Los bomberos de Neuquén no encontraron evidencias que puedan explicar el origen de los incendios registrados en una vivienda de la capital provincial, la situada en la calle Gatica al 700, cuyos dueños los atribuían a un factor “sobrenatural” y afirmaban que la casa estaba “embrujada”. El jefe de Bomberos local, Jorge Serrano, indicó que no tenían “causa determinada” para las deflagraciones que se produjeron durante más de una semana en la vivienda situada en el barrio Villa Florencia, de esa ciudad.

Las aclaraciones de Serrano llevaron algo de tranquilidad a la familia que habita la casa, que había sufrido burlas e incluso una agresión a pedradas, después de hacer público que extraños fenómenos tuvieron lugar en la finca.
Los incendios repentinos, que en algunos casos se originaban en el mismo momento en que los bomberos trabajaban en el lugar, fueron acompañados en una ocasión, por una imagen fantasmagórica, observada por uno de los familiares que habita en esa vivienda.

La familia de la casa no encuentra explicación al “infierno” que vivió durante seis días. Inclusive Omar, el yerno de los dueños, asegura que su mujer vio un espíritu durante la madrugada de los incendios .
“Desde el viernes que el espíritu se nos manifestó como fuego y anoche (por la madrugada de ayer) se nos presentó en imágenes”, explicó uno de los habitantes.
Con mucha paciencia María, la dueña de casa, mostró a los periodistas, que asombrados pasaban a hacerle una nota sobre la misteriosa aparición, que parece estar ensañada con quemar la vivienda.

Relató que el incendio comenzó un viernes por la tarde y desde entonces no cesó. “Los bomberos ya ni querían venir porque pensaban que nosotros quemábamos todo, pero cómo nosotros vamos a hacer eso”, se preguntaba la mujer.

El siniestro comenzó en una habitación, la más oculta de la casa, una vez que se extinguió pasó a afectar la habitación contigua, donde dormía el matrimonio. “Se nos quemó todo, apenas pude salvar algo de ropa, pero los muebles también están todos perdidos, no sólo por el fuego, sino también por el agua”, detalló la vecina.
Omar contó que la noche que comenzó el incendio advirtió que había tres nubes sobre el cielo. “Cuando vimos en el cielo que las tres nubes se juntaban, comenzaba el fuego en la casa, y así en cualquier parte de la casa”.

El relato es algo increíble. María contó que el fuego brotaba de cualquier parte, sin explicación, de manera sorpresiva. “Yo me desmayé dos veces, era por los nervios y por el humo que inundó mi casa, ahora no nos quedó nada”, detalló.

Saiman, uno de los vecinos, contó que ayudó a la familia a sacar las cosas y pasarles agua para que pudieran apagar el fuego. “Desde hace treinta años que vivo acá y nunca vi algo parecido, la verdad que es increíble y muy trágico, la familia se quedó sin nada”. Y agregó: “Para mí es el espíritu de una joven de 19 años que murió hace diez, a veces se escuchan ruidos”.

Las paredes de las habitaciones están totalmente tiznadas, algunas quedaron con figuras “raras”, como describió Omar. La vecina explicó que a la misteriosa propagación del fuego hay que descartar la posibilidad de un cortocircuito. “Desde el viernes, cuando se registró el primer incendio, hice cortar la luz y el gas, por si pasaba algo peor, y por suerte no nos pasó nada, ni a mí, ni a mi hija que vive al lado”, remarcó María.
Los bomberos fueron 17 veces para apagar el fuego, que parecía no extinguirse nunca. “Pasaban cosas increíbles, en un momento se quemó el lavarropas que tenía agua, es algo imposible que suceda, pero a nosotros nos pasó”, destacó Omar. De la misma manera, mencionó como un pantalón tipo jeans, que estaba mojado y recién colgado afuera de la casa, comenzó a incendiarse.

Parece ser que aunque lo ruidos continúan ya no ha vuelto a producirse incendio alguno, en esta embrujada o no casa de Neuquén.

Anuncios