Tag Archive: Leyendas


En las entrañas de este pequeño estado, detrás de la Iglesia Bautista de Chestnut Hill en la ciudad de Exeter, se encuentra la tumba del vampiro más famoso de Nueva Inglaterra, el de Mercy Brown .

Mercy Lena Brown (Exeter, Rhode Island, EUA, 1873- 1892) fue una joven fallecida a causa de la tuberculosis pulmonar y que por sospechas de haberse convertido en un vampiro su cuerpo fue exhumado el 18 de marzo de 1892 en el cementerio de Chestnut Hill, en donde había sido sepultada, para sacarle el corazón y quemarlo.

MERCY BROWN

Su caso es famoso en los anales del folclore de EUA por ser el más reciente y quizá el último con los cánones del mito del vampiro y en la literatura popular la llaman “la última vampiro de Nueva Inglaterra.

George T. Brown era un agricultor muy respetado en Exeter que repentinamente vio como una rara enfermedad se cebaba en todos los miembros de su familia, matándolos uno a uno.

La primera en fallecer fue su esposa, Mary Eliza, en 1883 debido a la tisis. Sis meses más tarde y apenas repuesto de esta pérdida, la muerte le sobrevino a su hija Mery Olive de 20 años. Algunos años después, Edwin, otro de sus hijos que por entonces trabajaba en una tienda como vendedor, también comenzó a manifestar los síntomas inequívocos de la tuberculosis.

Consultado el caso con el médico, éste recomendó que lo mejor era que el joven cambiara de aires por lo que Edwin fue enviado a Colorado Springs con la esperanza de encontrar una cura en las aguas minerales.

Mientras su hermano Edwin estaba fuera la siguiente en presentar los síntomas fue Mercy Brown, quien finalmente moriría el 17 de enero de 1892 con apenas diecinueve años de edad. Su cuerpo fue almacenado en la cripta de piedra a la espera del entierro después del deshielo de la primavera.

Cripta de piedra

Cripta de piedra donde fue metida Mercy.

Desesperado por esta terrible sucesión de pérdidas, George Brown comenzó a prestar oídos a los rumores de vampirismo que rondaban por el pueblo.
Acaso para preservar la vida de su último vástago aceptó la propuesta de un grupo de entusiastas y decidió exhumar los cadáveres de su familia para ratificar si éstos efectivamente habían caído en las garras de un vampiro.
Con la ayuda de Harold Metcalf, un médico de Wickford, exhumaron los cuerpos la exhumación se produjo el 18 de marzo de 1892 en el cementerio de Chestnut Hill. La comitiva iba encabezada por el médico familiar y un periodista de The Providence Journal.

MERCY2

Al abrir las tumbas se descubrió que los cuerpos de su esposa Mary y su hija Mery Olive habían sufrido la descomposición propia en estos casos, pero el cuerpo de Mercy Brown lucía tan radiante que incluso superaba en belleza al que había mostrado en vida.

MERCY4

En medio de una gran agitación se aguardó a las primeras horas de la noche donde varios testigos afirmaron que los ojos de Mercy Brown se abrieron repentinamente en la oscuridad de la fosa.

Es así como el cuerpo de Mercy Brown fue profanado de la forma más brutal. Se le arrancó el corazón y se lo redujo a cenizas en una roca cercana. Las cenizas se mezclaron en agua y fueron consumidas por Edwin como medicamento para su enfermedad. Por desgracia, esto no impidió que Edwin falleciera dos meses más tarde.

El caso de Mercy Brown tuvo una gran difusión mediática. Se produjo una fuerte controversia pública, que poco a poco fue perdiendo peso a medida que los rumores sobre extrañas apariciones en el cementerio de Chesnut Hill comenzaron a ganar espacio en la prensa.

Se habló de criaturas difusas, oscuras como sombras, moviéndose entre los árboles añosos, devorando ranas, aves y gatos; incluso se hallaron rastros de una mortaja, de un vestido desgarrado y tibias roídas que sugerían la posibilidad de que las profanaciones seguían realizándose de forma sistemática.

A día de hoy las personas han informado que experimentan una variedad de fenómenos extraños dentro de ‘las paredes de este cementerio. Muchos testigos han afirmado haber visto el fantasma de Mercy Brown paseando por el cementerio en noches de luna llena. Otros informan haber oído el llanto de una mujer joven o ver una luz azul brillante cerca de la lápida de Mercy de Brown .    La mayoría de las personas que han visitado la tumba hablan de la sensación de que están siendo observados.

Para los más aventureros, decir que usted tiene que si llamas tres veces en su tumba y dices “Mercy L. Brown es usted una vampiro? ” Mercy hablará o aparecerá.

El parque está abierto al público durante todo el año, desde el amanecer hasta el anochecer. Si deciden visitar la tumba de Mercy Brown, por favor, tener en cuenta estas cosas. No vayáis solos, ir siempre con una buena linterna y un repuesto de baterías y sobre todo mantener las llaves del coche fácilmente disponibles.

Se sabe que cuando Bram Stoker viajó a Nueva Inglaterra se interesó vivamente en el caso de Mercy Brown; y que al menos el episodio de la exhumación de Lucy Westenra en la novela de vampiros: Drácula, rito encabezado por el profesor Abraham Van Helsing, está parcialmente basados en su historia.

Otro dato a destacar manifiesta que miembro ilustre de la comunidad de Rhode Island, H.P. Lovecraft; se refiere directamente al caso de Mercy Brown en su relato de terror: La casa maldita (The Shunned House).

Fuentes consultadas:

gothicembrace.blogspot.com

http://oscuridadoculta.blogspot.com.es/

En 1885 la sociedad británica se sintió conmocionada por unos episodios realmente insólitos que comenzaron a sucederse, hablamos de las misteriosas huellas del “Demonio de Devonshire”.

El invierno de ese año fue especialmente duro, hasta el punto de que incluso la región norteña de Cornualles quedó completamente cubierta de nieve durante toda la estación. Y es precisamente en la nieve donde comenzó la extraña historia.

En la mañana del 8 de febrero apareció impresa en la nieve y a lo largo de todo Devonshire, una serie de extrañas huellas que no correspondían con ningún animal conocido.

Las impresiones con forma de U tenían unos 10 cm de longitud por 7 cm de ancho, y resultaron ser mucho más extrañas de lo que muchos pudieron pensar en un primer momento.

Además de presentar una nitidez sorprendente, posiblemente por la presión con la que quedaron grabadas, lo más extraño es que se encontraran distribuidas de una forma alineada, es decir, una detrás de la otra, como si el animal, criatura o lo que quiera que fuera aquello, fuera saltando continuamente sobre una sola pata, manteniendo siempre el mismo ritmo. Un ritmo constante tanto si subía o bajaba, como si caminaba por terrenos abruptos o llanos: las huellas siempre se encontraban a unos 20 cm una de la otra.

Uno de los primeros en ver las huellas fue el panadero local Henry Pilke. Al verlas inmediatamente pensó en que habían sido dejadas por algún pequeño asno o pony, pero al contemplarlas con más detenimiento, comprendió que tal teoría no era posible.

Más atrevido fue el director de la escuela local Albert Brailford, quien reunió a un pequeño grupo de personas para seguir la senda que dejaban las huellas. Después de caminar varias decenas de metros, los atónitos testigos no daban crédito a sus ojos.

miesteriosjordi.blogspot.com

miesteriosjordi.blogspot.com

La aureola de misterio de las marcas iba en aumento al comprobar que “el animal” era capaz de saltar muros de más de cuatro metros de altura, o incluso caminar por los tejados sin ningún tipo de problemas. En algunos puntos, al encontrar muros de hasta seis metros, las huellas se detenían para aparecer en el otro lado del obstáculo, como si lo hubiera logrado atravesar, o sencillamente hubiera volado por encima del mismo para aparecer tranquilamente al otro lado.

Las insólitas marcas se encontraron en Exmouth, Lympstone, Woodbury, Powderham, así como en varios pueblos más. En total, unos 150 kilómetros. Incluso hubo lugares donde pese a las condiciones del terreno, las huellas no parecieron detenerse. En zonas como el río Exe, las huellas llegaban hasta una orilla para luego aparecer en la opuesta, y todo ello pese a los casi tres kilómetros de anchura en algunos puntos del río.

La tensión fue creciendo a medida que avanzaba el día, y al atardecer la búsqueda se convirtió en una auténtica cacería de brujas. Los aldeanos, dada la forma de las huellas, buscaban a la mismísima encarnación del diablo para acabar con sus andares por el pueblo. Pero como era de suponer, no encontraron nada.

Pronto comenzaron a surgir las primeras teorías, y más cuando los principales rotativos como el London Times o el Illustrated London News comenzaron a airear los sucesos ocho días después, el 16 de febrero.
Uno de los primeros en arriesgarse fue el célebre paleontólogo Richard Owen, famoso por haber acuñado la palabra “dinosaurio”, quien proclamó que las huellas pertenecían a un grupo de tejones. Pero, ¿qué grupo de tejones es capaz de saltar muros de seis metros y recorrer 150 km en una sola noche?
La hipótesis más aceptada por los lugareños fue la del pequeño asno, aunque no lograban comprender qué hacía un asno en los tejados de varias casas donde aparecieron las huellas, o por qué esa forma tan precisa, extraña y dificultosa manera de caminar, ¡sobre una sola pata!
A estas teorías se les fueron uniendo otras como las del globo aerostático arrastrando una cadena, un canguro escapado de algún zoológico, una gran avutarda, ranas, sapos e incluso los andares de una liebre coja. Todas ellas se acababan desmoronando por sí solas con el tiempo, y tal y como sucede con muchos de los hechos forteanos, al día de hoy las misteriosas huellas aparecidas en Devonshire siguen sin una explicación que aclare el misterio.

La discusión que suscitó la aparición de las huellas de Inglaterra hizo que muchos investigadores sacaran a la luz otros casos de misteriosas apariciones de huellas a lo largo de todo el globo terráqueo. Curiosamente, y en contra de la pauta común en criptozoología, se poseía la prueba antes que al propio críptido.

maxresdefault

Durante las fechas en que se sucedieran los hechos en Devonshire, un corresponsal del Illustrated London News, rotativo que se ocupó de cubrir la historia de Devonshire, recordó que pocas décadas antes, en concreto en 1840, encontraron huellas similares en una cordillera de Galicia, incluso algunos escribieron al diario alegando que el célebre explorador James Ross las encontró en la isla de Kerguelen, Francia, donde no existe ningún animal que tenga cascos en sus patas.

En ese mismo año, el 14 de marzo, The Times señaló que cerca Glenorchy, Escocia, también aparecieron este tipo de huellas cubriendo varios kilómetros de distancia.

Poco a poco surgieron decenas de historias de huellas, entre ellas las más destacadas en Nueva Zelanda (1886), en las playas de Nueva Jersey, EU (1908), en Bélgica (1945), en las laderas del volcán Etna, Sicilia (1970), y aún más curioso, pero con bastante menos notoriedad, nuevamente en Devonshire en 1950. En ninguno de los casos señalados fue posible establecer el origen de las desconcertantes marcas.

Fuente consultada:

http://archivo.elnuevodiario.com.ni/

Son muchos los testigos que aseguran haber visto al fantasma del niño Pedrín, asesinado brutalmente en la zona del Monte Abantos y en cuyo lugar del crimen se alza hoy una cruz de piedra.

103111247

Lo primero que debemos tener en cuenta en esta historia es la localización, El Monte Abantos en El Escorial, Madrid (España) una zona rodeada de misterio desde tiempos antiguos, pues El Monte Abantos es un lugar mágico desde hace miles de años. Ya el pueblo pre-romano de los Vetones lo eligió como lugar para comunicarse con los dioses y en el Siglo XVI, Felipe II elige esa zona para construir el Monasterio de El Escorial y cuentan que no fue casualidad, ya que Felipe II pudo elegir ese lugar concreto para con el monasterio “sellar” una supuesta puerta al infierno que dicen se encuentra en esta localidad.

g_010

                                               www.monasteriodelescorial.com

Una mañana de invierno en 1893,  el niño Pedrín se dirigió al monasterio de la localidad para realizar sus labores de monaguillo, pero sin más desapareció misteriosamente. Al caer el sol y no aparecer Pedrín, su madre puso sobre aviso al padre del niño, quién movilizó a los vecinos de San Lorenzo y a la guardia civil que comenzaron su búsqueda, la cual se dilato durante días sin éxito mientras las esperanzas desaparecían.

Fue a la semana aproximadamente cuando su cadáver fue hallado oculto en el monte Abantos por unos cazadores que frecuentaban el lugar. Algunos dicen que fue secuestrado dentro del monasterio haciéndole así víctima de una conspiración, mientras otros cuentan que fue un vecino perturbado, un loco de la zona quién cometió tan cruel asesinato llamado el “Chato del Escorial”.

El Chato según las crónicas de la época “Violó al niño de cinco años, le asesinó y después llevó el ensangrentado y tierno cuerpecito a un monte para que se lo comieran los lobos. “El Chato” es alto, flaco y recio, tostado como un haz de sarmientos.  Sus manos enormes son las zarpas faunescas que atarazaron la mancillada carne del niño Pedrín. Veintitrés años vivió en la brigada del penal, donde se quedó ciego. Al evocarle aquella hora siniestra, repite como poseído por una pesadilla: -¡Los frailes!  ¡Fueron los frailes!”

En el lugar donde se encontró el cuerpo de Pedrín, se puso una cruz en memoria del pequeño de 5 años asesinado brutalmente allí, en sus alrededores se dice ocurren cosas extrañas y misteriosas.

2205201000321

Hoy día mucha gente desconoce la verdadera leyenda, pero existen testigos y testimonios que afirman, haber vivido situaciones extrañas en ese lugar. Gente que por el motivo que fuese estaba allí en la oscuridad de la noche, y de repente ver como de la abundante vegetación del lugar desciende una sombra de una estatura aproximada de 2 metros, negro mas negro que incluso se diferencia de la noche, de complexión fuerte y lo mas característico si cabe la posibilidad sin un rostro definido. aproximándose hacia el vehículo, como es obvio en este caso los testigos de tal escalofriante escena arrancan el coche y huyen desconcertados, despavoridos, sin dar crédito a lo que acaban de presenciar en ese mágico y oscuro monte abantos.

Otros testigos también hablan de unas voces de niño rodeando la cruz. Cruz que si nos acercamos podemos apreciar no solo el importante desgaste con el paso del tiempo, sino unas frases que narran un poco la tragedia que por aquel entonces se vivió en ese lugar, en la cruz de granito dice textualmente: “ 10 de febrero de 1893 fue hallado en este sitio el cadáver del desgraciado niño Pedrín Bravo y Bravo víctima del brutal salvajismo”.

Hl7Vo3u

Fuente consultada: http://www.todomisterios.com/

 

Desde hace algún tiempo se rumorea que las películas de Chucky, el muñeco asesino, se basaron en parte en el caso del Muñeco Robert, que actualmente tiene más de 100 años. A primera vista Robert es solo un muñeco de trapo, que representa en tamaño real a un pequeño niño marinero, que viste de blanco y lleva un osito bajo el brazo. Sus ojos son negros, pequeños e inexpresivos, carentes del realismo que usualmente se ve en las muñecas embrujadas; sin embargo, algo habita en Robert, y eso ha hecho que su presencia siembre el terror en cada inocente familia que ha tenido el infortunio de poseerlo, pues nunca faltó quien afirmara que Robert se movía, que estaba vivo…

El Muñeco Robert (conocido también como “Robert el Muñeco Embrujado”, “Robert el Muñeco Maligno”, “Robert el Muñeco Poseído” o “Robert el Muñeco Encantado” ) tuvo como primer propietario a un talentoso artista y escritor de Key West: Robert (Gene) Eugene Otto, quien lo recibió de manos de un sirviente nativo de las Bahamas y versado en el vudú y la magia negra (esto ocurrió en 1906, cuando tenía apenas seis años). Según los rumores, la familia de Otto (Robert Eugene Otto) maltrataba a una pequeña niña sirvienta emparentada con el sirviente que sabía de vudú, de modo que El Muñeco Robert fue una venganza disfrazada de regalo, pues supuestamente estaba embrujado y hasta contenía cabello real (conseguido cuando el chico se cortaba el pelo en casa) del propio Otto.

Pese al hechizo, el muñeco tenía aspecto amable y pronto consiguió el cariño de su joven dueño, que lo bautizó con su primer nombre y, según cuentan, lo llevaba casi siempre con él. De hecho, esta amistad llegó a tanto que los padres de Otto (a quien llamaban por “Robert”, pues era su primer nombre) le pusieron al juguete “El Muñeco Robert”, a fin de evitar confusiones con su hijo.

Los padres de Otto señalaron que a menudo le oyeron hablar con su muñeco. Pronto comenzaron a escuchar que El Muñeco Robert respondía en las conversaciones, e inicialmente creyeron que Otto estaba simplemente cambiando su voz; pero, cuando los vecinos dijeron haber visto al muñeco moviéndose solo desde una ventana a otra cuando no había nadie en la casa, llegaron a sospechar que El Muñeco Robert estaba vivo.

El Muñeco Robert no se apartaba del lado de Gene. Incluso tenía su propio lugar en la mesa familiar. Sin embargo, a pesar del cariño que Otto seguía teniendo por su muñeco, los poderes de éste se volvieron más intensos y… diabólicos. Así, la familia de Otto reportó que a veces el muñeco emitía una risita aterradora, que se movía cuando no había nadie cerca; y que a algunas ocasiones, en medio de la noche, escuchaban gritar a Otto y, cuando entraban al cuarto, encontraban los muebles volteados y a Otto (asustado) en la cama junto con Robert, diciendo que éste había causado todo el desorden.

La familia de Otto y sus vecinos no eran las únicas personas que presenciaban las extrañezas del muñeco, pues varios invitados juraron que, al mirar a Robert El Muñeco, éste había cambiado de expresión e incluso parpadeado. De hecho, algunos huéspedes terminaron por finalizar sus visitas únicamente porque el muñeco los había asustado, aunque esto también se dio con trabajadores, como un fontanero que salió corriendo después de que vio al Muñeco Robert, volvió a trabajar, volvió a mirarlo y se encontró con que éste le hacía una mueca burlona y malvada.

En el año 1974 Otto falleció y su esposa Anne, guiada por una mezcla de respeto y temor, no quemó al Muñeco Robert, sino que lo metió en un baúl con llave, dentro del ático de la casa, que para aquel entonces ya se conocía como la Casa del Artista, gracias a la fama del difundo Otto.

Ahora bien, tiempo después una familia de tres (padres e hija) se mudó a la Casa del Artista (la casa del difunto Otto) y, cuando descubrieron al Muñeco Robert, la niña pequeña, que en aquel entonces tenía solo 10 años, quedó fascinada con el muñeco y le tomó cariño, queriendo conservarlo.

Robert the doll

Otra vez la historia del lobo disfrazado de cordero se repitió, pues primero la niñita simplemente informó que, sin explicación alguna, las muñecas que estaban cerca de El Muñeco Robert habían aparecido decapitadas… ¿Sería Robert? Sí, y eso lo supo poco después, porque sus padres la empezaron a escuchar gritar de noche, ya que Robert se movía por la habitación y a veces intentaba atacarla… Los padres de la niña sabían que algo pasaba, aunque la versión del muñeco viviente no acababa de convencerlos; sin embargo, encerraron a Robert en el ático después de que encontraran al perro de la familia fuertemente atado con cable en la sala de estar, ya que era un poco inverosímil pensar que su pequeña hija había perdido la cabeza y que el animal se había dejado atar de esa manera… Como se ve, esto ya hizo que sospecharan, aunque aún no estaban plenamente convencidos de que Robert tenía vida, pero los años pasaron y su hija, ya convertida en una mujer adulta, continuaba afirmando que Robert estaba vivo y era malvado…

maxresdefault

En cuanto al Muñeco Robert, hoy en día se encuentra en el Museo Martello, aunque ocasionalmente sale para ser grabado u otras cosas, pero casi siempre permanece en su caja sellada de plástico, y aún sigue asustando gente, porque muchos miembros del personal del museo han reportado cosas inusuales, y un ejemplo fantástico es el caso de un hombre que se encargaba de abrir y cerrar el museo, y una vez dejó cerrando todo y apagando las luces, pero al día siguiente abrió el museo (nadie había entrado antes que él) y encontró que todas las luces estaban encendidas, que Robert estaba en una posición diferente dentro de su caja, y que sus pies tenían polvo fresco, como si hubiese caminado por el museo… Adicionalmente, los visitantes del museo también han reportado cosas raras, como golpecitos en el cristal o parpadeos del muñeco.

Fuente consultada:

http://www.pasarmiedo.com

 

Para muchos investigadores en lo paranormal la figura del vampiro se remonta muchos siglos atrás, criaturas sobrenaturales inmortales con la cualidad excepcional de alimentarse de la sangra humana y que actualmente aún se encuentran entre nosotros. Una prueba de esto lo podemos encontrar en el conocido cementerio de Highgate, en el distrito londinense de Islington, donde según una gran cantidad de testigos habita un vampiro real desde 1970. Innumerables informes hacen mención a que en el cementerio descansa el “El Rey Vampiro de Valaquia”, un noble de Valaquia que fue traído a Inglaterra en un ataúd. A partir de 1960 las historias de misteriosas apariciones en el cementerio comenzaron a circular y los medios de comunicación empezaron a informar sobre el primer vampiro de Inglaterra en más de cien años.

Vampiro-Highgate

El cementerio Highgate fue construido en 1839, pero en la década de 1960 cayó en el abandono y la decadencia. No tardaron en aparecer las primeras historias relacionadas con el cementerio embrujado, que incluso sorprendió a los medios de comunicación.

Pero mucho antes de los caso más actuales en los años 60 y 70, la primera vez que se informó de la aparición del vampiro fue en 1922. Increíblemente, varios testigos aterrorizados afirmaron ver un ser oscuro con una envergadura de dos metros, volando alrededor de la iglesia de West Drayton. Este suceso ocurrió una noche de abril iluminada por la luna llena. Según detallaron los testigos, la entidad se escapó por el cementerio, serpenteando alrededor de las tumbas. Dos policías que se encontraban cerca del lugar lo persiguieron, y para su horror, la criatura emitió un chillido escalofriante, justo antes de que batiera sus alas.

Un anciano del lugar afirmó haber visto a la misma entidad de un cuarto de siglo antes de este incidente, en la década de 1890. Él insistió en que era el espíritu de un vampiro que había matado a una mujer en Harmondsworth y, a continuación, bebió su sangre. Pero la mañana del 16 de abril de 1922, una persona fue atacada cerca del cementerio, atravesándole el cuello y drenándole la sangre. El hombre se desmayó y cayó al suelo. Fue llevado al hospital de Charing Cross, donde los cirujanos insistieron en que había sido apuñalado con un objeto tubular fino. Pero el paciente se mantuvo firme en que no había sido una persona.

Sorprendentemente, una segunda víctima llegó a Charing Cross, solo dos horas y media más tarde, con heridas graves en el cuello. Él había sido atacado por un asaltante invisible, exactamente de la misma manera, en el mismo lugar que la primera víctima. Por la noche una tercera víctima llegó al hospital. La policía confirmó que esta víctima también había sido objeto de un ataque idéntico, en el mismo lugar, al igual que los dos primeros.

Fue entonces cuando empezaron los rumores de que había vampiro en Londres. Debido al terror generalizado entre los habitantes de Londres obligó a las autoridades a contratar a un cazador de vampiros profesional. Un policía afirmó que el vampiro había sido “cazado” y puesto a descansar en uno de las más profundas bóvedas del cementerio de Highgate, con una estaca de madera en su corazón.

images (2)

Pero a pesar de los casos ocurridos a principios de siglo, las historias sobre el vampiro de Highgate volvieron en 1963, cuando dos chicas de 16 años estaban caminando a su casa por la noche después de una tarde de diversión con los amigos. Su viaje de regreso las llevó a pasar por el cementerio. Pero en un momento dado, las chicas no podían creer lo que estaban viendo pasar delante de la puerta norte del cementerio, los cuerpos de las personas fallecidas parecían estar saliendo de sus tumbas.

Otro incidente similar ocurrió algunas semanas más tarde, donde una pareja estaba caminando por el exterior del cementerio. La mujer observó algo horrible “flotando” detrás de las rejas de hierro de la puerta. Su novio también lo vio, y los dos se quedaron congelados mirando la aparición fantasmaldurante varios minutos. Sus rostros mostraban una expresión de horror absoluto.

Otras personas informaron haber visto el mismo fantasma detrás de la puerta del cementerio, donde las lápidas son visibles a cada lado, hasta que se consumen en la oscuridad. Algunos de los testigos que afirmaron ver la figura espectral escribieron al periódico local para compartir su experiencia. Debido a la gran cantidad de testimonios, se decidió investigar el misterio que tenía aterrizado a gran parte de la población. Los descubrimientos que realizaron fueron totalmente desconcertantes, encontraron por todo el cementerio cadáveres de animales que se les había drenado la sangre. Poco tiempo después, la figura fantasmal fue descrita como un vampiro real.

images (1)

Pero no fue hasta 1971, que los hechos llegaron a las oficinas de las autoridades, cuando una niña dijo ser atacada por el vampiro en el exterior del cementerio. Ella regresaba a su casa cuando fue súbitamente arrojada al suelo con una fuerza sobrehumana por una “figura negra, alta y con una cara blanca mortal”. En ese momento, un coche se detuvo a ayudarla y el vampiro “desapareció” con en el resplandor de los faros.

La llevaron a la comisaría de policía en un estado de shock, por suerte sólo sufrió abrasiones en sus brazos y piernas. La policía hizo de inmediato una búsqueda exhaustiva por la zona, pero no pudieron ofrecer una explicación al incidente. Según el testigo que ayudó a la niña, el supuesto vampiro se desvaneció por una pared de 3 metros.

Otro caso que aterrorizó a la opinión publica fue el del hombre que se sintió hipnotizado por algo en el cementerio. Accedió una noche en el cementerio en busca del origen de una misteriosa luz, cuando la luz empezó a desvanecerse rápidamente y el hombre decidió irse, pero se sintió completamente perdido. Al no ser una persona supersticiosa, caminó tranquilamente en busca de la puerta cuando de repente se dio cuenta de que había algo detrás de él. Él se sintió verdaderamente aterrado por el miedo al ver una figura alta y oscura en frente de él. Tan grande era la intensidad de su miedo que se quedó inmóvil durante varios minutos después de que el vampiro se desvaneciera. Más tarde recordó que era casi como si hubiera estado paralizado de miedo por una misteriosa fuerza.

Los habitantes londinenses cansados del vampiro de Highgate decidieron comenzar la “Caza del vampiro de Highgate” el 13 de marzo de 1971. La caza duro alrededor de tres días, donde una multitud de personas armadas con ajos, cruces, agua bendita y estacas, ayudados de las autoridades, buscaron sin existo al vampiro.

kit-erradicar-vampiros_1_859642

Treinta años más tarde, David Farrant, un experto en el vampiro de Highgate, tiende a descartar la etiqueta vampiro a los misteriosos sucesos ocurridos en el cementerio. Él mantiene con absoluta certeza que el vampiro de Highgate no era ninguna broma ni un vampiro, pero sin embargo, se trataba de algo muy real y no precisamente de nuestro mundo.

Farrant, el autor que más libros ha vendido sobre el tema, cree que el vampiro de Highgate puede ser la energía psíquica de las personas que permiten que el vampiro se materialice cuando prevalecen las condiciones adecuadas.

Otros expertos creen que la aparición del vampiro de Highgate viene acompañada de dramáticos descensos caídas en la temperatura, los relojes se detienen simultáneamente, objetos aparecen y desparecen misteriosamente, además de un efecto dramático sobre los animales que se encuentran muy cerca.

En la actualidad, continúan los aterradores informes del cementerio Highgate, la ultima fue el caso de una señora que conducía cerca del cementerio, cuando vio una figura alta y oscura de unos 7 metros con ojos luminosos que de repente desapareció a través de la pared del cementerio. En otro reciente caso un hombre que paseaba con su perro también afirmó ver al vampiro cerca del antiguo asentamiento romano, cuando de repente desapareció sin dejar rastro.

Fuente: http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

Muchas personas han afirmado experimentar increíbles sucesos en los que de repente e inexplicablemente se convierten en invisibles, en sus propias casas, en fiestas e incluso en tiendas repletas de testigos. Este fenómeno va más allá de las leyes de la física, y demuestra que los seres humanos superan los límites del espacio tridimensional.

Todos aquellos que han experimentado este poco conocido fenómeno mantienen su presencia física, sus sentidos perciben la realidad circundante con normalidad, pero no pueden ser vistos ni escuchados por los demás. Este cambio se produce repentinamente, generalmente en contra de su voluntad y sin que la persona se dé cuenta de lo que le está sucediendo. Es un fenómeno muy extraño y poco común llamado invisibilidad espontánea involuntaria humana.

La investigadora y escritora estadounidense Donna Higbee fue la primera persona en estudiar este fenómeno en 1994. Donna se puso en contacto con decenas de víctimas de la invisibilidad espontánea involuntaria humana en los Estados Unidos, Reino Unido, Europa, Australia, Puerto Rico y Brasil, y buscó la opinión de los mejores científicos en un intento de encontrar respuestas a estos casos extremadamente raros y extraños. Uno de los primeros casos que se encontró fue el de Melanie, una residente de Ventura, California, que fue “víctima” del fenómeno mientras se encontraba en el sofá de su sala de estar mirando la pared pensativamente. Pasado un buen rato, su marido la busco por todas partes y en todas las habitaciones de la casa, pasando delante de ella sin darse cuenta de su presencia.

El incidente duró aproximadamente unos diez minutos, luego Melanie volvió a ser visible de nuevo, ante el asombro de su marido, que estaba convencido de que se había escondiendo de él, negando por completo la versión de su mujer. Esta es solo una de los muchos casos que Donna ha estado investigando a lo largo de los años, y que demuestra cómo la gente de repente e inesperadamente se vuelven invisibles, no sintiendo nada especial en ese momento, moviéndose con normalidad, como si nada hubiera cambiado. Sin embargo, las otras personas no los ven. Ellos son ignorados, como si no existieran.

images

Hace tres mil años los sabios hindúes “rishis” trataron de lograr la invisibilidad controlada como un elemento del conocimiento sobrenatural, que se refleja en el libro sagrado “Vedas”. Los aborígenes australianos, los pueblos arcaicos de América del Norte y del Sur, y las tribus que habitan en las tierras cerca del círculo polar ártico, también conocían los rituales mágicos asociados con el fenómeno de la invisibilidad practicada por los chamanes locales. A partir del siglo XIII en el continente aparecieron textos que reproducían las habilidades de los magos y hechiceros para hacerse invisibles.

Janice de Minneapolis, Minnesota, también sufrió una serie de manifestaciones del fenómeno, uno de los cuales duró bastante tiempo. Cuando era adolescente, intentó robar en una tienda de comestibles junto a sus amigos. El grupo fue detenido y llevados a la comisaría. Todos fueron interrogados menos Janice. A pesar de que fue llevada a la comisaria en el coche de la policía, ni la policía, ni el personal, ni los guardias de seguridad vieron como la joven abandonó libremente el edificio. Cuando Janice habló del incidente con los demás, no recordaban que hubiera estado con ellos en el momento en que la policía los detuvo.

Peter, un residente de Gloucestershire, Inglaterra, fue invitado a una fiesta privada y decidió ir al baño. Una mujer estaba esperando para entrar en el baño. Cuando salió, Peter se dirigió a la sala de estar para hablar con su amigos, pero ellos no le respondían. En un principio pensó que se estaban burlando de él, así que Peter se volvió hacia uno de sus amigos y le pidió un cigarrillo, evidentemente no le contestó. Enfurecido por el comportamiento inapropiado de sus amigos, la víctima decidió volver al baño, donde continuaba esperando la mujer, que la ver a Peter se asustó, porque estaba segura de que continuaba en el interior del baño. Cuando preguntó a sus amigos por qué no le respondieron previamente a su presencia, ellos dijeron que hacía rato que se había ido al baño.

Estos son solo algunos de los casos reales recogidos e investigados por Donna Higbee, que como hemos podido observar tienen lugar de forma espontánea, sin previo aviso, dura unos minutos, y luego termina. Pero además de estas personas, otros muchos han sido víctimas de la invisibilidad más de una vez, lo que sugiere que son susceptibles a este inusual fenómeno. Incluso se han dado caso de las personas han llegado a controlar su invisibilidad.

Este fenómeno demostraría que el ser humano es mucho más de lo que nos quieren hacer creer, y que nuestras capacidades van mucho más allá de lo que podemos ver o escuchar.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

 

La Ruta 666 es quizás una de las carreteras más conocidas e importantes de los Estados Unidos, y tiene una larga historia de casos extraños, accidentes inexplicables, apariciones fantasmales y otros fenómenos inexplicables.

ruta-666-carretera-infierno

Atravesando Colorado, Nuevo México, Utah y Arizona, la carretera antiguamente conocida como U.S. Route 666 (ahora llamada U.S. Route 491) serpentea a través de casi 200 kilómetros de infinito desierto y pasando a través de las naciones tribales Navajo y Ute. Gran parte de la ruta es remota y desértica, con tramos largos a través de un vasto páramo, aparentemente deshabitado sin signos de civilización.

Además de los accidentes y las muertes, muchos conductores afirmaban ser acosados por un misterioso y penetrante sentimiento de ansiedad, temor, o una sensación de mal inminente. También hubo un alto índice de extrañas averías de los coches en la Ruta 666, con un gran número de incidencias de sobrecalentamiento, problemas de motor, neumáticos reventados inexplicablemente, fallos eléctricos, y otros numerosos accidentes extraños. Esta sensación de terror en la carretera, el elevado número de problemas en los coches, y la gran cantidad de accidentes mortales, fueron un elemento disuasorio para conductores, además de ganarse el apodo de “Autopista del Diablo” “Autopista de Satanás”.

Una de las aterradoras historias más conocidas en la Ruta 666 es la aparición de un sedán negro, también conocido como el “Sedan de Satanás”, que supuestamente aparece misteriosamente por la carretera para aterrorizar a los conductores. Toso los casos registrados coinciden en lo mismo, el conductor está conduciendo por la carretera y es asediado por un poderoso sentimiento de terror inexplicable antes de la puesta del Sol. Tan pronto como el Sol desaparece por el horizonte y da paso a la oscuridad, el conductor observa dos faros detrás de su vehículo. Acelerar no sirve de nada, ya que el vehículo fantasma se va acercando más cuando uno intenta escapar.

¿Qué ocurre cuando el enigmático sedán negro se encuentra cerca? Algunos dicen que el misterioso coche impacta directamente contra ellos antes de desaparecer. Sin embargo, otros testigos afirmaron que se tuvieron que apartar para dejar paso al coche espectral y ver como desparecía en el desierto. Aquellos que han tratado de ver al conductor del sedán negro han manifestado que el conductor era una figura oscura o que las ventanas estaban teñidas completamente de negro.

list_640px

Pero el misterioso sedán negro de la Ruta 666 no es el único vehículo fantasma que aparece en la carretera. Otras historias hablan de un camión fantasmal conducido por una entidad demoníaca. Según los informes, el camión viaja por la carretera a velocidades increíbles, persiguiendo o incluso empujando a los coches fuera de la carretera.

A parte de los vehículos demoníacos, en la carretera también hay otras criaturas y seres espectrales. La aparición fantasmal de una joven vestida de blanco suele verse con cierta frecuencia por las noches en las zonas desérticas, a veces haciéndose pasar por un autoestopista y en otras ocasiones de pie justo en medio de la carretera. Su expresión es aparentemente triste y oscura, lo que hace los conductores paren para ofrecer ayuda a la chica. Cuando lo hacen, los conductores afirman que su cara es pálida, y que se desmaterializa como si nunca hubiera estado allí.

Aunque son mucho más peligrosos las jaurías de perros demoníacos, también conocidos los “perros del infierno”, que supuestamente acechan por el desierto de la Ruta 666. Los informes hablan de que esta jauría de perros infernales persigue a los coches por la carretera. Los automovilistas que han sido atacados por estos perros han descrito a estos misterioso caninos de tener una velocidad sobrenatural, capaces de seguir el ritmo de sus vehículos mientras gruñen. Estos perros fantasmas atacan sin pensarlo a los coches, y que sus garras y colmillos son lo bastante potentes como para triturar neumáticos y desgarrar el metal.

Informes oficiales hablan de perros del diablo rompiendo ventanas del automóvil en un intento de mutilar a las personas que se encuentran en el interior. Hubo un caso en particular donde el automovilista describió que tenía la certeza de que había golpeado a uno de los perros con su coche, y ver con sus propios ojos como corría completamente ileso.

666

Y no nos podemos olvidar de la presencia de entidades con forma cambiante, que las tribus nativas de la región se refieren como “skinwalkers”. La carretera pasa a través de algunos lugares sagrados indígenas de América, incluyendo dos montañas conocidas como Ute Mountain y un núcleo volcánico extinto llamado Shiprock, y como tal, hay mucha tradición nativa americana en la Ruta 666. Según las leyendas nativas, los skinwalkers son los espíritus de los curanderos demoníacos con la capacidad de transformarse mágicamente en diversos animales como coyotes, cuervos, o lobos. Una vez que se transforman, los skinwalkers corren delante de los vehículos, o incluso entran en los vehículos sólo para transformarse de nuevo en forma humana, por lo general en el asiento trasero, y aterrorizar al conductor.

Otro fenómeno extraño a lo largo de la Ruta 666 es la sensación del “tiempo perdido”. Algunos conductores afirman haber tardado mucho más tiempo en recorrer una cierta distancia, y por el contrario, otros conductores dicen haber recorrido grandes distancias en un corto periodo de tiempo. Algunos informes bien documentados describen que la víctima despareció en un lugar y apareció misteriosamente varias horas después, en ocasiones muy lejos del lugar donde había desparecido.

Además hay historias de conductores que han desaparecido sin dejar rastro durante días o incluso semanas, para volver a aparecer de repente en algún lugar a lo largo de la Ruta 666 sin recordar nada de lo que había pasado durante “el tiempo perdido”. Pero por desgracia, también hay una gran cantidad de casos de personas que desaparecen para siempre de la Ruta 666. Una evidencia aterradora de esto lo encontramos en los coches misteriosamente abandonados sin signos de vida de sus propietarios a lo largo de la carretera.

highway-to-hell

Estos son algunos de los motivos por los cuales el gobierno de los Estados Unidos decidió cambiar la numeración de la Ruta 666 a la Ruta 491 entre el año 1992 y 2003. Pero independientemente de cómo se llame ahora la carretera, la ex Ruta 666 aún mantiene gran parte del misticismo y el misterio que siempre ha tenido. Ya sea en realidad por ser la carretera de diablo, muchos todavía creen que hay una cierta fuerza demoníaca, malévola que impregna la tierra con sus influencias oscuras.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com

El Bosque Encantado de Hoia-Baciu en Transilvania.

Aparte de los vampiros, en el corazón de Transilvania también hay un misterioso bosque místico. Ovnis, tiempo perdido, extrañas sombras, misteriosas quemaduras, la sensación de sentirse observado, personas desaparecidas, susurros en mitad de la noche, son algunas de las razones por las que le bosque de Hoia-Baciu en Rumanía es conocido como “El triángulo de las Bermudas de Transilvania”.

Bosques4

En lo profundo de Rumanía se encuentra la ciudad de Cluj-Napoca, la segunda ciudad más poblada del país. La antigua ciudad Cluj-Napoca, considerada la capital de la provincia histórica de Transilvania, está rodeada de grandes bosques y una enorme belleza natural, lo que permite a los lugareños disfrutar de su entorno natural, a excepción de un bosque, el Hoia-Baciu. Desde tiempos inmemorables, los lugareños han tenido un miedo al bosque de Hoia-Baciu, creyendo que es una puerta entre diferentes dimensiones.

Esta creencia dio paso a una gran cantidad de mitos y leyendas que se han transmitido de generación en generación. Son muchos los que piensan que una vez que entras, el ​​bosque despierta los más profundos miedos subconscientes del hombre.

Los valientes que se atreven a entrar en el bosque afirman experimentar estados inexplicables de náuseas, una fuerte ansiedad, inusuales dolores de cabeza, o la sensación de sentirse observado mientras avanzan entre los árboles y, en algunas ocasiones, incluso aparición de inexplicables erupciones cutáneas o quemaduras en sus cuerpos. Lo más sorprendente es que estas quemaduras generalmente no se sienten, pero aparece un severo enrojecimiento y, en raras ocasiones, ampollas.

Cualquier persona puede llegar a pensar que todas estas sintomatologías son debido algún tipo de reacción alérgica a ciertas plantas venenosas, pero la realidad es que ni los árboles ni las plantas son inmunes a este tipo de extraños fenómenos, ya que en algunas áreas la vegetación muestra signos de deshidratación, inusuales quemaduras en los tallos y necrosis en las hojas. Hubo también el caso de un pastor y su rebaño de unas 200 ovejas que entraron en el bosque y desaparecieron para siempre. Poco después de este incidente, el bosque fue conocido como “El Triángulo de las Bermudas de Rumanía” o“El Triángulo de las Bermudas de Transilvania”. 

foto1

Otro fenómeno que se experimenta en el bosque Hoia-Baciu es el del fenómeno llamado “tiempo perdido”. Las personas que han accedido en el bosque por un corto tiempo y que han salido han visto como había grupos de rescate en busca de ellos. Para estas personas, habían pasado unas horas, pero para el mundo exterior pasaron varios días.

el bosque Hoia-Baciu tampoco está exento de la aparición de extraños objetos en el cielo. En agosto de 1968, el bosque fue protagonista de uno de los eventos más famosos realcionados con ovnis. A los 45 años de edad, un técnico militar llamado Emil Barnea ignoró las advertencias de los lugareños y entró en el bosque durante un fin de semana, con su mujer y un grupo de amigos. Por la tarde Emil decidó recoger algo de leña para pasar la noche, cuando se vio alertado por los gritos de sus amigos. Rápidamente se dirigió hacia ellos, cuando vio un extraño objeto volando bajo de color blanco brillante y deslizándose en silencio por encima de los árboles. El extraño objeto pasó de moverse lentamente a realizar maniobras  rápidas, antes de salir disparado hacia el cielo. Pero este no fue el primer avistamiento ovni y tampoco el ultimo, ya que durante la década de 1970, Hoia-Baciu se convirtió en el lugar elegido por un gran número de investigadores de ovnis que consiguieron prueba gráficas sorprendentes.

Y en la actualidad, debido a la gran cantidad de extrañas historias, el bosque se ha convertido en un punto muy importante para la investigación paranormal. Formas humanoides, orbes, extraños susurros, arañazos inexplicables o incluso risas fantasmales. Pero por alguna razón sus experiencias tienden a ser diferentes a la de los lugareños que se han atrevido entrar en el peligroso bosque. Se cree que esto es debido a que las intenciones de los investigadores son muy diferentes a la de los lugareños. También, posiblemente, puede ser debido a que estos supuestos investigadores entran en el bosque con el único objetivo de contactar con las fuerzas del mas allá, y son capaces de recoger las respuestas y capturar anomalías con los equipos electrónicos.

Aunque la mayor actividad sobrenatural parece amplificarse en la zona conocida como “El Círculo”. En lo más profundo de Hoia-Baciu, existe un claro circular entre los árboles, donde muchas personas creen que habitan espíritus malignos. Según las leyendas, en este inusual claro existía antiguamente un asentamiento de campesinos, pero hubo una gran masacre por parte de un grupo de asesinos procedentes de otras regiones.

Se dice que en el ataque se cometieron auténticas atrocidades contra los campesinos, causando que sus espíritus continúen estando presentes dañando a todo aquel que se atreve a entrar en la zona. Muchos expertos en lo paranormal han afirmado ver presencias fantasmales en el interior del círculo e incluso algunos dijeron haber sido víctimas de ataques físicos por fuerzas invisibles.

Fantasmas, espíritus, ovnis… Hoia-Baciu parece ser todo un portal a otras dimensiones. Tal vez algo más allá de nuestro mundo reside dentro del bosque. Pero lo que realmente es sorprendente es que estas alteraciones físicas y mentales en el bosque han llevado a la propia ciencia en busca de anomalías magnéticas, fluctuaciones de los campos electromagnéticos o emisiones de infrasonidos.

La primera persona que realizó una verdadera investigación científica sobre el extraño bosque, fue el biólogo Alexandru Sift. Atraído por las increíbles historias relacionadas con el bosque decidió investigar de primera mano las anomalías.

En los años 50 Alexandru hizo varios viajes al bosque, realizando numerosas investigaciones y gran cantidad de fotografías. Afirmó que mientras realizaba las investigaciones en el interior del bosque vio con sus propios ojos extrañas sombras entre los árboles y escuchó misteriosos susurros. Sin embargo, no abandonó su proyecto, consiguiendo fotografiar formas que no debían estar allí, sombras, e incluso lugares en el bosque donde nunca había estado presente. Alexandru nunca consiguió una respuesta para los fenómenos que se estaban dando en el bosque, pero su investigación fue un punto de referencia para todos los futuros investigadores de lo paranormal.

http://www.mundoesotericoparanormal.com

Uno de los fenómenos más extraños en alta mar a lo largo de la historia es la aparición de barcos fantasmas, embarcaciones que se encuentran a la deriva vagando por los mares sin ningún tipo de tripulación. Uno de los casos registrados más extraños de barcos fantasmas es el del SS Baychimo, que pasó de ser un simple barco fantasma a convertirse en uno de los mayores y más perdurables misterios marítimos de nuestros días.

SD_Baychimo 1

El SS  Baychimo era un buque de vapor de acero de unas 1.322 toneladas que comenzó su carrera como buque en Suecia, donde fue construido en 1914 como buque de carga oceánico para una naviera alemana bajo el nombre de “Ångermanelfven”, operando principalmente entre Hamburgo y Suecia hasta la Primera Guerra Mundial. Debido a las consecuencias de la guerra, el buque fue trasladado a Gran Bretaña, donde fue rebautizado como el SS Baychimo. El SS Baychimo fue adquirido por la compañía naviera “Hudson’s Bay Company” para utilizarlo de transporte de carga a través del Atlántico hasta la costa norte de Canadá. El barco fue utilizado para el transporte de pieles, pero también realizó viajes a Alaska y a la Columbia Británica llevando pasajeros.

El Baychimo operaba con toda normalidad, desafiando los mares agitados, el mal tiempo y los peligrosos témpanos de hielo para llevar a cabo un total de nueve viajes exitosos. Pero el 1 de octubre de 1931, la suerte de la nave cambiaría por completo. El Baychimo transportaba un cargamento de pieles valiosas hacia Vancouver con un cargamento de pieles valiosas cuando una tormenta repentina dejó atrapado el barco en los témpanos de hielo.

La situación para la tripulación era realmente aterradora, no podían continuar su viaje y además el barco se podía hundir. Sin pensarlo, el capitán ordenó a la tripulación que abandonaran el barco para dirigirse a pie a la ciudad de Barrow, que se encontraba a menos de dos kilómetros de distancia. La tripulación consiguió llegar a Barrow sanos. Después de descansar dos días decidieron volver a su barco abandonado, pero cuando llegaron, se sorprendieron al encontrar que el buque se había liberado del hielo en su ausencia y se encontraba a la deriva. 

baychimo-11

El 24 de noviembre, una fuerte tormenta de nieve particularmente cruel dejó sin visibilidad toda la zona. Cuando la tormenta se disipó al día siguiente, y para sorpresa de toda la tripulación, el Baychimo había desparecido. El capitán y la tripulación supusieron que el barco se había hundido en las profundidades gélidas y oscuras. La tripulación abatida decidió regresar a la civilización. Aunque semanas más tarde, un cazador nativo les dijo que había visto el barco a unos 72 kilómetros de donde había quedado atrapado por el hielo. La tripulación emprendió un viaje para recuperar la embarcación. Y así fue, el Baychimo estaba exactamente en el lugar donde el cazador lo había visto. Pero después de examinar a fondo la condición del Baychimo, el capitán decidió que estaba muy dañado para volver a navegar. Por lo que la tripulación recuperó las pieles más valiosas dejando así el barco definitivamente abandonado a su destino.

Y a partir de aquí comenzó el misterio del Baychimo. Muchas personas afirmaron haber visto el barco sobre las frías aguas del Atlántico Norte, totalmente intacto y sin tripulación. Además de los avistamientos, hubo quienes trataron de acceder a la nave, pero parece ser que el barco fantasma acaba eludiéndolos asombrosamente, despareciendo sin dejar ni rastro. Todo intento de abordar el barco abandonado era frustrado de alguna manera, y cada equipo que intentaba la hazaña se veían obligados a dejarlo marchar por una razón u otra.

baychimo

Según los registros históricos, cuando la gente lograba subir a bordo, los témpanos de hielo parecían salir de las aguas circundantes como tiburones atraídos por la sangre. Además, los cables de los remolques conectados al Baychimo en todas las ocasiones se acaban rompiendo ya sea debido a la fuerte marejada, la aparición misteriosa de hielo, o incluso a veces sin razón aparente, como si fueran cortados por una fuerza invisible.

Debido a las dificultades a las que se enfrentaban todos aquellos que trataban de salvar el barco, el Baychimo se ganó la reputación de ser un barco maldito, un mal presagio para aquellos que lo avistaban. En 1939, definitivamente el Baychimo desapareció en la fría extensión del Ártico durante más de 23 años. En un principio, se creía que el barco finalmente se había hundido, pero en marzo de 1962, un grupo de esquimales lo avistó a la deriva cerca de la costa del Mar de Beaufort. El barco fantasma fue posteriormente avistado varias veces más hasta 1969, cuando un equipo de rescate fue a investigar un avistamiento que decía que el Baychimo estaba varado en el hielo, pero cuando llegaron había vuelto a desaparecer. Desde entonces nadie más lo ha vuelto a ver.

The_Baychimo_400

Después de 1969, se creía que el mar se había tragado la embarcación y todas las búsquedas para encontrarlo acabaron en fracaso. En 2006, se produjo el resurgimiento del interés sobre el misterioso destino del SS Baychimo, y el gobierno de Alaska anunció sus intenciones de localizar la embarcación. Pero hasta ahora, no han encontrado nada, como si el barco hubiera desparecido de la faz de la Tierra. El destino de la Baychimo y su cargamento que todavía está intacto, sigue siendo desconocido. La realidad es que el Baychimo continúa siendo un misterio en nuestros mares.

Fuente consultada: www.mundoesotericoparanormal.com

Uno de los peores escenarios que se recuerdan en la Primera Guerra Mundial fue la batalla de Mons, donde hubo una verdadera orgía de sangre y muerte que costó alrededor de 5.600 muertos y heridos entre el bando británico y alemán.

Y entre tanta desgracia, muchos soldados explicaban historias que desafiaban a toda lógica. Algunos hombres afirmaron ser testigos de la aparición de ángeles en los cielos para salvar a la humanidad, mientras que otros explicaban sorprendentes historias de vampiros y despiadados demonios que se llevaban las almas de todo aquel que se encontrara a su paso.

face

en medio de todas estas leyendas sobrenaturales, hubo una historia escalofriante que durante años atormentó a los residentes de la pequeña ciudad de Mons, la aparición de una misteriosa criatura misteriosa durante los intensos combates de la batalla de Mons.

La batalla de Mons fue llamada así por el pequeño pueblo belga de Mons, que se convirtió en el escenario de una feroz batalla entre las fuerzas británicas y alemanas en 1914.

Y mientras los soldados británicos y alemanes combatían en la batalla de Mons, otro peligro acechaba entre tanta barbarie. Una misteriosa bestia demoníaca daba caza soldados británicos y alemanes por igual; un enorme perro que llegó a ser conocido como “el sabueso de Mons”.

black dog 02

La historia del “sabueso de Mons” fue dada a conocer públicamente por el veterano de guerra canadiense F.J. Newhouse en 1919. La crónica fue publicada en el periódico Ada Evening News de Oklahoma, pero pronto todos los medios de comunicación se hicieron eco de la aterradora historia que tuvo lugar en la batalla. Según el relato, el primer avistamiento de esta criatura infernal tuvo lugar cuando el Capitán Yeskes y cuatro soldados británicos desaparecieron durante una misión. Cuando los cuerpos fueron encontrados, descubrieron que algo les había desgarrado la garganta, aunque los más aterrador fue que encontraron marcas de grandes colmillos en la cadáveres. Días después de este extraños suceso, soldados de ambas partes afirmaron escuchar un aullido monstruoso que emanaba de la oscuridad en la tierra de nadie. El aterrado aullido causó que algunos soldados que habían sobrevivido a días de batalla se retiraran inmediatamente.

Los altos mandos ordenaron que partieran más patrullas hacia la tierra de nadie para que investigaran lo que estaba matando a los soldados, pero el resultado era el mismo: eran encontrados mutilados en circunstancias similares, con las gargantas degolladas por alguna enorme bestia. Y los gritos de terror de los soldados alemanes indicaban que estaban sufriendo ataques similares. Los misteriosos aullidos nocturnos aumentaron en frecuencia y algunos de los soldados dijeron haber visto una enorme criatura parecida a un perro de color gris merodeando entre las sombras del abismo de las trincheras.

perro fantasma 01

Newhouse estaba convencido de la existencia del sabueso de Mons, y no solo afirmó que la criatura era real, también dijo que era el resultado de retorcidos experimentos militares alemanes con el objetivo de fabricar armas biológicas. Según escribió el propio Newhouse, un científico alemán llamado Dr. Gottlieb Hochmuller llevó a cabo un experimento con el objetivo de insertar la mente de un psicópata a un perro. Newhouse escribió el siguiente fragmento en agosto de 1919 en el periódico Oklahoman:

“La muerte del Dr. Gottlieb Hochmuller en los recientes disturbios en Berlín ha sacado a la luz los hechos relativos a la perversa habilidad de este científico alemán que han asombrado a Europa. Pero el perro de Mons no fue un accidente, un fantasma, o una alucinación, era el resultado deliberado de uno de los experimentos científicos más extraños y repugnantes que el mundo jamás haya conocido.”

Según Newhouse, el Dr. Hochmuller buscó en todos los manicomios de Europa al peor psicópata para saciar su odio a Inglaterra. Al encontrar el candidato perfecto, el doctor alemán consiguió extraer quirúrgicamente el cerebro y lo implantó en el cuerpo de un gran lobo siberiano. La criatura fue entrenada y luego soltada en el campo de batalla. Otras versiones afirmaban que la criatura había sido alterada para ser más grande y mucho más violenta.

bestia de gevaudan 03

Newhouse dijo que se habían encontrado documentos sobre la muerte del Dr. Hochmuller que exponían exhaustivamente todo el experimento, así como los deseos del médico para dar rienda suelta a la bestia entre las tropas aliadas, y que quedaba totalmente probado que los experimentos fueron reales.

Cabe destacar que la publicación de Newhouse estuvo rodeada de polémica ya que al parecer no se encontraron registros que demostraran la existencia del Dr. Hochmuler. De hecho tampoco se encontraron registros que demostraran que alguna vez hubiera un capitán llamado Yeskes en las filas británicas, lo que sin duda ocasionó un escepticismo sobre el informe en cuestión

Algunos historiadores han sugerido que la criatura eran realmente perros salvajes atraídos por los muertos de los caídos en la batalla, y que eran vistos por los soldados como sabuesos sobrenaturales del infierno.

elcadejobyhikarugad327q

Pero por otra parte, muchos soldados que estuvieron presentes en la batalla de Mos afirmaron escuchar los aterradores aullidos y afirmaron que no correspondían a ninguna criatura conocida.

Fuente consultada:

http://www.mundoesotericoparanormal.com