todos estos fenómenos solo les han ocurrido a niños y a mujeres, un dato importante era que la Señora Crawley odiaba su presencia en la casa.

La mansión Monte Cristo es sin duda, una casa con episodios manchados por la tragedia y sus fenómenos son variados, la mayoría siempre suceden a gente ajena a la casa como niña que deambulaba perdida y asustada al separarse del grupo con el que venía “la encontré en el jardín y la acompañé hasta donde estaba su madre, en el camino me explicaba angustiada que se enfrentó a una mujer mala en las escaleras vestida con ropa antigua que le gritaba diciéndole que saliera de su casa”, o personas que ven en el exterior de la casa a gente vestida con ropa de trabajo o aquel niño que desde el coche vio a un señor mayor con traje marrón, sin moverse y mirando hacia él.

La mansión a día de hoy sigue en pie y recibiendo miles de visitas, su cruento pasado no puede descansar en paz.

 

Fuente consultada:

http://www.cibercastillo.blogspot.com.es/

Históricamente conocido por su actividad paranormal, la casa de Beauregard-Keyes House se encuentra en 1113 Chartres Street, en el barrio francés.  fue construido en 1826 como casa de subastas para el adinerado Joseph LeCarpentier. Su nombre deriva de dos de sus antiguos residentes, el general confederado Pierre Gustave Toutant  Beauregard y la autora  Frances Parkinson Keyes.

KEYES 7

El general Beauregard y su familia vivieron en la casa desde 1866 hasta 1868.

Frances Keyes utilizó la casa como su residencia de invierno durante 25 años, donde escribió muchos de sus libros.

Muchos avistamientos sobrenaturales giran en torno a esta mansión. Algunas de las personas locales dicen que esta embrujada mansión criolla se llena de vida cuando una versión sobrenatural de la batalla de Shiloh hace estragos en la sala principal. Se ha dicho que “Los hombres con miembros mutilados y rostros quemados se arremolinan en una danza confusa de la muerte”, escribió Victor C. Klein en su libro Fantasmas de New Orleans 1996: “Los caballos y mulas aparecen y son sacrificados por la metralla y los proyectiles de cañón. El olor acre de la sangre y la decadencia impregna la atmósfera inquieta.”

KEYES 4

La casa Beauregard-Keyes también es conocida por ser el escenario de un tiroteo relacionado con la mafia, el cual dejó tres muertos. Se ha dicho que en el jardín, se puede oler la pólvora fresca y los tiros que se dispararon. Muchos dicen que han visto extrañas sombras y figuras en movimiento, corriendo locamente alrededor de la fuente del jardín.

Paul Munni, un maestro mundial de ajedrez, se dijo que se volvió loco cuando vivía en la hermosa casa. En su locura salvaje y enloquecido, Munni corrió desnudo hacia la calle con un hacha grande, esperando matar al primero que se cruzara en su camino. Afortunadamente la policía llegó a tiempo de reducirlo y detenerlo. Todavía hoy en el silencio de la noche, se puede escuchar el piano que con tanto amor solía tocar.

KEYES 3

Las ventanas crujen como si fuesen sometidas a un gran viento, incluso en un día soleado en calma. Es fácil escuchar también el sonido de pasos en la planta baja, pero sobre todo se siente como si alguien estuviera contigo, rozándote y observándote. . Pero miras a tu alrededor y no hay nadie.

Se dice que hay incluso entidades animales como el fantasma de un gran gato blanco y un par de perros fantasmas pequeños que rondan por las habitaciones. De los perros, dice Mickey, investigador de lo parnormal, uno es el espíritu inquieto de “Lucky”, un cocker spaniel propiedad de de la novelista Frances Parkinson Keyes. Parece ser que un par de días después de que Keyes muriera en 1970, Lucky, suspirando por su ama, falleció también.

La casa cuenta con dos escaleras curvas, dando lugar a un pórtico toscano. En el interior, el visitante encuentra una gran sala de estar y salón de baile, una sala rectangular comedor con salida a un porche y muchos detalles arquitectónicos finos.

KEYES 1

La habitación Beauregard está amueblada con muebles originales utilizados por el General y su familia. Algunos dicen que han presenciado el fantasma del general en la alcoba. El elegante jardín amurallado, cuenta con una fuente de hierro fundido bien y setos de boj bien recortados.  También consta de las colecciones de más de doscientas muñecas antiguas embrujadas y ochenta y siete teteras señora Keyes. Muchos investigadores han fotografiado niebla fantasmal y las muñecas embrujadas en movimiento en imágenes al azar. 

Los dueños de la ahora casa museo han informado de que después de cerrar una noche se quedaron a tomar fotos de la casa. Cuando se revelaron las fotos hubo algunas imágenes misteriosas e inexplicables en ellas. En las fotos parece que hay dos soldados de la guerra civil, de pie frente a la ventana mirando hacia afuera. Los dueños estaban seguros de que no había otras personas en el museo en el momento en que se tomaron las fotografías.

Sin lugar a dudas un lugar a visitar por los enamorados del misterio.

Fuente consultada:

http://www.hauntedneworleanstours.com

 

Uno de los trenes fantasmas más famosos de todos los tiempos fue el tren del entierro de Abraham Lincoln, lo que lo llevó de Washington a Springfield para su entierro en abril de 1865. También conocido como “El tren fantasma de Lincoln”, es uno de los eventos sobrenaturales más intrigantes de toda la historia.

locomotora lincoln

Abraham Lincoln, el decimosexto presidente de los Estados Unidos, estuvo rodeado de extraños sucesos y experiencias paranormales durante toda su vida. Su esposa, Mary Todd Lincoln, estuvo fuertemente involucrada en el espiritismo, tratando de comunicarse con su hijo Willie que falleció en la Casa Blanca mediante sesiones de espiritismo. Aunque Lincoln asistía a todas las sesiones, él no era un fuerte creyente, hasta el día que fue testigo de varios extraños fenómenos.

Abraham_Lincoln_November_1863

Lincoln una vez tuvo una extraña experiencia al ver una imagen doble de sí mismo en un espejo. Él encontró esto tan inquietante que lo habló con su esposa, quien le dijo que era un presagio de que sería elegido para un segundo mandato. En otra ocasión, el presidente Lincoln soñó que estaba en el ala Este de la Casa Blanca presenciando un gran funeral. Cuando le preguntó a un soldado qué pasaba, le dijeron que el presidente fue asesinado. Tres días después de relatar su sueño a su esposa y a sus amigos más íntimos, Lincoln fue asesinado. Ocurrió durante la noche del 14 de abril 1865 en el Teatro Ford en Washington D.C. El actor John Wilkes Booth irrumpió en el palco presidencial y le disparó al presidente a quemarropa antes de escapar.

El cortejo fúnebre viajaría 2.661 kilómetros a lo largo de la misma ruta la cual el propio Lincoln realizó como presidente electo en 1861. La única diferencia era que el tren no iba a pasar a través de Pittsburgh o Cincinnati. El cuerpo de Lincoln, junto con el cuerpo exhumado de su hijo Willie, fue cargado a bordo del tren funeral.

lincoln-funeral-teddy-roosevelt

Los restos de Lincoln y su hijo viajaron a través de las 444 comunidades hasta que el tren llegó a su destino final, donde los dos fueron enterrados en el cementerio de Oak Ridge en Illinois. Muchas personas afirmaron que con la llegada del tren fúnebre los relojes de la zona se detuvieron.

El coche fúnebre de Lincoln cambió de propietario varias veces después de cumplir con su deber. Curiosamente, en marzo de 1911, el coche fue destruido cuando un misterioso incendio arrasó un área cerca de Minneapolis, Minnesota, donde se estaba almacenando.

Cada año en el mes de abril después del viaje del cortejo fúnebre un tren fantasma ha sido avistado por muchas personas viajando por el mismo trayecto. Al parecer sale desde Washington D.C., viajando a través de Nueva York, y dirigiéndose hacia Springfield, desplazándose lentamente y de manera inquietante. Algunos testigos en los últimos años afirman haber visto un ataúd cubierto por una bandera rodeado de los espíritus de soldados vestidos con uniformes azules de la Unión.

lincoln-body

Incluso estas apariciones fantasmales fueron publicadas en la prensa escrita “Albany Evening Times” en 1978 que decía lo siguiente:

“El tren siempre aparece en Albany el 27 de abril, en el aniversario de su primer paso. A media noche – siempre a medianoche – el tren aparece de la oscuridad, moviéndose silenciosamente por las vías con su crespón negro que fluye de sus lados y emitiendo sonidos débilmente audibles de música fúnebre. Quienes han llegado a ver el tren fantasma dicen que se desplaza sobre una alfombra negra que parece cubrir las vías, mientras que soldados espectrales de uniforme azul del ejército de la Unión lo acompañan. La aparición fantasmal se desplaza hasta desaparecer de la vista sobre algún horizonte.”

Incluso los vigilantes de seguridad que se encargan de vigilar los ferrocarriles afirman que cada año el tren fantasma aparece. Regularmente en el mes de abril, a la medianoche, el aire en las vías se vuelve muy agudo y cortante. Es en ese momento cuando los vigilantes saben que aparecerá en cualquier momento. Ellos describen idénticamente lo anteriormente citado por “Albany Evening Times”, con la diferencia de que los relojes siempre se detienen. También ha habido informes de que se puede escuchar un silbato y la aparición de un humo fantasmal, pero que no aparece ningún tren.

Anualmente, el 25 de abril tanto los curiosos como expertos se dirigen a las vías del tren de Poughkeepsie para intentar obtener una visión de las figuras fantasmales que rodean el ataúd negro transportados por los soldados espectrales de la Unión.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com